67°F
weather icon Clear

Autoridades de salud: La rara infección cerebral no se transmite de persona a persona

Actualizado May 2, 2023 - 12:17 pm

Un tipo raro y grave de infección cerebral, cuyos casos aumentaron bruscamente en los niños del Condado Clark, no es una enfermedad transmisible que se propaga de persona a persona, enfatizaron las autoridades de salud el lunes.

El año pasado, 18 niños del condado con edades comprendidas entre los cuatro y los 15 años fueron diagnosticados con un absceso cerebral, una bolsa llena de pus que en estos casos es el resultado de una sinusitis bacteriana o una infección de oído, según la información actualizada proporcionada en una reunión informativa del Distrito de Salud del Sur de Nevada el lunes. En cambio, la mediana de casos entre 2015 y 2021 fue de cuatro.

“Esto no es algo que vayas a adquirir sentado al lado de alguien o que tu hijo adquirirá en la escuela o en el autobús escolar”, dijo la doctora Taryn Bragg, neurocirujana pediátrica del Intermountain Primary Children’s Hospital, que trató los casos locales.

La causa del aumento de casos sigue siendo un misterio, pero los investigadores continúan buscando pistas.

“Aún no tenemos una respuesta clara sobre lo que podría haber causado la epidemia en nuestro condado”, afirma la doctora Jessica Penney, funcionaria del servicio de inteligencia epidemiológica de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades que trabaja en el Distrito de Salud.

El objetivo es seguir trabajando con los proveedores de servicios médicos locales para monitorear los casos y “comprender mejor lo que puede estar sucediendo aquí”, dijo.

Los investigadores de la enfermedad examinaron si los niños afectados tenían algún factor de riesgo inusual o experiencias comunes, examinando los antecedentes de viaje, la exposición al humo ambiental y la enfermedad por el COVID-19, pero no encontraron nada inusual, dijo Penney.

Los investigadores pudieron hablar con 14 de las familias, que dijeron que sus hijos no habían tenido ningún caso reciente de COVID-19. La mayoría de los niños también fueron sometidos a la prueba del COVID-19 en el hospital y dieron negativo para el virus.

Una teoría que los investigadores siguen estudiando es si la menor exposición a la enfermedad durante la pandemia -debida a medidas como el cierre de las escuelas y el distanciamiento social- podría haber debilitado el sistema inmunitario de los niños, un concepto conocido como deuda de inmunidad.

Por el momento no hay datos que respalden esta teoría, según Penney.

Signos y síntomas

Los jóvenes pacientes tratados por Bragg estaban gravemente enfermos y sufrían convulsiones, debilidad y dificultades en el habla y el lenguaje. El tratamiento incluía antibióticos a largo plazo y múltiples intervenciones quirúrgicas. La naturaleza de las operaciones dependía de la extensión y el lugar exacto de la infección, e incluía el drenaje de las zonas infectadas y la extirpación de una parte del cráneo para permitir la inflamación del cerebro.

Todos los niños se han recuperado totalmente o casi totalmente de sus infecciones. “Sin embargo, si no se trataran, podrían ser absolutamente mortales”, dijo Bragg.

Bragg aconsejó a los padres que los síntomas persistentes, como secreciones nasales descoloridas y fiebre alta, deben consultarse con un médico.

“Si se tiene una sinusitis o una infección de oído que requiera drenaje, si pudiéramos tratarlas antes, quizá no se habrían convertido en infecciones cerebrales”, dijo.

Hay pruebas testimoniales de que los casos están aumentando no solo en niños, sino también en adultos, y en otras partes del país, dijo Bragg, que ha hablado con sus compañeros médicos en la costa oeste y en otras partes del país. Al no ser obligatorio reportar estas infecciones, no hay datos que apoyen la idea de un aumento más generalizado.

Ha sido tranquilizador, dijo, que los datos preliminares para el condado muestran que los casos han comenzado a disminuir.

LO ÚLTIMO