81°F
weather icon Cloudy

“La salud mental es salud”: terapeuta de LV trabaja para reducir el estigma de buscar ayuda

Durante sus dos décadas de trabajo en Las Vegas, Sherita Childress ha sido testigo de cómo la comunidad afroamericana ha adoptado la atención a la salud mental.

Childress, trabajadora social clínica y terapeuta licenciada, afirma que se trata de un cambio bien recibido después de que una historia de privación de derechos hiciera que los afroamericanos se mostraran recelosos a la hora de buscar recursos de salud mental.

“La cabeza no está separada del cuerpo”, afirma Childress. “Tienen que saberlo. Hay que normalizarlo, y ese mensaje tiene que sonar fuerte”.

Childress, quien nació y se crio en Las Vegas, se autodenomina “Terapeuta de Las Vegas” por los profundos vínculos de su familia con la zona. Su familia se trasladó a Las Vegas desde el sur en la década de 1950. Sus abuelos trabajaron en hoteles y en el sitio de pruebas de Nevada.

“Siempre nos inculcaron que estudiáramos y que hiciéramos más de lo que ellos pudieron hacer con sus oportunidades”, dice Childress.

Childress ha trabajado con niños en régimen de acogida, ha ofrecido terapia a empleados de empresas locales y en diciembre acudió a la UNLV para atender a estudiantes, personal y policías tras el tiroteo. Childress trabajó en el St. Jude’s Ranch for Children y SafeNest como directora clínica en ambas organizaciones.

Sheldon Jacobs, terapeuta matrimonial y familiar licenciado en Las Vegas, forma parte de la junta directiva de la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales.

Jacobs conoce a Childress desde hace unos 10 años y dijo que ella es capaz de normalizar la conversación en torno a la salud mental que disminuye el estigma que la gente tiene sobre la obtención de ayuda.

“Desde el primer día, a Sherita le ha apasionado usar su experiencia, conocimientos y diversas habilidades para empoderar a la comunidad afroamericana mediante la concienciación por medio de muchas plataformas”, escribió Jacobs en un correo electrónico. “Ella entiende la importancia de difundir la alfabetización en salud mental para que las personas puedan tomar decisiones más informadas sobre el tratamiento y los servicios de apoyo”.

Además de su consulta privada y su trabajo en la comunidad, Childress usa las redes sociales para educar a la gente de forma divertida sobre la importancia de la salud mental.

“No tienen por qué avergonzarse. No tienen por qué apenarse”, afirma Childress. “En nuestra comunidad, en la comunidad afroamericana, es saludable. La salud mental es salud. Es un componente saludable aprender sobre su salud mental, cuidar de su salud mental y obtener los recursos que están disponibles en nuestra comunidad”.

Childress dijo que quiere invertir un estigma desarrollado en la comunidad afroamericana durante décadas, según el cual los problemas personales quedaban dentro de la familia en lugar de compartirse.

Childress es miembro de Nehemiah Ministries, una iglesia cerca de Gowan Road y Rancho Drive.

“En ninguna parte de la Biblia encontramos que sea pecado necesitar ayuda. Nunca se nos ha impedido pedir ayuda”, dijo el reverendo Kelcey West. “Eso es lo que hace que el estigma contra la búsqueda de ayuda para la salud mental sea como un crimen”.

Childress sirve a su iglesia proporcionando un ministerio de salud mental a sus compañeros.

“Ojalá todos los pastores tuvieran una Sherita en su congregación”, dijo West. “Tener una Sherita en nuestras congregaciones ayudaría a que nuestras congregaciones fueran más sanas”.

West forma parte de la junta directiva de organizaciones locales como 100 Black Men of Las Vegas, el Salvation Army y la Urban Chamber of Commerce.

Dijo que el estrés de sus responsabilidades “sacó lo mejor de él”, lo que lo llevó a buscar ayuda.

“Es bueno sentirse bien. No estar enojado en el trabajo”, dijo West. “No tener la mente nublada. Me siento bien siendo creativo y libre”.

LO ÚLTIMO