91°F
weather icon Clear

Reporte vincula adolescentes con asesinato de un indigente cerca de Las Vegas Wash

Un reporte publicado el miércoles ofrece nuevos detalles sobre cómo la policía identificó a cuatro adolescentes sospechosos del tiroteo mortal de un indigente en agosto.

Gabriel Campos, de 17 años, Carlito Amaya, de 17 años, Dilan Sosa González, de 18 años, y Rodrigo Flores, de 19 años, fueron detenidos entre el 18 de agosto y el 15 de septiembre por la muerte de Juan Llamas, de 22 años, según los registros judiciales.

La policía cree que al menos seis adolescentes se reunieron el 17 de agosto cerca de North Sandhill Road y East Owens Avenue para beber cerveza, según un reporte de arresto del Departamento de Policía Metropolitana.

Un video entregado a la policía por un vecino mostraba al grupo enzarzándose en una pelea con un hombre, más tarde identificado como Llamas, antes de que los adolescentes lo persiguieran hasta un puente peatonal.

El video no captó el momento en que la policía cree que los adolescentes dispararon a Llamas mientras este huía, según el reporte. Momentos después, el grupo volvió a aparecer en la cámara huyendo del puente donde se encontró a Llamas.

Murió en el University Medical Center por una herida de bala en la cabeza, según la oficina forense del Condado Clark.

Los adolescentes se fueron en un coche plateado de cuatro puertas y en un Chevrolet Monte Carlo azul, dijo la policía. El Monte Carlo fue detenido más tarde con Amaya y Campos dentro. Otro adolescente salió corriendo cuando el coche se detuvo.

Un agente que patrulla esa zona dijo a los detectives de homicidios que Campos era conocido por salir con Sosa González. Cuando la policía hizo una inspección en el teléfono de Sosa González, encontraron textos con Flores siete minutos antes del tiroteo, según el reporte de arresto de Flores.

Los investigadores descubrieron que el coche plateado que se vio salir de la escena coincidía con el Ford Focus 2010 de Flores. Cuando la policía confrontó al adolescente con las imágenes que lo mostraban junto a su coche en la escena, Flores afirmó que había vendido su coche y que había perdido su teléfono “no hace mucho tiempo”, según el reporte.

“Flores declaró que nunca puso las manos sobre nadie y que nunca persiguió a nadie a través del puente”, escribió la policía.

Los cuatro fueron acusados de asesinato y conspiración. Los registros judiciales muestran que se declararon culpables el 24 de noviembre, pero no se ha fijado la fecha del juicio.

LO ÚLTIMO