70°F
weather icon Clear

Psicólogo de Henderson se declara culpable de homicidio por la muerte de su esposa

Un psicólogo de Henderson acusado de matar a su esposa abogada en 2015 se declaró culpable el martes de homicidio voluntario.

Los fiscales y los abogados de Gregory “Brent” Dennis, de 59 años, indicaron previamente que estaban preparados para llevar el caso a juicio, pero se retrasó en septiembre de 2020 debido a la pandemia de COVID-19. En su lugar, Dennis se declaró culpable el martes por la muerte de su esposa, Susan Winters, de 48 años, que también era juez a medio tiempo en North Las Vegas.

Dennis presentó lo que se conoce como una declaración Alford, lo que significa que solo admitió que los fiscales tenían suficientes pruebas para demostrar su culpabilidad.

“Para él era todo o nada; va a juicio, el jurado lo condena, y va a prisión por el resto absoluto de su vida”, dijo el fiscal Marc DiGiacomo tras la audiencia del martes.

DiGiacomo y el abogado defensor de Dennis, Richard Schonfeld, acordaron una pena de entre tres y diez años de prisión para este hombre de 59 años, aunque su sentencia será decidida en última instancia por un juez. Si un juez no sigue el acuerdo, entonces Dennis podría retirar su declaración de culpabilidad y potencialmente ir a juicio.

“Brent Dennis resolvió este caso sin hacer ninguna admisión de culpabilidad con el fin de que su vida vuelva eventualmente a la normalidad”, dijo Schonfeld el martes en un comunicado enviado por correo electrónico.

DiGiacomo dijo que, teniendo en cuenta la edad de Dennis, cree que una sentencia de diez años “es una solución bastante razonable”.

“Para mí, estoy viendo a un hombre de 60 años, y lo que es la justicia”, dijo.

La jueza de distrito Michelle Leavitt ordenó que Dennis volviera al tribunal el 10 de mayo para ser sentenciado.

La esposa de Dennis fue encontrada muerta en enero de 2015 en la casa de la pareja. Su muerte se dictaminó inicialmente como un suicidio, pero Dennis fue arrestado por el cargo de asesinato en febrero de 2017.

Ha permanecido en libertad bajo una fianza de 250 mil dólares, que pagó días después de su detención.

Después de que Dennis confirmara que se declaraba culpable durante la audiencia del martes, DiGiacomo expuso el caso del estado, que dijo que era “altamente complejo con un montón de pruebas circunstanciales”.

Unos dos meses después de la detención de Dennis y tras los reportajes del Review-Journal que planteaban dudas sobre cómo murió Winters, la oficina forense del Condado Clark cambió la forma de muerte de Winters a indeterminada, lo que indicaba que los investigadores no podían determinar si se trataba de un suicidio o de un homicidio.

Basándose principalmente en la información proporcionada por Dennis en ese momento, la oficina forense había concluido que Winters murió por suicidio tras consumir una cantidad letal de analgésicos recetados y anticongelante. Los investigadores determinaron posteriormente que Dennis había mentido a la policía sobre la muerte de su esposa y que tenía un motivo económico para matarla, según el reporte de su detención.

En el momento de la muerte de Winters, la pareja estaba al borde de la separación, dijo DiGiacomo. Dennis estaba lidiando con una adicción a la cocaína que estaba agotando sus finanzas, y habría heredado unos dos millones de dólares, incluyendo una póliza de seguro de vida de un millón de dólares a la muerte de su esposa.

DiGiacomo dijo que después de la medianoche del 3 de enero de 2015, Dennis realizó búsquedas en internet sobre cuánto tiempo tardaría el etilenglicol, utilizado en el anticongelante, en matar a una persona. Los investigadores también determinaron que antes de que Winters muriera, Dennis condujo hacia y desde The Orleans, donde se sabía que obtenía cocaína y oxicodona de su distribuidor de drogas, dijo DiGiacomo.

DiGiacomo agregó que después de que Winters tomara los opioides, Dennis “esperó a que dejara de respirar” para llamar al 911. Fue llevada a un hospital, donde murió después de que Dennis emitiera una orden de no reanimación para ella, dijo DiGiacomo.

El lunes después de la muerte de Winters, Dennis depositó un cheque de 180 mil dólares en su cuenta, dijo DiGiacomo. Los investigadores determinaron que la noche anterior a la muerte de su esposa, se realizó una llamada a su banco desde el teléfono móvil de Dennis.

Más tarde le dijo a un amigo que tomó el dinero de la cuenta de su esposa porque “sabía que cuando ella muriera sus padres congelarían esa cuenta”, dijo DiGiacomo.

“El problema para el señor Dennis es que sabía unas nueve horas antes de su muerte que ella iba a morir”, dijo.

LO ÚLTIMO