65°F
weather icon Clear

Temporada de monzones aumenta la preocupación sobre inundaciones en el valle

Se espera que la temporada del monzón de 2018 en el sur de Nevada sea más húmeda de lo normal, lo que provocó advertencias para que los residentes estén listos para una inundación repentina potencialmente mortal.

Mientras que un nuevo pronóstico a largo plazo esta semana dijo que la lluvia estacional y las tormentas eléctricas en el suroeste se espera que sean un 40 por ciento superiores a la media durante la próxima temporada del monzón, es probable que el Valle de Las Vegas reciba un tercio más de lluvia de lo habitual, informó el meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional, John Adair.

La temporada del monzón del suroeste normalmente se extiende desde principios de julio hasta mediados de septiembre, pero varía según las condiciones climáticas.

El sur de Nevada podría ver algo de humedad tan pronto como el 4 de julio, señaló Adair, quien trabaja en la oficina de Las Vegas del servicio meteorológico.

“Estamos viendo la posibilidad de que la humedad comience a acercarse al noroeste de Arizona, hacia el sur de Nevada, cuando llegue el martes o miércoles de la próxima semana, lo cual es normal para el sur de Nevada”, anunció.

Además de las precipitaciones superiores a lo esperado, es demasiado pronto para decir mucho más sobre la próxima temporada de los monzones, afirmó Adair.

Las tormentas eléctricas no se espera que hagan mucho para aliviar las condiciones de extrema sequía que se apoderan de una gran franja del suroeste, dijo. El sur de Nevada está experimentando una sequía moderada.

Las tormentas invernales tienden a traer precipitaciones más generalizadas que hacen más para aliviar las sequías, explicó.

“En la temporada de los monzones tenemos tormentas eléctricas que aparecen”, agregó Adair. “Pueden ayudar un poco, especialmente si tenemos muchos días de tormentas eléctricas, pero realmente confiamos en las precipitaciones de otoño, invierno y principios de la primavera”.

Pero las tormentas de verano, que pueden ser intensas en áreas localizadas, con frecuencia provocan advertencias de inundaciones repentinas, que se emiten cuando los torrentes potencialmente mortales son inminentes o ya están sucediendo, aseguró.

“La gente solo necesita estar al tanto de su entorno” y buscar un terreno más alto cuando las inundaciones sean posibles de suscitarse”.

El Distrito Regional de Control de Inundaciones del Condado de Clark está en medio de un proyecto para instalar túneles de drenaje en el valle noroeste que deberían ayudar.

Se espera que la adición a la red de control de inundaciones, que costará más de 20 mdd, se complete en diciembre. Es uno de los 19 proyectos del distrito de inundación en construcción, a punto de comenzar la construcción o fuera de licitación, por un total de casi 115 mdd. El distrito está formado por representantes del condado y cada ciudad incorporada al mismo.

Las autoridades advirtieron en una conferencia de prensa el miércoles que los residentes deberían evitar los canales de inundación desarrollados cuando aparezcan las tormentas.

Los túneles de inundación son particularmente peligrosos para las personas sin hogar de Las Vegas, que a menudo acampan en los lavaderos.

También es aconsejable vigilar las previsiones meteorológicas, ya que Adair comentó que las tormentas generalmente pueden predecirse con uno o tres días de anticipación.

“En cuanto a determinar cuándo se desarrollan las tormentas eléctricas, ese es un proceso día a día a medida que la humedad aumenta sobre el sur de Nevada”, señaló. “La mayoría de las veces solo buscamos ver cuánta humedad hay disponible”.

LO ÚLTIMO