85°F
weather icon Windy

Legisladores de Nevada buscan solucionar la laguna del impuesto de transferencia de bienes raíces

Los legisladores de Nevada pretenden acabar con una laguna en la ley estatal del impuesto de transmisiones de bienes raíces, después de que el Review-Journal reportara que numerosas operaciones de alto precio en Las Vegas estaban estructuradas de forma que permitían a compradores y vendedores eludir el pago del impuesto.

El presidente de la Asamblea Steve Yeager, demócrata por Las Vegas, y la líder de la Mayoría de la Asamblea Sandra Jauregui, demócrata por Las Vegas, se asociaron en un proyecto de ley presentado el lunes que cambiaría una exención al impuesto cuando los dueños de propiedades cambian de bienes raíces a una filial o subsidiaria.

En virtud de la medida, el proyecto de ley 448 de la Asamblea, el impuesto sigue siendo aplicable si la propiedad se transfiere a una entidad empresarial que se “formó con el propósito de evitar esos impuestos”.

La asambleísta Venicia Considine, demócrata por Las Vegas, presentó una medida aparte el lunes, AB450, con el mismo lenguaje.

Los impuestos de transferencia comprenden una fracción del precio de venta de una propiedad, y los ingresos apoyan a las escuelas, viviendas de bajos ingresos y otros servicios en Nevada. El estado generó más de 330 millones de dólares en ingresos por impuestos de transferencia el año fiscal pasado, según el Departamento de Impuestos de Nevada.

Sin embargo, el valle de Las Vegas ha sido testigo a lo largo de los años de numerosos acuerdos lucrativos que no han contribuido ni un centavo a esta fuente de ingresos, evitándoles a las grandes empresas el pago de un impuesto que se aplica habitualmente a la venta de viviendas y otras propiedades.

Cuando fue preguntado sobre por qué se presentaron en la Asamblea dos proyectos de ley distintos con el mismo texto, Yeager dijo que “las grandes mentes piensan igual”.

Por lo general, los legisladores intentan coordinarse, pero esta vez no ha sido así, añadió.

Considine no pudo ser localizada para hacer comentarios el martes.

‘Despertó mi interés’

Como reportó el Review-Journal la primavera pasada, al menos 27,500 millones de dólares en transacciones en el área de Las Vegas - que comprende aproximadamente dos docenas de ventas de hoteles-casinos, centros comerciales y otras propiedades en su mayoría en o cerca del Strip - se habían cerrado desde 2007 sin ningún impuesto de transferencia de bienes raíces reportado públicamente.

Yeager dijo el martes que no conocía el asunto hasta que el Review-Journal lo reportó, añadiendo que la cobertura le hizo interesarse por los ingresos en juego.

El aspecto de las escuelas y las viviendas sociales “despertó definitivamente mi interés”, dijo.

Ninguna de las empresas o personas implicadas en los acuerdos rastreados por el Review-Journal fueron acusadas de infracción por ninguna entidad gubernamental, según pudo determinar el periódico, y Yeager dijo que no cree que nadie estuviera infringiendo la ley o haciendo nada malo con las ventas.

Pero dijo que ve la estructura del acuerdo como una “laguna fiscal” que “suele beneficiar a las empresas más ricas y grandes”.

En este tipo de operaciones, los compradores suelen adquirir una sociedad de responsabilidad limitada u otra entidad que ostenta la propiedad del inmueble, en lugar de comprarlo directamente.

El Review-Journal descubrió que las operaciones también suelen hacer referencia a una exención del impuesto de transmisiones patrimoniales permitida por la legislación estatal cuando los dueños transfieren bienes inmuebles a una filial. Se trata de la misma exención a la que ahora se refieren los legisladores de Nevada.

‘Sigue la letra de la ley’

En 2019, cuando el gigante de los casinos MGM Resorts International vendió los bienes inmuebles del Bellagio por 4,200 millones de dólares en efectivo al conglomerado financiero Blackstone y los arrendó de nuevo, fue, según todas las apariencias, la compra más cara jamás realizada de un casino de Las Vegas.

Sin embargo, la escritura registrada en el Condado Clark indicaba que el precio de venta, el valor del impuesto de transmisiones patrimoniales y el impuesto de transmisiones patrimoniales adeudado ascendían a “N/A” (no aplicable). La razón declarada para la exención fiscal era: “Transferencia de una entidad a su filial de propiedad absoluta”.

Se trataba de una transacción compleja. Para llevar a cabo la venta, una filial de MGM constituyó una nueva entidad a la que transfirió los bienes inmuebles de Bellagio, según los registros de valores.

Después, la propiedad de la nueva entidad se transfirió a una nueva filial de Blackstone.

En el Condado Clark, el impuesto de transferencia de bienes inmuebles asciende al 0.51 por ciento del precio de venta, lo que significa que una compra de 4,200 millones de dólares podría generar una factura de impuesto de transferencia de más de 21 millones de dólares.

MGM, que vendió otras propiedades analizadas para la investigación del Review-Journal, declaró previamente en un comunicado que esta estructura de transacción “es típica entre las transacciones inmobiliarias que implican a empresas de todos los tamaños, en una amplia variedad de industrias”.

Y añadía: “Cada transacción que realizamos sigue la letra de la ley y se ajusta a todos los requisitos normativos”.

Sigue el código fiscal ‘en todas las situaciones’

Por su parte, Blackstone también compró y luego vendió The Cosmopolitan of Las Vegas en operaciones que no produjeron ningún impuesto de transferencia de bienes inmuebles.

Adquirió el llamativo hotel-casino en 2014 por 1,730 millones de dólares y lo vendió el año pasado por 5,650 millones, afirmando más tarde que esto marcó la “venta de activos individual más rentable de la historia” para el negocio inmobiliario de la compañía.

Cuando vendió el resort, una escritura registrada en el condado de la propiedad no mostraba el precio de venta, el valor del impuesto de transferencia o el impuesto de transferencia debido, con esas líneas designadas en blanco.

Para solicitar la exención del impuesto de transmisiones patrimoniales, el expediente citaba el artículo de la ley estatal que permite a los propietarios traspasar bienes inmuebles a una filial o un afiliado sin tener que pagar el impuesto.

Blackstone, que dio a conocer bonificaciones de cinco mil dólares para cada uno de los aproximadamente cinco mil empleados de The Cosmopolitan la semana antes de que se cerrara la venta, le dijo al Review-Journal el año pasado que acataba todas las leyes y seguía el código tributario “en cada situación” y que estaba “increíblemente orgulloso” de lo que aportó a Nevada a través de su inversión en el resort.

MGM y Blackstone dijeron el martes que no tenían ningún comentario sobre la legislación propuesta.

LO ÚLTIMO