81°F
weather icon Clear

¿Yoga para mejorar la memoria? Los expertos opinan sobre un estudio reciente

No es ningún secreto que el yoga es estupendo para el cuerpo y beneficioso para los niveles de estrés. Pero un estudio reciente ha descubierto que practicar yoga durante 50 minutos tres veces por semana también puede mejorar significativamente la memoria.

En el estudio, publicado en la revista Journal of Behavioral Medicine, 86 adultos que trabajaban a tiempo completo participaron en un programa de yoga de intensidad moderada de ocho semanas de duración. Las personas que practicaban yoga durante 50 minutos tres veces por semana no solo presentaban niveles más bajos de estrés y ansiedad, sino que también se presentaban mejor en las tareas cognitivas, lo que sugiere que el yoga puede mejorar la memoria.

Pero, ¿a qué se debe esto? ¿Pueden ciertas posturas tener más efecto sobre la memoria que otras? Esto es lo que dicen los expertos.

Por qué el yoga pudiera mejorar la memoria

Según la neuropsicóloga Karen D. Sullivan, el yoga tiene múltiples y claros beneficios para la salud física y mental relacionados con el aumento de la actividad física, la mejora del bienestar mental y la práctica de la atención plena que promueve. Y la información de este estudio no es del todo sorprendente, afirma.

“Este estudio se inscribe en una serie de estudios que sugieren que el impacto de la capacitación en dos tareas puede ser beneficioso para el funcionamiento cognitivo”, afirma Sullivan. “La capacitación para la doble tarea significa esencialmente intentar hacer dos cosas a la vez, recordar una secuencia específica de posturas corporales en la mente y coordinar esos movimientos en el cuerpo. En varios metaanálisis de personas mayores con deterioro cognitivo se ha demostrado que la capacitación en dos tareas tiene un efecto positivo de pequeño a mediano”.

Y, según Sullivan, algún tipo de capacitación en tareas duales es algo que recomienda a todos sus pacientes con riesgo de desarrollar demencia.

“Para muchas personas, el yoga es la respuesta, ya que disfrutan de la práctica y los beneficios para la salud”, dice. “Para reducir al máximo el riesgo de demencia, invito a mis pacientes a participar en una amplia variedad de actividades que aborden todos los aspectos de su bienestar: físico, mental, cognitivo y espiritual. La salud cerebral es la salud de toda la persona”.

¿Son más beneficiosas ciertas posturas?

Según Radha Metro-Midkiff, directora ejecutiva de Integral Yoga Institute New York, es probable que cualquier tipo de yoga beneficie nuestra memoria, pero ciertas posturas pueden ser especialmente útiles.

La postura del niño es una de ellas. “Arrodíllate en el piso y siéntate sobre los talones. Baja el torso hacia delante, extendiendo los brazos hacia delante o apoyándolos a lo largo del cuerpo. Relaja la frente sobre la esterilla o un cojín”, dice. “Esta postura ayuda a calmar la mente, aliviar el estrés y mejorar la claridad mental”.

Metro-Midkiff añade que cualquier postura de yoga que favorezca la relajación, la reducción del estrés y la mejora de la concentración puede contribuir indirectamente a mejorar la memoria.

“Savasana, o la postura del cadáver, es una de las posturas más eficaces para reducir el estrés”, afirma. “Sin embargo, para aprovechar al máximo los efectos que el yoga puede tener en el cuerpo, es importante hacer una postura de flexión hacia atrás (cobra, langosta, arco), una postura de flexión hacia delante (cabeza a la rodilla o flexión completa hacia delante), una postura de torsión (media torsión espinal) y una inversión (piernas contra la pared con apoyo debajo de los glúteos o una postura de hombros o de cabeza)”.

Estas posturas activan el sistema nervioso simpático o parasimpático, explica, estimulando el nervio vago y aumentando la reducción general del estrés.

Aunque no practiques yoga por el bien de tu memoria, probablemente valga la pena intentarlo: en el peor de los casos, acabarás siendo más flexible y estando mucho menos estresado.

LO ÚLTIMO