91°F
weather icon Cloudy

Grupos organizan una ‘Manifestación por Palestina’ en la UNLV

Actualizado May 2, 2024 - 12:29 pm

Mientras continúan las protestas en todo el país, grupos de manifestantes pro Palestina se reunieron en el anfiteatro de la UNLV el miércoles, pidiendo un alto el fuego inmediato en Gaza y a que la universidad revele cualquier inversión que tenga en la guerra entre Israel y Hamás.

Con banderas palestinas y usando keffiyeh, una multitud de unas 200 personas coreó: “Liberaremos Palestina en el transcurso de nuestra vida” y “Divulguen, desinviertan, no pararemos, no descansaremos”.

La concentración del martes en la UNLV se sumó a las manifestaciones en los campus universitarios de todo el país en protesta por las acciones de Israel en la guerra de Gaza, protestas que han suscitado debates sobre la libertad de expresión en los campus.

A diferencia de otras manifestaciones en campus universitarios en las que estalló la violencia y se llamó a la policía para que mantuviera el orden y practicara arrestos, los estudiantes de la UNLV se reunieron pacíficamente y las fuerzas del orden montaron guardia. Una pequeña contramanifestación se mantuvo al margen, abogando por Israel y por el fin de Hamás.

Nick, el enlace con los medios de comunicación para la protesta que no quiso dar su apellido, dijo que la coalición quiere que la UNLV se reúna con los estudiantes para repasar las demandas de desinversión y divulgación, así como emitir una declaración en apoyo de los estudiantes pro-palestinos, musulmanes y árabes que sufren acoso. Muchos participantes en la protesta se negaron a dar sus nombres completos, diciendo que tenían miedo de acoso y “doxing”.

“Venimos aquí todos los días y nada está cambiando”, dijo. “Ya no hay universidades en Gaza. Ya no quedan hospitales en Gaza. Están bombardeando a los trabajadores humanitarios. … Más de cien periodistas han sido asesinados. ¿Dónde acaba esto?”.

‘Tráiganlos a casa’

Mientras continuaba la manifestación, los miembros de una contramanifestación pro-Israel más pequeña hicieron oír su voz.

Miriam Borvick, estudiante de primer año de medicina en la UNLV, se situó a un lado de la protesta con un grupo de simpatizantes pro-Israel que se manifestaban en contra de la protesta pro-Palestina.

Coreaban “Tráiganlos a casa”, en referencia a los rehenes secuestrados en el ataque del 7 de octubre.

“Creo que pedir un alto el fuego es libertad de expresión, pero creo que pedir la intifada, que es un levantamiento violento contra la comunidad judía mundial, no es libertad de expresión, y la UNLV debería terminar con esto”, dijo Borvick, una estudiante judía que dijo ser nieta de sobrevivientes del Holocausto.

Borvick citó dos periodos de intifada en Israel, cuando terroristas suicidas y tiradores entraban en pizzerías y discotecas israelíes y asesinaban a personas inocentes.

“Cuando piden la intifada, piden la violencia. Piden matar a judíos”, dijo Borvick.

Bovick dijo que le duele que hayan muerto palestinos inocentes, y señaló que la guerra no es contra el pueblo palestino, sino contra Hamás, un grupo terrorista que no tiene ningún interés en la paz y quiere ver aniquilado al Estado judío.

“No quiero que muera gente, pero no puedo permitir que un terrorista llame a mi puerta y asesine a mi pueblo”, dijo Borvick. “Por desgracia, Hamás quiere que su gente muera… y nosotros hacemos todo lo que podemos para no matar a gente inocente”.

‘Es simplemente desgarrador’

Otra alumna, Alejandra Betancourt, estudiante de último curso de Ciencias Políticas, observaba de pie los cánticos de los manifestantes propalestinos. Ella no formaba parte del grupo, pero dijo que apoya la causa.

“Es agradable ver a nuestros estudiantes unidos, especialmente después de haber tenido un semestre tan duro el semestre pasado”, dijo. “Es muy bonito ver esto. Creo que es cada vez más urgente y con otras universidades más o menos hacerlo todos juntos “.

Los palestinos tienen derecho a la autodeterminación, dijo, y añadió que las afirmaciones de que el grupo es antisemita son propaganda falsa.

“Es simplemente desgarrador”, dijo Betancourt. “Es muy abrumador, pero creo que es algo que hay que hacer para mostrar apoyo y solidaridad a las voces de Palestina que ahora mismo no tienen ningún acceso”.

