48°F
weather icon Light Rain

Senadora de Arizona pasa de demócrata a independiente

WASHINGTON – La senadora demócrata Kyrsten Sinema, de Arizona, anunció el viernes que se ha registrado como independiente, un movimiento que podría reforzar su marca política pero que no pondrá en jaque la estrecha mayoría demócrata en el Senado. Dice que no se unirá a los republicanos.

Sinema, que se enfrenta a la reelección en 2024, ha modelado su enfoque político en el estilo inconformista del fallecido senador republicano John McCain de Arizona. Una fuerza vibrante pero a menudo impredecible en el Senado, tiende hacia la vena independiente del estado, frustrando a veces a sus colegas demócratas con sus acercamientos a los republicanos y su oposición a las prioridades demócratas.

En lugar de atacar al Partido Demócrata en su declaración del viernes, dijo que estaba “declarando mi independencia del sistema partidista roto de Washington”.

Aunque no es habitual que una senadora en activo cambie de partido, la decisión de Sinema puede tener más impacto en su propio sustento político que en el funcionamiento del Senado. Sinema tiene previsto seguir ocupando cargos en comités demócratas. Su decisión se produce pocos días después de que los demócratas ampliaran su mayoría a 51-49 para el nuevo año, tras la victoria del partido en la segunda vuelta de las elecciones de Georgia.

En caso de empate en las votaciones, la vicepresidenta Kamala Harris seguirá aportando el voto ganador para los demócratas.

Sinema se unirá a un pequeño pero influyente grupo de senadores independientes alineados con los demócratas: el senador Angus King, de Maine, y el senador Bernie Sanders, de Vermont.

En un video explicando su decisión, dijo: “Registrarme como independiente y presentarme a trabajar con el título de independiente es un reflejo de lo que siempre he sido. …Nada cambiará para mí”.

En la Casa Blanca, la secretaria de prensa Karine Jean-Pierre elogió a Sinema como una “socia clave” en la aprobación de algunas de las prioridades del presidente Joe Biden y dijo que el cambio “no cambia la nueva mayoría demócrata en el Senado. …Tenemos todos los motivos para esperar que seguiremos trabajando con éxito con ella”.

Sinema no ha dicho si se presentará a la reelección en 2024, pero su cambio revuelve el panorama cuando los demócratas ya se enfrentan a un duro camino para mantener el control del Senado. Su cambio corre el riesgo de dividir el voto demócrata en Arizona entre Sinema y el eventual candidato demócrata, dando a los republicanos una sólida apertura.

Una boleta electoral dividida podría ayudar a los republicanos en sus esfuerzos de reclutamiento, ya que buscan presentarse mejor que sus pérdidas en las recientes elecciones de mitad de mandato. La debilidad del Partido Republicano contribuyó a la reelección del senador demócrata Mark Kelly en Arizona el mes pasado.

Un comité de acción política, Primary Sinema, que está recaudando dinero para apoyar a un posible contrincante, dijo que el dinero que ya ha recaudado se usará ahora para respaldar a “un verdadero demócrata” en 2024.

Abandonar el Partido Demócrata es una evolución sorprendente para una política que comenzó su carrera como miembro del Partido Verde y activista antibélica conocida como “socialista de Prada” El cambio ha sido particularmente molesto para los activistas progresistas que una vez la contaron como uno de los suyos y ahora la ven como una de sus principales antagonistas.

La primera legisladora Sinema, escribió en The Arizona Republic que llegó al cargo prometiendo “ser independiente y trabajar con cualquiera para lograr resultados duraderos. Me comprometí a no demonizar a las personas con las que no estuviera de acuerdo, a no insultarlas ni a distraerme con dramas políticos. Prometí que nunca cedería a la presión de los partidos”.

Escribió que su enfoque “ha disgustado a partidarios de ambos partidos” pero “ha dado resultados duraderos para Arizona”. Sinema también dijo que ella “nunca ha encajado perfectamente en ninguno de los partidos nacionales”.

Ella le dijo a Politico en una entrevista que no se reunirá con los republicanos y que planea seguir votando como lo ha hecho desde que ganó la elección al Senado en 2018 después de tres mandatos en la Cámara.

De frente a las elecciones de 2024, es probable que Sinema se enfrente a un retador primario bien financiado después de molestar a gran parte de la base demócrata al bloquear o diluir prioridades progresistas como un aumento del salario mínimo y las grandes iniciativas de gasto social de Biden.

El posible rival más destacado de Sinema en las primarias es el representante Ruben Gallego, que tiene un largo historial de enemistad con ella.

La senadora escribió que se unía “al creciente número de personas de Arizona que rechazan la política partidista declarando mi independencia del roto sistema partidista de Washington”.

Sinema lamentó “el rígido partidismo de los partidos nacionales” y dijo que “las presiones en ambos partidos empujan a los líderes hacia los márgenes, permitiendo que las voces más ruidosas y extremas determinen las prioridades de sus respectivos partidos, y esperando que el resto de nosotros nos pongamos en la fila”.

“Al atender a los extremos, ninguno de los dos partidos ha demostrado mucha tolerancia hacia la diversidad de pensamiento. El compromiso bipartidista se considera un último recurso raramente aceptable, más que la mejor manera de lograr un progreso duradero”, escribió.

Y añadió: “Mi planteamiento es raro en Washington, y ha molestado a partidarios de ambos partidos”.

Junto con Joe Manchin, de Virginia Occidental, ha sido una de los dos demócratas moderados en el Senado 50-50, y su voluntad de desafiar al resto de su partido ha limitado en ocasiones las ambiciones de Biden y del líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, demócrata de Nueva York.

Sinema es una firme defensora del filibusterismo, una regla del Senado que exige 60 votos para aprobar la mayoría de las leyes en el Senado de 100 miembros. Muchos demócratas, incluido Biden, afirman que el filibusterismo conduce a la paralización al darle a una minoría de legisladores la capacidad de vetar.

El pasado enero, los líderes del Partido Demócrata de Arizona votaron a favor de censurar a Sinema, citando “su incapacidad para hacer lo que sea necesario para garantizar la salud de nuestra democracia″, es decir, su negativa a ir junto con sus compañeros demócratas para alterar la regla del Senado para que pudieran superar la oposición republicana a un proyecto de ley de derecho al voto.

Aunque esa reprimenda fue simbólica, se produjo solo unos años después de que Sinema fuera aclamada por devolver el asiento del Senado de Arizona al redil demócrata por primera vez en una generación. El movimiento también anticipó la persistente oposición que Sinema probablemente enfrentaría dentro de su propio partido en 2024.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Exalguacil: Las armas no letales nunca sustituirán a la fuerza letal

Cuando se trata de agentes de policía en conflictos con sospechosos armados, la fuerza no letal no puede sustituir a los métodos letales para ser eficaz, según el exalguacil del Condado Clark y ahora gobernador de Nevada, Joe Lombardo.

Lombardo firma dos decretos y promete aumentar el sueldo de empleados estatales

El recién nombrado gobernador, Joe Lombardo, terminó su primera semana en el cargo firmando órdenes ejecutivas que ponen fin a las normas del COVID-19 y ordenan al Departamento de Administración que formule recomendaciones relacionadas con el empleo estatal.