81°F
weather icon Clear

Se recuperan los niveles de ozono de Las Vegas pese al impacto del COVID-19

El Condado Clark ha visto más días con alta contaminación de ozono este año que en 2019 pese al impacto económico y los cambios en el estilo de vida provocados por el brote de COVID-19, según un nuevo informe del condado.

En la primera mitad de 2020, el Condado Clark reportó cinco días en los que los niveles de ozono excedieron el estándar de salud de la Agencia de Protección Ambiental de 70 partes por billón, comparado con dos días durante el mismo periodo en 2019, según el informe publicado el miércoles por la División de Calidad del Aire del Departamento de Medio Ambiente y Sostenibilidad (DES) del Condado Clark.

El ozono existe de forma natural en la atmósfera superior, pero cuando se produce en la atmósfera inferior puede causar graves problemas respiratorios en los seres humanos.

Con menos coches en la carretera debido a la pandemia de COVID-19, un aumento en la contaminación de ozono puede ser una sorpresa. El tránsito en el área de Las Vegas ha disminuido durante la pandemia, y el Condado Clark reportó una mejora en la calidad del aire en abril.

La American Lung Association (ALA) también notó una mejora en la calidad del aire en todo el país en las primeras semanas de la pandemia, según JoAnna Strother, directora de defensa de la Asociación en Nevada.

“Desafortunadamente fue sólo una pausa temporal”, mencionó Strother. “Hay grandes picos de nuevo en la contaminación”.

No obstante, agregó, la disminución inicial era una señal prometedora de que el establecimiento de normas más estrictas sobre las emisiones de los vehículos mejoraría drásticamente la calidad del aire en todo el país.

Según los datos proporcionados por el Departamento de Transporte de Nevada, el tránsito en la Interestatal 15 se redujo en promedio alrededor del 50 por ciento en abril frente a alrededor del 10 por ciento en junio, en comparación con los mismos meses de 2019.

Las fuentes de ozono reportadas por el Condado Clark en los días en que la contaminación fue más alta este año fueron el transporte por medio del viento desde el sur de California, el ozono creado y transportado por todo el condado, y un día en que el bajo flujo de aire permitió que el ozono se acumulara en la atmósfera baja. Los resultados son preliminares y aún no han sido verificados por la oficina de calidad del aire del condado.

“Horno perfecto para cocinar ozono”

El vocero del DES, Kevin MacDonald, mencionó que el área de Las Vegas, rodeada de montañas, es un punto candente ideal para la contaminación del ozono.

“La geografía, la topografía y el clima se unen para hacer de esta región un horno perfecto para cocinar ozono”, expresó. “Los contaminantes pueden flotar aquí y asentarse como un tazón… si no tenemos los vientos necesarios para limpiarlo”.

La inusualmente baja contaminación de ozono en 2019 se debió probablemente al hecho de que pocos incendios forestales ocurrieron ese año en el sur de California o el sur de Nevada, dijo MacDonald.

Los niveles de ozono se disparan en años con muchos incendios forestales y patrones climáticos que envían viento a Nevada desde California. Los incendios forestales en 2018 causaron una importante contaminación del ozono en Nevada, con 15 días que excedieron el estándar para el 1º de julio. Los tres años anteriores tuvieron ocho días de mucho ozono en el mismo lapso. En general, la contaminación del ozono está en una tendencia descendente en los últimos 15 años, según datos de los condados.

El reciente Incendio Mahogany en Mount Charleston no ardió en los días con vientos que soplaban en dirección a la ciudad y no contribuyó a los días de alto ozono de 2020.

Punto de discordia

En los últimos años, la calidad del aire ha sido un punto de discordia entre el condado y la ALA, que ha citado repetidamente a Las Vegas como una de las ciudades más contaminadas de Estados Unidos por ozono. El condado mantiene que la calidad del aire en el condado está bien dentro de los estándares de la U.S. Environmental Protection Agency.

Strother subrayó que el informe anual de la ALA sobre el estado del aire no es una acusación de los esfuerzos de ninguna ciudad o condado por reducir la contaminación del aire, sino un documento educativo destinado a informar al público sobre los peligros de la contaminación del ozono.

“Nuestro informe es realmente una pieza educativa para que la gente entienda que a veces no se puede ver la contaminación del aire, pero sigue siendo perjudicial para la salud”, señaló Strother. Tanto Strother como MacDonald subrayaron la importancia de prestar atención a las advertencias sobre la calidad del aire y de limitar el tiempo de permanencia en el exterior en los días en que los niveles de ozono son altos.

Factores respiratorios

La exposición al ozono puede causar síntomas respiratorios como tos, sibilancia y dolor en el pecho. La exposición a largo plazo puede empeorar las enfermedades respiratorias como el asma. Los científicos han sugerido que la contaminación del aire también puede exacerbar los síntomas de COVID-19, que a menudo se manifiestan en el sistema respiratorio.

El ozono, un gas inodoro, es el principal componente del smog. A diferencia de otros contaminantes como el dióxido de carbono, el ozono no se libera a la atmósfera directamente. En cambio, se forma cuando ciertos químicos reaccionan con la luz solar. Estos productos químicos, óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles (COV), son emitidos por contaminadores comunes como vehículos, plantas de energía e incendios forestales.

El riesgo de contaminación del ozono es mayor en los días soleados con poco flujo de aire cuando los óxidos de nitrógeno y los COV emitidos reaccionan con la luz para producir ozono. El ozono también puede ser transportado a zonas pobladas por el viento.

El informe del miércoles detalló algunas de las formas en que el estado y el condado han estado reduciendo las emisiones que contribuyen a la contaminación del ozono, incluyendo el uso de vehículos híbridos y el apoyo a la iniciativa del gobernador Steve Sisolak, Clean Cars Nevada. La ALA también apoya la iniciativa y anima a los gobiernos locales a invertir en energía renovable como la solar.

LO ÚLTIMO