49°F
weather icon Mostly Clear

55 escuelas del CCSD perderán millones en fondos federales

Cincuenta y cinco escuelas del Condado de Clark perderán millones en fondos federales el próximo año escolar debido a un cambio en la forma en que el Distrito Escolar del Condado de Clark (CCSD) distribuirá el dinero destinado a ayudar a los estudiantes de bajos ingresos.

Los fondos del Título I del distrito, que están reservados para escuelas con altos porcentajes de estudiantes en la pobreza, generalmente se han desembolsado en escuelas donde al menos el 40 por ciento de los estudiantes son elegibles para almuerzos gratuitos o de precios reducidos.

Pero bajo un nuevo método de distribución, el distrito está asignando ese dinero solo para las escuelas más empobrecidas, estableciendo el nuevo umbral en 60 por ciento.

En general, este año, el distrito recibió aproximadamente $95 millones en fondos del Título I para escuelas de alta pobreza, enviando $64 millones directamente a 279 escuelas, incluidas las escuelas charter patrocinadas por el distrito, se espera otorgar $67 millones a las escuelas en 2019-20.

Eso recortará aproximadamente $5.9 millones de los presupuestos de este año de las 55 escuelas retiradas del grupo de Título 1.

El distrito espera poder recuperar al menos parte de ese dinero si la Legislatura amplía el “financiamiento ponderado”, que se dirige al dinero adicional para estudiantes en riesgo o de bajos ingresos, estudiantes de inglés y de educación especial.

“Sabemos que todas las escuelas tienen desafíos”, dijo Mike Barton, el director de universidades, carrera y equidad del distrito. “Pero si queremos que las escuelas de una y dos estrellas avancen rápidamente, especialmente las escuelas que tienen tasas más altas (de almuerzo gratis o a precio reducido), queremos asegurarnos de que tengan los recursos óptimos para que esto suceda”.

Las escuelas se preparan para los cortes

Eso significa que las escuelas como la preparatoria Sierra Vista de tres estrellas, donde aproximadamente el 53 por ciento de los estudiantes califican para el programa de almuerzo, no recibirán ninguno de los $297 mil 160 en fondos del Título I que recibió este año.

Spring Valley High School, que tiene tres estrellas y una tasa de pobreza de alrededor del 51 por ciento este año, perderá alrededor de $275 mil 310, o más si su porcentaje ha aumentado desde entonces.

Ese dinero se utilizó en una serie de recursos, incluida la “compra” de 35 períodos de preparación de maestros, lo que les permite enseñar más clases y, por lo tanto, reducir su tamaño.

También le permitió a la escuela crear programas para los aprendices del idioma inglés y para aquellos que están a punto de no graduarse, comentó Darcy Bechtel, bibliotecario y miembro del equipo organizativo de la escuela.

Llamó frustrante al cambio en la fórmula de financiamiento.

“Solo porque lo estamos haciendo bien o porque no estamos demostrando que tenemos los números, nos están quitando ese dinero a pesar de que todavía tenemos una necesidad increíble”, recalcó Bechtel, “y cada niño merece una oportunidad, algunos otros necesitan mucho más”.

Por otro lado, la preparatoria Desert Pines de dos estrellas, que este año tuvo un 76.8 por ciento de sus estudiantes elegibles para almuerzos gratuitos o de precios reducidos, tendrá un aumento de fondos de $865 mil 200 a más de un mdd. La secundaria Orr de una estrella aumentará sus fondos de Título I de $397 mil 200 a $464 mil 400.

La madre Meredith Freeman, cuyos hijos asisten a la secundaria Hyde Park de tres estrellas, que perderá sus fondos del Título I, dijo que el cambio la deja sintiéndose desgarrada.

“Cuando tienes una escuela que tiene un 50 por ciento de almuerzo gratis y reducido, pensarías que deberían obtener ese dinero”, destacó Freeman. “Y siento que estoy defendiendo el interés de mis propios hijos cuando digo que ayudemos a estas escuelas que tienen mayores necesidades”.

Las escuelas que están perdiendo dinero del Título I deben buscarlo en otra parte de su presupuesto o recortar las iniciativas por completo.

Proceso de apelación

Aquellos con una tasa de entre el 57 y el 59.9 por ciento, pueden apelar al superintendente asociado de su escuela para mantener los fondos del Título I, de acuerdo con una nota que el distrito envió a los directores la semana pasada. El superintendente adjunto tomará la decisión final.

Otros fondos del Título I se transfieren a un tipo de reserva conocida como munición, que está ayudando a pagar un nuevo programa piloto de incentivo salarial para maestros en ocho secundarias.

La fideicomisaria Danielle Ford, cuyo Distrito F incluye a Spring Valley High School, dijo que un buen compromiso sería hacer que el umbral sea del 50 por ciento.

“Es una pena que estas escuelas que han hecho un gran trabajo al presupuestar su dinero del Título I ahora se lo estén quitando”, indicó. “De hecho, creo que algunas de las escuelas deberían ser un modelo para otras que reciben estos fondos”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO