81°F
weather icon Clear

Ordenan que se detengan las pruebas de antígenos por inexactitudes

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Nevada ha ordenado a los asilos que dejen de utilizar pruebas de antígenos después de que algunas pruebas resultaron ser inexactas.

Una declaración del departamento emitida el viernes pidió que los probadores de antígenos Quidel Sofia y BD Veritor dejen de ser utilizados porque no son lo suficientemente precisos para declarar los verdaderos resultados negativos de las pruebas.

“Estas pruebas de antígenos son precisas para detectar individuos con COVID-19, pero menos precisas para detectar correctamente cuando alguien no tiene COVID-19”, indica la declaración.

El departamento declaró que recibió “informes anecdóticos” el mes pasado de 12 centros de cuidado que mostraron problemas con las pruebas, incluyendo uno que documentaba que el 60 por ciento de las pruebas de antígeno positivas eran falsos positivos.

El departamento atribuyó los errores a una serie de problemas, incluyendo el entrenamiento inadecuado de quienes administraban las pruebas, la falta de cumplimiento de las instrucciones del fabricante o la frecuencia de las pruebas en el mismo periodo de 48 horas.

El departamento recomendó volver a confirmar cualquier resultado positivo de las pruebas de antígenos, ya que pueden no ser exactos.

Hasta el miércoles, Nevada había reportado 83 mil 347 casos de coronavirus y mil 636 muertes.

Los asilos de ancianos de Nevada han sido especialmente afectados por el virus. El gobernador Steve Sisolak desplegó la Guardia Nacional de Nevada en abril para combatir el aumento de casos de COVID-19 en asilos y otros centros de cuidados a largo plazo.

Las residencias de ancianos siguen siendo un entorno en el que existe “una cadena de suministro que todavía no está totalmente estabilizada”, señaló Brett Salmon, presidente de la Asociación de Atención Médica de Nevada y de la asociación comercial Nevada Care for Assisted Living, en una declaración en agosto.

Para reducir los costos de las pruebas regulares a los empleados de las residencias de ancianos, se esperaba que 65 hospitales e instalaciones de cuidados a largo plazo de Nevada utilizaran los dispositivos de prueba de antígenos, según los datos de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid.

LO ÚLTIMO