86°F
weather icon Mostly Cloudy

Recibieron comida miles de necesitados en Thanksgiving

Cuando se tiene casa, alimentos en la mesa y una cama confortable difícilmente se pueden imaginar las dificultades que pasan los desamparados. En Caridades Católicas del Sur de Nevada ayudan a que estas personas al menos el Día de Acción de Gracias tengan una comida caliente y alguien que les dice “bienvenidos, pasen a comer”.

Lo anterior se desprende de comentarios hechos por trabajadores de la cocina de dicha organización y voluntarios, que el jueves 22 de noviembre prepararon y sirvieron una comida de Thanksgiving, o en español Día de Acción de Gracias, como lo hace desde hace muchos años en sus instalaciones situadas en 1501 Las Vegas Boulevard North.

“Cocinamos más de 750 libras de pavo y 500 de papa, además de los vegetales y todo lo que lleva una comida tradicional de Thanksgiving”, explicó el chef Jun Lao. “Es mi trabajo pero lo hago con gusto, me siento orgulloso de lo que hace Caridades Católicas porque es para gente muy necesitada”.

Por su parte la nutricionista Yoelis Isaac comentó que esa comida especial y las otras que con regularidad preparan son para gente que no tiene casa, que vive con dificultades. “Esto a veces no se puede entender cuando uno tiene su casa con todas las comodidades y no falta la comida”, expresó la voluntaria mientras ayudaba a servir los generosos platos.

Leslie Carmine, vocera de Caridades Católicas, en plática con El Tiempo afirmó que todos los días tienen comida para ofrecer a la gente desamparada, pero ese día fue especial e incluso contaron con cien voluntarios.

Entre los ayudantes externos hubo algunos representantes, como el fiscal general electo Aaron Ford; la ex-congresista Shelley Berkley (con familiares), el congresista Rubén Kihuen, los boxeadores Badou Jack, Amer Abdallah y Viddal Riley, y Nick Carter, del grupo Back Street Boys.

Aaron Ford, colaboró en la puerta para dar la bienvenida y encaminar a los comensales. Antes de empezar comentó a este semanario que “Thanksgiving es especial, yo vengo con mis hijos, aquí están los tres ayudando. Es importante hacer esto para entender que cuando tenemos todo en nuestras vidas hay otros que no tienen nada; es necesario ayudar y servir”.

Por otro lado, de entre la gente sentada, Luis Rocha, de 75 años de edad y originario de Durango, comentó que estaba “muy agradecido por la comida tan especial. Estoy solo. Me siento sano, aunque ando con bastón, pero me cuido… Aquí me siento bien y mire voy a comer bien”.

Aparte de la comida caliente de Thanksgiving para mil personas, Caridades Católicas entregó pavos y comida preparada a gente necesitada. Según informó Carmine, días atrás la agencia entregó pavos congelados a aproximadamente 4, 200 familias de escasos recursos, cada uno con lo necesario para preparar la tradicional cena.

Además con su programa regular “Comidas a domicilio”, la agencia entregó 2,125 paquetes de alimentos balanceados y preparados a personas mayores de edad que, por enfermedad o invalidez, no pueden salir de sus hogares.

La vocera de Caridades Católicas enfatizó en que esta agencia no lucrativa ofrece desayunos y almuerzos todos los días, gratuitos y de muy bajo costo. “Todos estos esfuerzos y la comida no sería posible ofrecerlos a la gente desamparda, sin la cooperación de diversos donadores y patrocinadores. Es una misión comunitaria”.

LO ÚLTIMO