68°F
weather icon Clear

Los casos del hongo ‘superbacteria’ alcanzan una cifra récord en el sur de Nevada

Actualizado February 23, 2024 - 3:49 pm

Enero marcó un récord en el número de casos de “superbacterias” Candida auris reportados por los hospitales y asilos del sur de Nevada, muestran los datos de salud del estado.

Las instalaciones el mes pasado reportaron 69 infecciones invasivas — también llamados casos clínicos — del hongo potencialmente mortal, según datos de la División de Nevada de Salud Pública y del Comportamiento. También se reportaron 133 casos de colonización, en los que el hongo suele habitar en los pliegues de la piel sin enfermar. Aunque los datos son a nivel estatal, la gran mayoría de los casos se han detectado en el sur de Nevada.

El pico de enero puede deberse a retrasos en los reportes y a la adopción de un nuevo reglamento estatal que exige a los establecimientos reportar los casos, según la división de salud. Anteriormente, solo se recomendaba reportar los casos.

“Podría haber habido problemas con el reporte durante las fiestas y las regulaciones aprobadas en diciembre, por lo que podría aumentar el reporte a partir de entonces”, escribió Julia Peek, subadministradora de la división, en un correo electrónico.

Última alta en octubre

El primer caso de C. auris en el sur de Nevada se reportó en agosto de 2021. Para abril de 2022, los funcionarios de salud del estado estaban alertando a las instalaciones médicas sobre brotes en la región, como se reportó por primera vez en el Review-Journal. Tras aumentar en 2021 y 2022, el número de casos clínicos se mantuvo bastante estable en 2023, antes de alcanzar un máximo de 63 en octubre y luego descender, según los datos actualizados. Los casos de colonización, que han ido en constante aumento, se detectan mediante el cribado de personas asintomáticas, que suele realizarse mediante una muestra de la piel.

El hongo puede propagarse de una persona a otra a través del tacto y también del contacto con superficies o equipos contaminados, donde puede sobrevivir durante largos periodos. Suele propagarse en hospitales y centros de cuidados de larga duración, donde son más propensos los pacientes con estancias prolongadas y catéteres, sondas o tubos que se introducen en el cuerpo.

Este hongo resistente a los medicamentos puede invadir el torrente sanguíneo, el cerebro, el corazón u otros órganos de una persona, lo que puede llevarla a la muerte. También puede colonizar la piel, de forma invisible a simple vista, pero aún así ser transmisible, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

Los síntomas más frecuentes de una infección invasiva por C.auris —como la del torrente sanguíneo, el cerebro o el corazón— son fiebre y escalofríos que no mejoran tras el tratamiento antibiótico de una presunta infección bacteriana.

Se han reportado 1,085 casos clínicos y 1,785 colonizaciones desde 2021 en Nevada, con la mayoría en el sur de Nevada. Nevada reportó el mayor número de casos en el país en 2022, a pesar de que fue uno de los 28 estados que no obligaron a reportar.

Los funcionarios de salud de Nevada han dicho que las cifras reflejan los esfuerzos proactivos para detectar el patógeno y controlar su propagación.

Sunrise Hospital and Medical Center, el mayor centro de cuidados intensivos de Nevada, ha reportado el mayor número de casos en el estado. A diferencia de otros centros, examina activamente a los pacientes de riesgo para detectar el hongo, según sus responsables.

Se evalúa a todos los pacientes mayores de 18 años por si corren riesgo de contraer el hongo y se realizan pruebas a los que presentan un riesgo elevado, según escribió el miércoles en un correo electrónico el doctor Steven Merta, director médico del hospital. En enero, el hospital comenzó a realizar pruebas semanales a los pacientes con quemaduras, una medida que supera las recomendaciones de los CDC.

‘Un mal camino’

Representantes de los CDC declararon la pasada primavera que el hongo se estaba extendiendo a un “ritmo alarmante” en Estados Unidos, con una triplicación del número de casos resistentes al antimicótico más recomendado para usar en el tratamiento de infecciones.

El hongo sigue mutando de forma que los fármacos existentes resultan menos eficaces, afirmó Mark Pandori, director del Laboratorio de Salud Pública del Estado de Nevada, en la Universidad de Nevada, Reno.

El laboratorio estatal, que analiza genéticamente los casos de C. auris en el estado, ha observado un brusco aumento de las mutaciones en el último año que hacen que el tratamiento sea menos eficaz, lo que permite que el hongo siga propagándose y evolucionando, dijo Pandori.

“Esas mutaciones están apareciendo, y es un mal camino”, dijo.

Más de una de cada tres personas que desarrollan una infección invasiva muere, según los CDC. Muchos de los que mueren padecen otras enfermedades graves. Las personas sanas no suelen desarrollar infecciones invasivas.

El estado ya no revela el número de muertes de personas con el hongo, alegando que la causa de la muerte en estos casos es difícil de determinar y que no existe una definición nacional de muerte por C. auris. Los críticos han señalado que, por el contrario, las muertes en pacientes con el COVID-19 que tenían condiciones de salud subyacentes fueron contadas como muertes por el COVID-19 por el gobierno federal.

Hasta marzo de 2023, se habían producido 103 muertes en pacientes con C. auris, según declaró un portavoz del Departamento de Salud y Asuntos Humanos de Nevada al Review-Journal el año pasado.

LO ÚLTIMO