86°F
weather icon Clear

Cinco comisionados del Condado Clark aceptaron entradas a la F1 con valor de casi 11 mil dólares

Cinco comisionados del Condado Clark aceptaron entradas “educativas” por valor de casi 11 mil dólares para asistir a las actividades de la carrera de la Fórmula Uno de noviembre, según muestran los registros.

Las Vegas Grand Prix ofreció a los siete comisionados una entrada para la zona Skybox, según una carta enviada a los comisionados. Los comisionados William McCurdy, Tick Segerblom, Jim Gibson, Justin Jones y Ross Miller aceptaron las entradas. Los comisionados Marilyn Kirkpatrick y Michael Naft declinaron la oferta.

Las entradas estaban valoradas en 10 mil dólares, a los que había que añadir 900 dólares más en concepto del impuesto de espectáculos en vivo de Nevada, que es del nueve por ciento. Según la carta, les permitirían la entrada a las carreras de la Fórmula Uno del 15 al 18 de noviembre.

McCurdy dijo que las entradas se proporcionaron por razones educativas, para que los funcionarios pudieran entender las operaciones de carreras, servicios e infraestructura.

“Hemos traído la carrera aquí. Es importante ver cómo opera”, dijo McCurdy. “Sería irresponsable por nuestra parte no ver cómo funciona”.

Segerblom dijo que asistir a la carrera fue “definitivamente educativo”.

“El condado -sus empleados y residentes- hizo posible el evento y sufrió muchas consecuencias adversas como resultado”, dijo Segerblom en un texto enviado al Review-Journal. “Si vamos a seguir haciéndolo durante nueve años más, tenemos que aprender todo lo que podamos”.

Miller dijo que asistió a una práctica para comprender el tamaño, los permisos y las licencias necesarios para dar vida a la carrera.

“Es importante que los comisionados tengan una perspectiva de primera mano de la escala de este evento para asegurar que estamos tomando decisiones futuras del condado desde una perspectiva educada”, dijo Miller en un comunicado.

Cuando se le pidió un comentario, Jones se refirió a la carta enviada a los comisionados que decía que las entradas estaban destinadas a educar a los comisionados sobre el Grand Prix y cómo pueden trabajar mejor con la organización en el futuro.

Pero no todos los comisionados asistieron a la carrera. Kirkpatrick dijo que había asistido a la ceremonia de apertura, pero que había rechazado las entradas porque tenía un evento personal programado para el sábado. Naft también rechazó las entradas, pero dijo que estaba en el centro de mando de primeros auxilios ubicado en el edificio Switch la noche de la carrera.

Todos los comisionados que asistieron a la carrera declararon las entradas en su reporte financiero de 2024, excepto Segerblom, quien dijo que se le había informado que no era necesario declarar las entradas. Segerblom dijo que tenía la intención de modificar su reporte.

Gibson reportó la entrada de 10,900 dólares en su reporte de campaña y gastos como una contribución en especie. La ley estatal limita las contribuciones de campaña a 10 mil dólares.

Kami Dempsey, director de campaña de Gibson, dijo que la Fórmula Uno fue “un evento sin precedentes” y dijo que la Secretaría de Estado de la oficina y la comisión del condado están “trabajando a través de los detalles” sobre la mejor manera de categorizar la entrada.

LO ÚLTIMO