91°F
weather icon Clear

El cáncer de colon aumenta entre los adultos jóvenes

Actualizado March 14, 2023 - 2:40 pm

Cuando a Fredrick Allen Rivers Jr. le diagnosticaron cáncer de colon a los 31 años, nunca había escuchado que alguien tan joven padeciera una enfermedad más comúnmente asociada con el envejecimiento.

Pero de 1995 a 2019, las tasas de cáncer colorrectal se duplicaron entre las personas menores de 55 años, incluso cuando la incidencia general disminuyó, según nuevos datos de la Sociedad Americana del Cáncer. Los adultos menores de 55 años representaron alrededor del 20 por ciento de los diagnósticos de cáncer colorrectal en 2019.

Además, estos cánceres se están diagnosticando en una etapa posterior, cuando son más difíciles de tratar y es más probable que se hayan esparcido. Se cree que la genética desempeña un papel en el cáncer de colon a cualquier edad, así como factores relacionados con el estilo de vida, como fumar o comer demasiados alimentos procesados. Los investigadores siguen estudiando qué causa el cáncer de colon y qué factores ponen en riesgo a los adultos cada vez más jóvenes.

“Es alarmante ver lo rápido que se está rejuveneciendo el conjunto de la población de pacientes, a pesar de la disminución de las cifras en la población general”, afirma en un comunicado Rebecca Siegel, directora científica senior de American Cancer Society.

La tendencia demuestra por qué American Cancer Society y U.S. Preventive Services Task Force recomiendan empezar el cribado del cáncer de colon a los 45 años, en lugar de a los 50”.

Bajos índices de cribado

“Existe una clara relación entre las tasas de cribado del cáncer de colon y su incidencia”, afirma Ahmedin Jemal, vicepresidente senior de American Cancer Society. “¿Por qué los jóvenes tienen una tasa más alta? Directamente porque sus tasas de cribado son muy bajas”.

El cáncer de colon es uno de los tipos de cáncer más prevenibles y tratables, gracias a las colonoscopias y los análisis de heces, muy eficaces para detectar pólipos precancerosos. Estas pruebas están cubiertas por la mayoría de los seguros.

Sin embargo, solo el 20 por ciento de los adultos de entre 45 y 49 años estaban al día con las pruebas de detección del cáncer colorrectal, en comparación con el 70 por ciento de los adultos de entre 50 y 75 años, según los datos de American Cancer Society para 2020.

Rivers, que vive en Williamstown, Nueva Jersey, empezó a someterse a colonoscopias rutinarias cerca de su cumpleaños 30 porque se consideraba que tenía un mayor riesgo de padecer cáncer de colon.

Le diagnosticaron una enfermedad hepática cuando era adolescente y necesitó un trasplante de hígado a mediados de sus 20 años. Rivers también padece colitis ulcerosa, una afección gastrointestinal que elevaba su riesgo.

Aunque Rivers estaba acostumbrado a acudir al médico con regularidad, muchos hombres de su edad ni siquiera se molestan en hacerse un chequeo anual, explica Jemal.

“No estaría aquí ahora mismo si tuviera ese tipo de mentalidad”, dijo Rivers.

¿Quién corre riesgo?

Las tasas de cáncer colorrectal fueron un 33 por ciento más altas en hombres que en mujeres en todos los grupos de edad de 2015 a 2019, según el reporte estadístico 2023 de American Cancer Society, publicado el 1° de marzo.

Otros hallazgos clave:

1. Las tasas de cáncer colorrectal disminuyeron alrededor del uno por ciento anual en la última década. Esto ocurre después de que las tasas de incidencia cayeran alrededor de un tres por ciento al año entre 2000 y 2010.

2. Los diagnósticos de cáncer de colon aumentaron un dos por ciento al año entre las personas menores de 55 años.

3. Los cánceres que ya se habían esparcido a otras partes del cuerpo al momento del diagnóstico representaron el 60 por ciento de todos los diagnósticos en 2019, desde un mínimo del 52 por ciento a mediados de la década de 2000.

¿Qué causa el cáncer de colon?

En cuanto a qué causa el cáncer de colon en primer lugar, los investigadores todavía lo están investigando.

Los antecedentes familiares de la enfermedad son el factor de riesgo más fuerte que los investigadores han identificado. Las personas con un familiar de primer grado -padre, hermano o hijo- diagnosticado de cáncer colorrectal tienen hasta cuatro veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad, reporta American Cancer Society

Según el reporte de American Cancer Society, cerca del 55 por ciento de los casos de cáncer colorrectal están relacionados con factores relacionados con el estilo de vida, como una dieta poco saludable, una actividad física insuficiente, un elevado consumo de alcohol y el tabaquismo.

Un aumento similar de otros tipos de cáncer -como el de mama y el de páncreas- entre los adultos más jóvenes podría apuntar a factores ambientales que aún no se han estudiado a fondo, señaló Jemal.

“Nos preguntamos si está pasando algo más”, dijo.

Jemal y sus colegas le piden a la gente que hable con sus familiares directos para identificar si pueden tener un riesgo genético de cáncer de colon y discutir con su médico cuándo comenzar las pruebas de detección.

El camino de un joven

En el caso de Rivers, a pesar de empezar a hacerse colonoscopias regulares años antes de lo recomendado para adultos de riesgo promedio, su cáncer ya estaba avanzado cuando se lo diagnosticaron en 2012. Fue necesario extirparle todo el colon.

La intervención requirió dos cirugías: Primero los médicos le extirparon el colon y varios meses después, una vez curado, le volvieron a conectar el tracto gastrointestinal.

En 2019, durante un examen de seguimiento rutinario, los médicos descubrieron que el cáncer había reaparecido, esta vez en el riñón. Le operaron para extirparle parte del riñón izquierdo.

La reaparición del cáncer ocurrió justo cuando Rivers empezaba a sentirse como antes.

Ahora disfruta pasando tiempo con su esposa y sus hijos al aire libre o cocinando platos sanos, cualquier cosa que le permita pensar, por un momento, en lo agradecido que es hoy por su salud.

“Tengo mis días buenos y mis días malos”, dice Rivers.

LO ÚLTIMO