94°F
weather icon Windy

Electores republicanos de Nevada acusan al estado de ocultar evidencia exculpatoria

Abogados que representan a electores republicanos de Nevada que presentaron documentos electorales falsos declarando falsamente a Donald Trump como ganador del Estado de la Plata están acusando al estado de ocultar evidencia que podía eximirlos de irregularidades.

Seis republicanos –el presidente del Partido Republicano de Nevada, Michael McDonald; el presidente del Partido Republicano del Condado Clark, Jesse Law; el miembro del Comité Nacional Republicano, Jim DeGraffenreid; el vicepresidente del Partido Republicano de Nevada, Jim Hindle III; Eileen Rice, y Shawn Meehan– se declararon inocentes después de que fueron acusados ​​por un jurado de instrucción ​​de presentar documentos falsos y de emitir documentos falsificados en diciembre.

Después de las elecciones de 2020, los seis republicanos celebraron una ceremonia en Carson City, donde firmaron el certificado electoral que otorgaba los seis votos electorales de Nevada a Trump, a pesar de que perdió ante Joe Biden por más de 30 mil votos. Ese mismo día, los electores de Nevada se reunieron virtualmente con el secretario de Estado y el gobernador, certificando los resultados electorales de Biden.

Abogados de Las Vegas –encabezados por el abogado Richard Wright– que representan a tres de los acusados, presentaron una moción acusando al estado de ocultar evidencia que podían exonerarlos, tanto ante la defensa como ante el jurado de instrucción.

Un vocero de la oficina del procurador general Aaron Ford dijo que no hace comentarios sobre litigios pendientes fuera del comentario, pero dijo que “tenemos, y siempre hemos tenido, confianza en los méritos de nuestro caso”.

Los abogados habían presentado previamente mociones para desestimar el caso y presentaron múltiples argumentos, incluido el de que había falta de jurisdicción y que el estado no proporcionó evidencia suficiente.

En su reciente moción presentada el lunes, los abogados escribieron que el 15 de marzo, después de sus múltiples solicitudes, el estado entregó 1,224 páginas de nuevos descubrimientos que incluían correos electrónicos y mensajes de texto del abogado de Trump, Kenneth Chesebro, quien brindó testimonio ante el jurado de instrucción sobre memorandos enviados acerca del proceso de presentación de los votos a favor de Trump y el plan nacional para hacer procesos similares en otros estados en los que Trump no ganó.

En un correo electrónico de diciembre de 2020, por ejemplo, Chesebro se dirigió a varias personas de la campaña de Trump y discutió si Nevada tenía un litigio pendiente antes de la ceremonia que los electores celebraron en Carson City. Al comentar sobre el rechazo de la Corte Suprema de Nevada de la apelación de la campaña de Trump, Chesebro escribió que parecía plausible que Nevada impugnara el fallo.

“Se hizo creer (erróneamente) al jurado de instrucción que la decisión de la Corte Suprema de Nevada del 8 de diciembre de 2020 puso fin a cualquier posible impugnación de las elecciones”, escribieron los abogados en la moción.

En otro correo electrónico, Chesebro escribió que hacer que los electores envíen “listas de votos alternativas … puede generar enormes dividendos incluso si no hay ningún litigio pendiente el 6 de enero”, según la moción presentada por los abogados.

Ese correo electrónico contradice el testimonio que Chesebro había dado anteriormente diciendo que el litigio era “absolutamente necesario para que hubiera alguna razón para que los electores contingentes votaran”, argumentan los abogados.

Los abogados argumentan que la evidencia que se omitió muestra que las acciones de los acusados ​​fueron consistentes con las instrucciones de Chesebro y el plan nacional, y todo lo que hicieron fue preservar sus derechos de la Primera Enmienda de impugnar el resultado de las elecciones.

La jueza Mary Kay Holthus escuchará los asuntos la próxima semana y está previsto un juicio con jurado para enero de 2025.

LO ÚLTIMO