81°F
weather icon Clear

Los principales republicanos en la contienda al Senado se enfrentan en debate

Dos de los principales republicanos que compiten por desbancar a la actual senadora demócrata Catherine Cortez Masto este otoño se enfrentaron sobre la integridad de las elecciones, al tiempo que mostraban muy poca diferencia entre sus respectivas posturas sobre otros temas, desde el aborto hasta la inmigración, en su primer debate de las primarias para el Senado de Estados Unidos.

El debate de una hora de duración que fue presentado por Nevada Newsmakers -un “talk show” con sede en Reno- podría ser la única vez que el ex fiscal general de Nevada Adam Laxalt y el veterano del ejército Sam Brown (un recién llegado a la política en Nevada), se enfrenten en este ciclo de primarias antes de las elecciones primarias del 14 de junio, y se produce cuando faltan poco más de dos semanas para que se envíen las papeletas de voto por correo a los votantes.

La contienda senatorial de Nevada será una de las más vigiladas del país durante los próximos siete meses, ya que podría determinar qué partido controla el Senado de Estados Unidos de cara a la segunda mitad del primer mandato del presidente Joe Biden.

Los observadores políticos consideran desde hace tiempo que Laxalt es el favorito para obtener el apoyo republicano y la posibilidad de enfrentarse a Cortez Masto en las elecciones generales, y cuenta con el respaldo de los altos cargos del Partido Republicano, incluido el apoyo del ex presidente Donald Trump.

Por su parte, Brown ha obtenido unas cifras sorprendentemente sólidas de recaudación de fondos desde que entró en la contienda, pero hasta ahora no ha sido capaz de alcanzar la ventaja de Laxalt en las encuestas. Una encuesta del Emerson College/Canal 8 de KLAS publicada la semana pasada mostraba que Laxalt tenía una ventaja de 23 puntos sobre Brown, 50.1 por ciento a 27.1 por ciento.

Integridad electoral

Casi al final del debate, Brown pasó al ataque contra Laxalt por su papel en las demandas electorales de 2020, afirmando que Laxalt no fue lo suficientemente agresivo en su persecución de esas impugnaciones al desarrollo de las elecciones.

Laxalt llamó “cómica” a la caracterización de Brown, y señaló que fue el copresidente de la campaña del ex presidente Donald Trump en Nevada en 2020. Laxalt dijo que “hizo sonar todas las alarmas imaginables” en aquel momento.

Pero Laxalt también trató de restar importancia a su papel en esas demandas, a pesar de ser una de las caras públicas del esfuerzo por anular los resultados de las elecciones de 2020 en Nevada.

“Yo no estaba a cargo de los litigios. Fue la campaña de Trump. Ellos contrataron a los abogados y presentaron las demandas”, dijo Laxalt.

Trump perdió en Nevada por más de 33 mil votos en las elecciones de 2020. La secretaria de estado republicana por Nevada, Bárbara Cegavske, dijo que su oficina no encontró pruebas de fraude electoral masivo en las elecciones, incluso después de pasar decenas de horas investigando las denuncias presentadas ante su oficina por el Partido Republicano del estado.

Como copresidente de la campaña de Trump en Nevada, Laxalt actuó como portavoz de varias impugnaciones de las elecciones de Nevada. Y en una demanda presentada en diciembre de 2020, fue uno de los abogados que representaron a los republicanos que alegaban que sus votos emitidos en las elecciones de 2020 se habían “diluido” basándose en las afirmaciones no probadas de fraude electoral. Esa demanda fue posteriormente desestimada.

Brown también persiguió a Laxalt por las denuncias de voto de no ciudadanos en las elecciones de 2016, afirmando que Laxalt “no hizo nada” al respecto mientras era fiscal general.

La oficina de Secretaría de Estado encontró pruebas de que tres no ciudadanos votaron ilegalmente en esas elecciones en el Condado Clark.

“Él no lo sabría necesariamente, pero la realidad es que es la secretaría de estado la que está facultada para investigar el fraude electoral en este estado”, respondió Laxalt.

Otras cuestiones políticas

Laxalt y Brown ofrecieron respuestas similares a muchas de las preguntas políticas formuladas por los moderadores del debate, el presentador de Newsmakers Sam Shad y el columnista de Las Vegas Review-Journal, Victor Joecks.

Ambos dijeron que no apoyarían la amnistía para los inmigrantes indocumentados bajo ninguna circunstancia, ambos creen que el filibustero debe permanecer en el Senado de Estados Unidos y ambos se describieron como “pro-vida” en lo que respecta a los abortos.

Pero los dos candidatos también dieron su parte de evasivas.

Brown no respondió directamente cuando se le preguntó si apoyaría las restricciones federales al aborto, llamándolo una “pregunta hipotética”. A Laxalt no le hicieron la misma pregunta, pero dijo que cree que las leyes sobre el aborto “es mejor dejarlas en manos de los estados”.

Ninguno de los dos respondió directamente cuando se les preguntó si apoyarían al líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, como líder de los republicanos del Senado. Laxalt dijo que “votaría a la persona más conservadora que se presentara a líder del Senado”, mientras que Brown dijo que votaría a “quienquiera que fuera un campeón conservador”.

Ambos candidatos atribuyeron las elevadas tasas de inflación al gasto del Congreso, pero sus respuestas difirieron en cuanto a cómo abordarían la cuestión.

Brown dijo que la Reserva Federal no está actuando con suficiente agresividad en los tipos de interés, y dijo que le gustaría ver un aumento de 2.5 puntos o más “aunque cause un dolor temporal”.

Brown también dijo que le gustaría examinar los departamentos federales que tienen homólogos estatales, como el Departamento de Educación y el Departamento de Energía, y empezar a reducir las asignaciones que reciben esas agencias federales.

Laxalt no dijo específicamente dónde buscaría recortar, pero dijo que cree que el Congreso debería reducir las regulaciones como forma de reducir el rol del gobierno.

“Eso es lo mejor que podemos hacer en materia de gasto”, dijo Laxalt.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Sisolak pone fin oficialmente al estatus de emergencia por COVID

El gobernador Steve Sisolak anunció que el estado de emergencia de Nevada para el COVID-19 (que ha estado en vigor durante más de dos años y que inició desde los primeros días de la pandemia) terminará oficialmente el viernes a las 12:01 am.

Titus lucha contra demócratas y republicanos tras redistribución del Distrito 1

Los demócratas de Nevada en el recién trazado Distrito 1 del Congreso podrán elegir entre dos candidatas progresistas en la papeleta, la representante Dina Titus, decana de la delegación federal del estado en Washington, y la activista liberal Amy Vilela.

Congresista Dina Titus exige el cese de las redadas sobre caballos salvajes

Mientras aumenta el número de muertes de caballos salvajes en un corral de la BLM en Colorado, la representante por Nevada, Dina Titus, pidió a la secretaria de interior, Deb Haaland, que detenga las redadas de caballos e investigue las condiciones de los centros de retención de caballos y burros.

Ron DeSantis hizo campaña para Adam Laxalt

“El ánimo es muy bueno, cada evento que hacemos está lleno, incluso cuando lanzamos ‘Latinos por Laxalt’. Las encuestas demuestran que Adam Laxalt está 40 puntos arriba de su contrincante en la primaria y, en la general, está de tres a siete puntos arriba de Cortez Masto”, fueron las palabras de Jesús Márquez, asesor de la campaña de Adam Laxalt, antes de un mitin de campaña en el que participó el gobernador de Florida, Ron DeSantis.