‘Apasionada pero civilizada’

La protesta en el campus de la UNLV siguió siendo pacífica y terminó alrededor de las 2 p.m., con grupos pro palestinos y pro israelíes dispersándose después de que solo se intercambiaran gritos en el transcurso de la marcha. Uno de los organizadores del acto recogió las botellas de agua abandonadas en el anfiteatro.

En un comunicado, la UNLV declaró que su política sobre Discurso y Activismo describe las expectativas que la universidad tiene para su comunidad en relación con el apoyo y la autorización de la libertad de expresión, y que tiene una política clara sobre el uso de las zonas al aire libre.

“Hoy, estudiantes y miembros de la comunidad en general han acudido al campus para ejercer su derecho a la libertad de expresión y de reunión, recogido en la primera enmienda, expresando sus opiniones de manera apasionada, pero civilizada, sobre la guerra en Israel y Gaza”, dijo la universidad en un comunicado.

La UNLV reconoce que las declaraciones que representan diferentes ideologías pueden ser hirientes y causar angustia a diferentes grupos, y rechaza cualquier declaración que sea antisemita o islamófoba, dijo la universidad.

“Seguiremos trabajando con grupos de afinidad específicos en el campus para ayudar a garantizar que se sigan nuestras políticas universitarias y continuar nuestro diálogo para escuchar diferentes perspectivas sobre este complejo tema”, dijo la UNLV en el comunicado.

Protestas en los campus de todo el país

Las recientes protestas en los campus de todo el país comenzaron en la Universidad de Columbia, con una serie de protestas por la ocupación que tuvieron lugar en el campus, con estudiantes propalestinos que crearon campamentos para protestar por la ofensiva de Israel en Gaza después de que Hamás lanzara un ataque mortal en Israel el 7 de octubre, matando a 1,200 personas y tomando alrededor de 250 rehenes. Israel, que ha prometido acabar con Hamás, ha matado a más de 34 mil palestinos en la Franja de Gaza, según el Ministerio de Sanidad.

Las Naciones Unidas también ha pedido a un alto el fuego, instando a las partes a permitir el acceso de ayuda humanitaria, liberar a los rehenes y evitar el “castigo colectivo”.

El martes se intensificaron las protestas en los campus universitarios. Agentes de la policía de la Ciudad de Nueva York entraron en el campus de Columbia después de que la universidad solicitara ayuda. Desalojaron un campamento de tiendas de campaña, junto con Hamilton Hall, donde un grupo de agentes usó una escalera para trepar por una ventana del segundo piso. Los manifestantes habían tomado el edificio de la Ivy League unas 20 horas antes.

Unos 40 manifestantes de Columbia fueron arrestados el martes, tras ignorar un ultimátum previo para que abandonaran el campamento el lunes o se enfrentarían a una suspensión, lo que inspiró manifestaciones en otros campus.

Grupos de manifestantes de la Universidad de California en Los Ángeles se enfrentaron el martes por la noche, empujándose, pateándose y golpeándose con palos después de que manifestantes proisraelíes intentaran derribar las barricadas que rodeaban un campamento propalestino.

Tras un par de horas de forcejeos entre manifestantes en la UCLA, policías con cascos y protectores faciales separaron lentamente a los grupos y sofocaron la violencia. La escena se calmó al amanecer.

El martes, la Universidad Brown llegó a un acuerdo con los manifestantes en su campus de Rhode Island. Los manifestantes dijeron que cerrarían su campamento si los administradores consideraban la posibilidad de desinvertir en Israel en octubre; al parecer, es la primera vez que una universidad de Estados Unidos accede a las demandas de los manifestantes de votar sobre la desinversión.

El miércoles por la noche, la policía de la Universidad de FGordham, en la Ciudad de Nueva York, y de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) parecía estar desalojando a los manifestantes.

En medio de esas protestas en los campus universitarios, la Cámara de Representantes aprobó la Ley de Concienciación sobre el Antisemitismo, que obligaría al Departamento de Educación a usar la amplia definición de antisemitismo usada por la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto para hacer cumplir las leyes federales contra la discriminación relativas a programas y actividades educativas.

El proyecto fue aprobado por 320 votos a favor y 91 en contra, con 21 republicanos y 70 demócratas en contra. Los que se oponen temen que pueda obstaculizar la libertad de expresión. Ahora pasará al Senado.

LO ÚLTIMO
Nevada recibirá 6 mdd por acuerdo con Johnson & Johnson

El procurador general Aaron Ford dijo que Nevada recibirá más de 6 millones de dólares en el acuerdo relacionado con acusaciones de “prácticas comerciales engañosas”.