76°F
weather icon Clear

Pierde el CCSD otra demanda respecto al programa de educación especial

En la última de una serie de derrotas en los tribunales por su programa de educación especial, un juez federal ordenó al Distrito Escolar del Condado Clark que pague más de 450 mil dólares a una destacada pareja de Las Vegas por no haber preparado un plan de estudios adecuado para su hija disléxica.

En una sentencia de 24 páginas presentada la semana pasada, el juez del Tribunal de Distrito de Estados Unidos Richard Boulware II dictaminó que el distrito escolar violó la Individuals with Disabilities Education Act “tanto en lo sustantivo como en lo procesal” al no asegurarse de que la estudiante recibiera instrucción utilizando un método de enseñanza específico desarrollado para estudiantes con dislexia.

Ordenó al distrito escolar que reembolsara a la familia de la niña 456,990.60 dólares en concepto de colegiatura en una escuela privada y gastos de transporte.

El fallo se produjo en una apelación de un caso presentado en el tribunal federal en 2017 por Sig Rogich, un prominente consultor político republicano, y la abogada de Las Vegas Lori Rogich. La estudiante, identificada en los registros judiciales como “O.R.”, es la hija de la pareja, ahora de 19 años, que estudia para convertirse en especialista en vida infantil en la Universidad de Utah.

“Estamos extasiados con la decisión”, dijo el lunes Hillary Freeman, una abogada que representó a la familia Rogich junto con la co-asesora Catherine Reisman. “Creo que es un eufemismo”.

El distrito escolar no respondió a una solicitud de comentarios el lunes.

En su fallo, Boulware dijo que la familia había presentado “pruebas profesionales convincentes” de que su hija requería una “metodología de enseñanza” específica conocida como Enfoque Orton-Gillingham.

Las preocupaciones de la familia fueron ignoradas

Pero el distrito escolar no revisó adecuadamente las evaluaciones profesionales de la hija de los Rogiches y no tuvo en cuenta de forma significativa las preocupaciones de la familia, concluyó.

Los Rogiches tampoco recibieron información sobre los programas que el distrito escolar podría ofrecer para atender adecuadamente las necesidades de su hija, escribió Boulware.

Lori Rogich le dijo al Review-Journal el lunes que da gran crédito a su hija por tener el valor de levantarse y luchar por sus derechos.

Dijo que su hija se graduó de la preparatoria, “algo que el distrito escolar creía que no haría”.

Rogich no quiso revelar el nombre de su hija, que se graduó de Purnell School, una escuela privada de Nueva Jersey, y fue aceptada en siete universidades del país.

Rogich agregó que su hija está emocionada por su victoria en los tribunales, y que siente que su duro trabajo en el sistema judicial beneficiará a otros estudiantes.

Los abogados de la familia Rogich argumentaron que, al negarse a proporcionar metodología a la hija de Rogich en su Individualized Education Program (IEP), el distrito escolar la estaba discriminando.

Freeman, el abogado de los Rogich, dijo que hay una serie de investigaciones que muestran que los estudiantes que tienen una discapacidad de aprendizaje requieren intervenciones estructuradas de alfabetización. No es aceptable que un distrito escolar se limite a decir que lo resolverá sobre la marcha, dijo.

Si la familia Rogich hubiera seguido ese camino, pudo haber afectado a la capacidad de su hija para aprender a leer a largo plazo, dijo Freeman.

Múltiples retrasos en el desarrollo

O.R. tiene un historial de “hidrocefalia de nacimiento”, una acumulación de líquido en el cerebro, y “múltiples retrasos en el desarrollo”, según los documentos judiciales.

Un equipo del distrito escolar la evaluó en 2007, cuando tenía cinco años, y recomendó que asistiera a un programa de educación especial para la primera infancia durante el resto del año escolar, muestran los documentos.

En la primavera de 2008, la niña fue retirada de la programación del distrito y, en su lugar, asistió a escuelas privadas, incluido el Adelson Educational Campus in Las Vegas.

Los padres de la niña solicitaron al distrito escolar la reevaluación de su hija en 2014 y 2016 para determinar su elegibilidad para los servicios de educación especial.

