51°F
weather icon Windy

Quiere detener candidato a gobernador el acuerdo del estadio Raiders

CARSON CITY: los fondos están en vigencia, los bonos se venden y ya se está vertiendo concreto.

Según todos los informes, el nuevo estadio de los Raiders en Las Vegas está en camino de completarse antes de la temporada 2020 de la NFL.

Es decir, a menos que Dan Schwartz, el tesorero estatal republicano que se postula para gobernador, se salga con la suya.

En una entrevista con el Las Vegas Review-Journal, Schwartz mencionó que tiene un plan para frenar el proyecto si se muda a la Mansión del Gobernador en Carson City.

Él dejaría el estadio solo en un desierto sin carreteras justo al salir del Strip hasta que los Raiders acordaran volver a tramitar el trato.

“Suponiendo que soy elegido, no podría interferir con los diversos contratos que existen”, dijo Schwartz. “Pero el gobernador controla los caminos. Lo que haré es decirles que pueden construir el estadio de 2 bdd, pero que no van a tener carreteras”.

Schwartz prometió retener fondos para carreteras hacia y desde el estadio, como autopistas y rampas, hasta que se vuelva a tramitar el acuerdo para eliminar los 750 mdd de impuestos que ayudan a financiar el estadio, el mayor subsidio fiscal para un estadio deportivo profesional.

Señaló que no quiere deshacer el impuesto, pero sí quiere redirigir ese dinero a la educación, específicamente para aumentar los salarios de los maestros y financiar las cuentas de ahorro para la educación.

Steve Hill, consejero delegado y presidente de la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas y presidente de la junta que supervisa el proyecto del estadio, respondió que dicha medida empañaría la reputación de Nevada.

“Ese acuerdo está en marcha, y no hay forma de revertir eso”, destacó Hill.

También enfatizó que el proyecto de ley aprobado en 2016 allanó el camino para que el contrato con los Raiders fuera aprobado con un apoyo bipartidista significativo.

“Espero que sea quien sea nuestro próximo gobernador apreciaría que el estado haya tomado una decisión colectiva sobre esto, y que haya pasado a través de la Legislatura con una gran mayoría en ambas cámaras”, agregó. “Creamos una ley que fue muy directa y delineó el proceso, y hemos seguido el compromiso que se hizo con los Raiders”.

Schwartz ha sido durante mucho tiempo un crítico del subsidio de los contribuyentes aprobado en 2016. Esa pieza clave de financiamiento para el proyecto de 1.9 bdd ayudó a atraer a los Raiders lejos de Oakland.

Y él no es el único candidato que tiene un problema con el trato.

En el lado demócrata de la carrera, los fondos del estadio se están convirtiendo en uno de los temas clave entre los Comisionados del Condado de Clark, Steve Sisolak y Chris Giunchigliani.

Sisolak fue el principal impulsor del proyecto “Raiders”. Giunchigliani es crítico con el acuerdo, pero no cree que pueda deshacerse.

“Chris se opuso a esto desde el principio. Desafortunadamente, por la forma en que se estructura el acuerdo, el subsidio de 750 mdd no se puede redireccionar a prioridades importantes como la educación”, agregó su gerente de campaña, Eric Hyers, al Review-Journal en un comunicado.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO