100°F
weather icon Clear

Comisionados del condado legalizan la venta ambulante de alimentos

Actualizado April 17, 2024 - 10:46 am

Los vendedores ambulantes ya pueden operar en algunas zonas del valle de Las Vegas, aunque con estrictas restricciones.

La nueva ley, aprobada por unanimidad por los comisionados del condado el martes, establece los requisitos de concesión de licencias y reglamentos para los vendedores ambulantes de alimentos.

“Esto es lo más importante que hemos hecho en mis cinco años aquí”, dijo el presidente de la Comisión, Tick Segerblom, a la audiencia después de la votación. Segerblom también se disculpó porque algunos no regresaban felices a casa, pero dijo que los comisionados “siempre nos escuchan y siguen trabajando con nosotros”.

Según la ordenanza, los vendedores ambulantes deberían obtener una licencia del condado y pagar una tarifa de licencia anual de $150, tener un permiso del distrito de salud y mantener una póliza de seguro.

La audiencia sobre la ordenanza generó casi dos horas de comentarios públicos, la mayoría en español.

Los vendedores ambulantes y sus defensores expresaron su preocupación por una disposición de la ley que prohíbe a los vendedores ambulantes operar dentro de 500 pies de los parques y escuelas del condado, argumentando que la restricción limitaría severamente dónde los vendedores pueden operar de manera segura.

Eduardo Moreno, un vendedor ambulante que opera en Nevada desde hace 10 años, pidió a los comisionados que eliminen las restricciones alrededor de parques y escuelas.

“Les pido si pueden eliminar las restricciones de los parques y escuelas para que sean cero”, dijo Moreno a los comisionados en español. “Me han agredido cuatro veces. Me robaron y te puedo decir que es muy peligroso vender jugo en la calle”.

Pero algunos grupos empresariales dijeron que el requisito que limita las operaciones de los vendedores fuera de los 150 pies de los establecimientos de alimentos autorizados debería ampliarse a al menos 500 pies o más, argumentando que los vendedores ambulantes ya han perjudicado los negocios de los restaurantes.

David Brown, que representa a un grupo que opera 70 establecimientos de comida rápida en el condado, dijo que el grupo está de acuerdo con los argumentos de los vendedores ambulantes sobre operar cerca de escuelas y parques, pero cree que el requisito de distancia de los restaurantes debería ser mayor.

“Creemos que esa distancia debería ser de 500 pies, no de 150 pies”, dijo Brown. “Dejar que alguien que no tiene que pagar los mismos gastos ni seguir los mismos protocolos que los establecimientos de comida rápida, esa distancia me parezca demasiado corta”.

La ley también impone restricciones sobre dónde pueden operar los vendedores y les prohíbe operar entre las 9 p.m. y las 8 a.m., con ciertas excepciones.

De acuerdo con la ordenanza, los vendedores tienen prohibido operar a menos de 500 pies de determinados eventos permitidos, escuelas mientras están en sesión, y cualquier instalación recreativa, centro comunitario o parque del condado.

Los vendedores también tienen prohibido operar a menos de 150 de otros vendedores ambulantes y establecimientos de comida con licencia durante sus horas de operación, entre otros lugares.

Los vendedores tienen prohibido operar a menos de 15 pies de intersecciones de calles, baños públicos, paradas de autobús, pasos de peatones y otros lugares.

Una ordenanza de octubre prohibía a los vendedores ambulantes operar a menos de 1,500 pies de un resort o cerca de una instalación con capacidad para al menos 20 mil personas.

La ordenanza también limita la actividad de los vendedores ambulantes a 25 pies cuadrados y a un solo puesto o carrito. También prohíbe la venta de artículos no alimentarios, bebidas alcohólicas, tabaco, cannabis y armas.

Las personas que infrinjan la ley pueden enfrentar una sanción civil de hasta 500 dólares por cada infracción. Si la ley se infringe fuera de una zona residencial, la persona pudiera ser declarada culpable de un delito menor, que puede acarrear seis meses de cárcel, una multa de 500 dólares, o ambas cosas.

Según la ley, las fuerzas del orden y los empleados encargados de conceder licencias comerciales pueden destruir los alimentos que vendan los vendedores ambulantes que no posean un permiso válido expedido por el distrito sanitario.

La ordenanza, que fue presentada durante la reunión de la comisión del condado el 2 de abril, pone al condado en consonancia con la ley estatal.

Aprobado durante la última sesión legislativa, el proyecto de ley creó un marco para la legalización de la venta ambulante de alimentos, exigiendo a las jurisdicciones locales establecer un proceso de concesión de licencias para los vendedores.

La ordenanza entrará en vigor dentro de dos semanas.

LO ÚLTIMO
Nevada recibirá 6 mdd por acuerdo con Johnson & Johnson

El procurador general Aaron Ford dijo que Nevada recibirá más de 6 millones de dólares en el acuerdo relacionado con acusaciones de “prácticas comerciales engañosas”.