91°F
weather icon Clear

La audiencia sobre el polémico templo de Lone Mountain se aplaza a mayo

Una audiencia sobre una controvertida propuesta para construir un templo de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en el valle del noroeste se ha movido al próximo mes.

Un portavoz de la ciudad de Las Vegas confirmó el jueves que la audiencia, que originalmente estaba prevista para una reunión de la Comisión de Planificación de Las Vegas este martes, se había aplazado al 14 de mayo.

El cambio, que fue solicitado por el interesado, se hizo por motivos de eficacia, según Bud Stoddard, presidente de Las Vegas Nevada Lone Mountain Stake.

“El propósito de la solicitud de aplazamiento era simplemente permitir que las tres partes de la solicitud se escucharan en la misma audiencia el 14 de mayo”, dijo Stoddard en una entrevista con Las Vegas Review-Journal el viernes. Las Vegas Nevada Lone Mountain Stake cuenta con unos tres mil miembros.

La solicitud, si se aprueba, despejaría el camino para la construcción de un templo de 70 mil pies cuadrados con un campanario de 216 pies en una parcela de tierra entre Grand Canyon Drive y Tee Pee Lane.

Los planes para el templo se anunciaron en octubre de 2022. Sería el segundo en Las Vegas; el primero se inauguró en 1989 cerca de la base de Frenchman Mountain.

Stoddard dijo que el crecimiento de la población y un aumento de miembros de la iglesia ha creado la necesidad de un segundo templo en el lado oeste del valle. La elección de construir en la parcela de casi 20 acres cerca del pie de Lone Mountain no se hizo a nivel local, sino más bien por el presidente de la iglesia, dijo Stoddard.

La iglesia hizo públicos unos planos del templo propuesto en febrero, casi al mismo tiempo que los residentes locales afirman que fueron invitados a una reunión comunitaria sobre el proyecto. Fue entonces cuando se enteraron del tamaño del edificio y de que incluiría más de 500 plazas de estacionamiento y una casa de reuniones, donde se celebrarían los servicios dominicales y otras reuniones comunitarias.

Preocupación del vecindario

Las noticias sobre el gran tamaño del proyecto han suscitado preocupación entre los vecinos.

A mediados de marzo, un miembro de la comunidad inició una petición para oponerse a los cambios propuestos en los códigos de zonificación que permitirían la construcción del templo. Hasta el viernes por la tarde, la petición tenía más de 2,700 firmas.

Otros vecinos, como Brigitte Solvie, presidenta de la Northwest Rural Preservation Association, afirman que el aumento del tránsito y la iluminación del templo afectarán a su calidad de vida.

“Me preocupa que la propiedad se construya con tal intensidad en la zona que es un vecindario rural establecido, que creará tanto conflicto con el tránsito, la contaminación lumínica, la altura del edificio… que simplemente no, no se reflejará bien para el vecindario”, dijo Solvie.

Solvie dijo que la zona es usada por muchos caminantes y jinetes y que el potencial aumento del tránsito es “una seria preocupación”.

Para otros, tan solo el tamaño del edificio es motivo de preocupación.

“No es que estemos en contra de que haya una iglesia en nuestro vecindario”, dijo la tesorera de la asociación, Erin DeLoe. “Pero no hay ninguna otra iglesia en nuestro vecindario que tenga 216 pies de altura y 514 plazas de estacionamiento. Ni siquiera se le acerca”.

Algunos miembros de la comunidad también expresaron su preocupación por un reciente cambio realizado en las ordenanzas de zonificación de la ciudad aprobado por los miembros del Concejo de la Ciudad a mediados de marzo que, entre otros cambios, permite que las parcelas zonificadas como “Cívicas” sean usadas para iglesias o casas de culto. La iglesia ha presentado una solicitud para cambiar la zonificación de la parcela a “Cívica”, que se presentará ante la comisión de planificación en mayo.

Solvie dijo que muchos miembros del vecindario sienten “mucha angustia”.

“Muchos sentimientos negativos porque seguramente se sienten pisoteados. Se sienten poco importantes. Se sienten pequeños. Se sienten totalmente descartados”, afirmó.

También el apoyo de la comunidad

Stoddard dijo que la iglesia reconoce las preocupaciones de los vecinos, pero dijo que hay apoyo en la comunidad para el proyecto.

“Como residente de la zona, puedo decirles que en realidad hay un tremendo apoyo en esta área para que el templo propuesto se construya exactamente de la manera en que se propone”, dijo. “Como parte del proceso de uso del suelo, la iglesia evaluará formas de intentar abordar las preocupaciones de los vecinos”.

Cuando se le preguntó acerca de las preocupaciones de tráfico, Stoddard dijo que el actual Templo de Las Vegas no tiene congestión de tránsito.

Pero Matt DeLoe dijo que la propuesta podría arruinar muchas de las partes que atrajeron a los residentes a la zona.

“Esta zona es un santuario de la ciudad”, dijo DeLoe. “No es su objetivo, pero construyendo esto, proponiendo esto, erosionarán las cosas que amamos: la tranquilidad, el poco tránsito, la no contaminación lumínica”.

En una declaración, la concejal Francis Allen-Palenske, que representa la zona donde se construirá el templo propuesto, dijo que estaba leyendo los comentarios y correos electrónicos que le habían enviado en relación con la propuesta.

“Vivo cerca del sitio donde se propone construir el templo de la Iglesia SUD y el peso de esta decisión es grande, tanto por la emoción como por las preocupaciones de nuestra comunidad”, dijo Allen-Palenske en una declaración enviada por correo electrónico. “Espero que cada uno de ustedes pueda permanecer civilizado, debatir los hechos y mantener nuestras palabras amables. Todos estamos orgullosos de los residentes de Las Vegas, que aman profundamente esta ciudad y nuestra forma de vida “.

La audiencia de la comisión de planificación será a las 6 p.m. del 14 de mayo en la cámara del Concejo de la Ciudad ubicada en 495 Main St.

LO ÚLTIMO