68°F
weather icon Clear

Trabajadores de hoteles y casinos en Detroit y Massachusetts despedidos por MGM y Wynn

El fin de semana del Día del Trabajo suele ser una despedida del verano.

En algunos hoteles y centros turísticos de todo el país este año, es una despedida para los compañeros de trabajo.

MGM Resorts International confirmó el lunes que mil 100 trabajadores de MGM Detroit se enfrentarán a despidos, mientras que Wynn Resorts Ltd. declaró que 385 de sus mil 300 empleados ya dados de baja temporal serán despedidos del Encore Boston Harbor el martes.

Los despidos son indicativos de un problema más amplio identificado en un análisis publicado el lunes por la American Hotel & Lodging Association (AHLA) que muestra que la industria hotelera de Estados Unidos puede estar al borde del colapso financiero.

Los despidos de MGM en Detroit se esperaban como parte del anuncio de la compañía la semana pasada de que 18 mil empleados de MGM (cerca de un cuarto de la fuerza laboral pre-pandémica de la compañía) serían despedidos el lunes. MGM no reveló cuántos de esos trabajadores están en Nevada, ni ofreció un desglose de los despidos por estado.

La historia es similar en Encore Boston Harbor en Everett, Massachusetts.

“Con los continuos esfuerzos del estado para minimizar la propagación de COVID-19, el Encore Boston Harbor continúa operando con una capacidad significativamente reducida en todas las partes de nuestro centro turístico”, según un comunicado enviado por correo electrónico por el vocero de Wynn, Michael Weaver.

“Al examinar nuestro negocio durante estas condiciones extraordinarias, no creemos que todos los puestos de trabajo de Encore Boston Harbor vuelvan en 2020”, declaró. “Como resultado, estamos tomando la difícil decisión de avanzar en la transición de algunos puestos que actualmente están de licencia temporal a la situación de despido, a partir del 1º de septiembre”.

La American Hotel & Lodging Association indicó que los despidos en Detroit y Boston no son sorprendentes considerando que la organización informó que 4 de cada 10 empleados de hotel despedidos desde febrero no están trabajando.

En su informe “State of the Hotel Industry Analysis: COVID-19 Six Months Later”, la asociación también subrayó:

- Casi dos tercios de los hoteles permanecen en o por debajo del 50 por ciento de ocupación, el nivel en el que la mayoría de los hoteles pueden llegar a un punto de equilibrio y comenzar a pagar la deuda. Miles de hoteles corren el riesgo de cerrar o no podrán volver a contratar personal debido a las continuas y drásticamente bajas tasas de ocupación hotelera, según el informe.

- Los viajes de los consumidores siguen siendo los más bajos de todos los tiempos. Sólo el 33 por ciento de los estadounidenses indican que han viajado por la noche para pasar tiempo libre o las vacaciones desde marzo, y sólo el 38 por ciento afirma que es probable que lo hagan para finales de año. Una encuesta realizada por Morning Consult en nombre de AHLA indicó que sólo el 16 por ciento de los estadounidenses viajaría durante el fin de semana del Día del Trabajo y el sistema de reservaciones Amadeus indicó que la ocupación hotelera era de alrededor del 14 por ciento dos semanas antes del feriado.

- Los principales empleadores de la industria (los hoteles urbanos) se enfrentan al colapso con una ocupación muy baja. Es poco probable que los empleos en los hoteles urbanos vuelvan sin un aumento dramático en la ocupación (lo cual es poco probable) o una acción adicional del Congreso, mencionó la organización.

- El impacto de COVID-19 ha dejado a los hoteles de las principales ciudades de todo el país batallando por mantenerse en el negocio, lo que ha dado lugar a una pérdida masiva de puestos de trabajo y a una drástica reducción de los ingresos fiscales estatales y locales para el año 2020 y en adelante. Las Vegas no estaba ni entre los 10 primeros ni entre los 10 últimos mercados de Estados Unidos afectados por la pandemia del 9 al 15 de agosto. Los centros turísticos de Las Vegas indicaron un 54.4 por ciento de ocupación durante los fines de semana en julio, pero un 36.9 por ciento a mitad de semana, según la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas.

Cuando se confirmaron los despidos de MGM la semana pasada, varios analistas indicaron que era comprensible que las compañías no pudieran traer de vuelta a cada empleado, aumentando los costos laborales en un momento en que las restricciones de salud y seguridad durante la pandemia no permitían que las propiedades pusieran todas las comodidades a disposición de los huéspedes.

Bares, spas, clubes nocturnos y otros entretenimientos afiliados a los centros turísticos, así como las instalaciones de convenciones, han resultado cerrados durante todo o parte del cierre actual.

“No puedes tener a todo el mundo trabajando cuando no tienes el volumen (de negocio) para apoyarlo”, explicó Greg Chase, fundador y director ejecutivo de Experience Strategy Associates con sede en Las Vegas.

LO ÚLTIMO