66°F
weather icon Clear

No habrá recortes de agua en el 2018

Con gran entusiasmo la Autoridad del Agua del Sur de Nevada (SNWA por sus siglas en inglés) ha informado a los residentes del valle de Las Vegs que este año no habrán recortes en el suministro de agua en la región el próximo año. Esto se debe gracias a las buenas nevadas de la temporada pasada en las montañas que abastecen al río Colorado pero también a los esfuerzos de conservación.

“Sí, son buenas noticias de que no habrán cortes en el abastecimiento de agua para el próximo año”, dijo Adriana Picazo, de la oficina de información pública, de la Autoridad del Agua del Sur de Nevada. En conversacitn con El Tiempo, Picazo respondió que la información fue dada por una agencia federal, y comentó que la SNWA lleva años con esfuerzos para conservar el vital líquido.

Picazo proporcionó información sustentada en un reporte de la Bureau of Reclamation (la oficina federal que administra y proteje el agua del país), donde se apunta que para el 2018 no sucederán los recortes obligatorios en el suministro, que en nivel regional se tienen planeados en caso necesario para la cuenca baja del Río Colorado (que comparten regiones de Arizona, Nevada y California) debido a la sequía.

Según la información de la Oficina de Reclamación, dependiente de la Secretaría del Interior, del gobierno federal, las lluvias en Colorado y otros estados fueron abundantes –un 114% en promedio-. Las nevadas en las montañas rocallosas de Colorado también alimentan la cuenca alta del Río Colorado, dan el flujo principal de agua –proyectado en un 113% este año- para el lago Powell (en Utah y Arizona).

Gracias a este abundante flujo de nevadas y lluvias el lago Powell se puede abastecer mejor la cuenca baja del rio Colorado y al lago Mead que surte a partes de Arizona, Nevada, Utah y California. México también forma parte de la cuenca, al final del recorrido del Colorado.

Esfuerzo de conservación

La otra razón que evita los cortes de agua es que las autoridades han logardo reducir el consumo. Según la Oficina de Reclamación “la Cuenca Baja usó menos de 7.0 millones de acres-pies en 2017 debido a programas de conservación”.

En el caso del valle de Las Vegas la SNWA lleva a cabo esfuerzos desde hace muchos años, tendientes a conservar el recurso. Este esfuerzo comenzó en el año 2001 e incluye disminuir el riego de áreas verdes al cambiarlas por unas adecuadas al desierto. Esto prácticamente cambio la fisonomía urbana del valle, pues donde antes había césped ahora hay plantas de desierto y decorados con piedras.

También la SNWA y las agencias que administran el abastecimiento en las ciudades del valle tienen brigadas de inspectores que detectan el desperdicio. Su trabajo es vigilar y ayudar a resolver los problemas, pero también a aplicar multas a quienes no atienden las normas del uso y conservación del agua.

Aunque no habrá recortes en el abastecimiento de agua en el valle de LV en el 2018, la noticia bien puede hacer pensar que la región pasa por un período de sequía de muchos años. Solo hay que tomar en cuenta que el lago Mead se ha visto bajar drásticamente su nivel. La franja blanca en las rocas que rodean al lago son la prueba. También se debe recordar que este lago abastece el 90% del agua que consumimos en el valle; es vital para la vida.

Entonces aunque para el próximo año no se prevé recortes en el suministro, la posibilidad sigue abierta en el futuro cercano. De hecho, los planes de contingencia de las autoridades tienen un margen de los próximos cinco años, en los cuales la probabilidad de recortes es de 31% a 39%, según se mantengan los niveles de los lagos Powell y Mead. Y eso, por lo apuntado ariba, depende de las buenas temporadas de lluvias y nevadas, pero también del buen uso y conservación del preciado líquido en las siete entidades que comparten la cuenca, entre ellos Nevada y, al final, México.

LO ÚLTIMO