Pero en ambas ocasiones, el distrito escolar no proporcionó una educación pública adecuada “como lo demuestra la insuficiencia” de los IEP que el distrito elaboró, señala la decisión. Esos planes no identificaban “una metodología o un programa específico o un formato curricular estructurado que los profesores estuvieran obligados a utilizar para satisfacer las necesidades únicas de O.R.”, señala el fallo.

John Filler, profesor de educación especial en la UNLV, dijo que los problemas sobre el cumplimiento de la ley de discapacidades y la interpretación de sus requisitos “no son infrecuentes” en los distritos escolares de todo el país.

La ley federal es exhaustiva y dice que cada estudiante debe recibir una “educación pública gratuita y apropiada”, independientemente de la naturaleza o la gravedad de su discapacidad, dijo, señalando que no estaba comentando los detalles del caso Rogich.

Una letanía de casos de educación especial

El Distrito Escolar del Condado Clark se ha enfrentado a una serie de otras demandas presentadas por padres de educación especial a lo largo de los años.

Una demanda colectiva presentada en agosto de 2020 en un tribunal federal por seis familias de estudiantes de educación especial también alegó que el distrito escolar no proporcionó una educación adecuada a sus hijos durante el aprendizaje a distancia en medio de la pandemia de COVID-19. Ese caso sigue pendiente.

El distrito escolar también ha resuelto otras demandas en los últimos años que fueron presentadas por padres que alegaban que sus alumnos de educación especial habían sido maltratados por profesores u otro personal escolar.

El año pasado, el distrito escolar pagó más de 1.8 millones de dólares para resolver dos demandas relacionadas con un maestro que fue acusado de abusar de los estudiantes de educación especial.

En 2019, el distrito también aprobó un acuerdo de 1.2 millones de dólares a tres familias que presentaron una demanda alegando que un maestro de educación especial diferente abusó de sus hijos durante el año escolar 2014-15.

En febrero, las madres de tres estudiantes que tienen necesidades especiales en Thiriot Elementary School presentaron una queja federal de derechos civiles alegando que un maestro usó una regla de plástico para castigar a sus hijos en 2019. El caso sigue pendiente.

Otras demandas incluyen una presentada por un padre en junio de 2020 en el Tribunal de Distrito del Condado Clark contra el distrito escolar después de que su hija, que tiene una discapacidad intelectual, desapareció de su secundaria durante cuatro días en 2018.

En una demanda de 2018, una madre alegó que un empleado del distrito rompió la muñeca de su hijo autista.

Los registros judiciales en línea muestran que los casos cerraron después de ser “transferidos (antes del juicio)”. Ninguna otra información sobre los casos estuvo inmediatamente disponible el lunes.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
 
Nuevas amenidades en el este de Las Vegas

El Ayuntamiento de Las Vegas ha presentado nuevas amenidades en el parque Gary Reese Freedom, ubicado en una zona de alta población hispana. Estas consisten en cuatro nuevas canchas para la práctica del fútbol soccer en espacios reducidos, modalidad que también se conoce como fútbol rápido.

La polémica por el derecho al aborto en Nevada

La inédita filtración de un borrador de documento de la Corte Suprema de Justicia escrito por el juez Samuel Alito, que podría eliminar el derecho al aborto en Estados Unidos, continúa generando todo tipo de reacciones de protesta y de apoyo, y Nevada no es la excepción.

Ucrania trabaja para sacar a los últimos combatientes de Mariupol

Cientos de combatientes ucranianos que defendían el último reducto de Mariupol fueron evacuados a zonas controladas por los separatistas respaldados por Rusia y los funcionarios trabajaron el martes para sacar al resto.

Aprueba FDA la vacuna de refuerzo de COVID para niños sanos de cinco a 11 años

Los organismos reguladores de Estados Unidos autorizaron el martes una dosis de refuerzo contra COVID-19 para los niños sanos de cinco a 11 años, con la esperanza de que una dosis adicional de la vacuna mejore su protección a medida que las infecciones están volviendo a aumentar.

Titus lucha contra demócratas y republicanos tras redistribución del Distrito 1

Los demócratas de Nevada en el recién trazado Distrito 1 del Congreso podrán elegir entre dos candidatas progresistas en la papeleta, la representante Dina Titus, decana de la delegación federal del estado en Washington, y la activista liberal Amy Vilela.