109°F
weather icon Mostly Clear

‘Nunca imaginé que tendría que racionar la quimioterapia’

La escasez en todo el país de dos docenas de medicamentos de quimioterapia está provocando racionamiento y retrasos en el tratamiento de pacientes con cáncer, dicen las autoridades locales y nacionales.

“Los medicamentos más importantes que se usan potencialmente para curar el cáncer están escaseando”, afirma el doctor Rupesh Parikh, oncólogo de los Comprehensive Cancer Centers de Nevada.

Según datos del Servicio de Información sobre Medicamentos de la Universidad de Utah, hay escasez de 23 quimioterápicos que se usan para tratar una amplia variedad de cánceres. La mayoría son medicamentos genéricos de bajo costo usados durante décadas y que constituyen “la columna vertebral de muchos regímenes de quimioterapia”, explica Erin Fox, jefa adjunta de farmacia, cuyo equipo en la universidad realiza un seguimiento de la escasez de medicamentos.

La escasez de medicamentos de quimioterapia es la peor desde 2011. En general, la escasez de medicamentos es la peor desde 2014 por razones que incluyen la reducción de la fabricación y el aumento de la demanda.

Parikh dijo que la escasez de medicamentos de quimioterapia, que ha aumentado en los últimos 12 meses, se encuentra ahora en un estado crítico.

“Nunca en toda mi vida imaginé que tendría que racionar la quimioterapia a algunos de mis pacientes, y eso es lo que está pasando”, dijo. “A veces está provocando retrasos en la atención. A veces hay que racionar estos medicamentos a los pacientes que más lo necesitan, lo que en Estados Unidos es inaudito”.

Algunos de estos medicamentos no tienen sustitutos y cuando los tienen, los sustitutos también pueden escasear, dijo.

Cierra una fábrica clave

Uno de estos medicamentos es el cisplatino, que, según Fox, se usa para tratar diversos tipos de cáncer, desde el testicular hasta el cerebral y el de cuello, pasando por el de cuello uterino. También escasea el carboplatino, un sustituto del cisplatino.

Estos medicamentos se usan en muchos regímenes de quimioterapia, por lo que su escasez “podría afectar a un gran número de personas”, dijo Fox.

Esta escasez en concreto se debe a problemas con la fábrica india que produce el 50 por ciento del cisplatino y el 20 por ciento del carboplatino que se suministran en Estados Unidos. La planta también fabricaba el 50 por ciento del suministro en Estados Unidos de metotrexato, otro medicamento común contra el cáncer.

En noviembre, los inspectores de la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) detectaron graves problemas de control de calidad en la planta de Intas Pharmaceuticals que obligaron a suspender la producción. Los inspectores encontraron bolsas de plástico llenas de documentos recién triturados relacionados con la potencia de los medicamentos, entre otros problemas, según un reporte de la FDA.

“Esa fábrica aún no ha arreglado las cosas lo suficiente como para volver a fabricar productos”, dijo Fox. “Realmente necesitamos que las otras empresas aumenten su suministro, pero eso no siempre es un proceso rápido”.

Medicamentos ‘milagrosos’ afectados

Algunos de los medicamentos genéricos que escasean se usan en combinación con terapias innovadoras contra el cáncer.

“Cuando estos medicamentos realmente milagrosos no pueden administrarse porque ni siquiera podemos administrar la quimioterapia tradicional, resulta aún más frustrante”, afirma Michael Ganio, director senior de práctica farmacéutica y calidad de American Society of Health-System Pharmacists.

Según Parikh, esta escasez obliga a los médicos a dar prioridad a los medicamentos para los pacientes de mayor riesgo que podrían curarse con ellos antes que aquellos cuya vida solo se prolongaría.

Los oncólogos son “las personas más innovadoras del mundo”, afirmó, y encontrarán otras formas de tratar a sus pacientes, como incluirlos en un ensayo clínico de un nuevo fármaco. Pero este enfoque es menos que óptimo.

Según Ganio, “uno de los factores que más influyen en el pronóstico de un paciente es recibir la quimioterapia a tiempo y en la dosis completa. Es devastador tener que decirle a un paciente que tenemos que cambiarlo a un régimen diferente que puede tener malos resultados o más efectos secundarios”.

Según Parikh, lo más difícil de decirles a los pacientes es que sus medicamentos no están disponibles en ningún sitio.

“En la UCLA no tienen el fármaco”, explica. “en Johns Hopkins, no tienen el fármaco disponible. Simplemente no están disponibles en todo el país”.

Origen de las causas

Ciertos medicamentos, como los medicamentos para el TDAH y un medicamento para la diabetes que se usa para perder peso, escasean debido a su mayor demanda. Pero en el caso de los medicamentos genéricos contra el cáncer, un factor clave de su escasez es el escaso margen de beneficio que supone fabricarlos, según las autoridades.

“El mayor problema es la rentabilidad”, afirma Christina Madison, profesora asociada de práctica farmacéutica de la Universidad Roseman de Ciencias de la Salud.

“Son medicamentos antiguos, lo que significa que ya no están patentados y son genéricos”, explica. “Y por eso, no generan tanto dinero para el fabricante” como los nuevos medicamentos de marca, lo que significa que hay menos incentivos para seguir fabricándolos.

Los nuevos medicamentos, que suelen tener patentes que prohíben a otros vender copias del mismo medicamento, obtienen precios más altos que compensan el gasto de los estudios en animales y humanos sobre su seguridad y eficacia.

Debido a los escasos márgenes de beneficio de los medicamentos genéricos, “no estamos viendo la inversión en instalaciones y equipos y procesos”, lo que conduce a problemas como la contaminación y la pérdida de calidad, dijo Ganio.

La FDA publicó un reporte en 2018 que encontró la falta de incentivos para invertir en calidad como una causa raíz de la escasez de medicamentos. La falta de transparencia con respecto a las variaciones en la calidad de los medicamentos entre los fabricantes tiene el efecto de bajar los precios, dijo.

Pronóstico de desabastecimiento

Para hacer frente a la escasez de medicamentos, se ha presentado en el Congreso una ley que le avisaría a la FDA si un fabricante observa un aumento de la demanda de un medicamento durante seis semanas consecutivas, explicó Ganio.

La FDA está trabajando con los fabricantes de medicamentos de quimioterapia para acelerar la salida de sus productos. La importación de medicamentos de fabricantes que actualmente no venden sus medicamentos en Estados Unidos es una opción.

La opinión de Ganio es que la escasez de medicamentos de quimioterapia no se resolverá rápidamente.

“Yo diría que esto no va a mejorar hasta dentro de un par de meses por lo menos”, dijo. “Y odio decir eso”.

LO ÚLTIMO