66°F
weather icon Clear

Nevada comienza a distribuir pruebas rápidas de COVID-19 gratuitas

El primero de los cientos de miles de kits gratuitos de pruebas rápidas de COVID-19 solicitados por el estado de Nevada ya está disponible en varios lugares de Las Vegas, así como en localidades rurales y del norte de Nevada.

El gobernador Steve Sisolak usó fondos federales para hacer un pedido inicial de 600 mil kits de pruebas caseras Flowflex, según informó el lunes la oficina del gobernador. En el Condado Clark, las pruebas rápidas de antígenos ya están disponibles en las oficinas de la organización sin ánimo de lucro Aid for AIDS Nevada, Planned Parenthood of the Rocky Mountains y la División estatal de Bienestar y Servicios de Apoyo.

El sitio web de Nevada Health Response -nvhealthresponse.nv.gov- incluirá una lista de sitios adicionales a medida que estén disponibles.

“Los kits de pruebas en casa son una de las estrategias que el Estado está usando para que las pruebas sean más cómodas y accesibles para los nevadenses”, afirma un comunicado de prensa de la oficina del gobernador. La iniciativa proporciona una “forma cómoda para que los nevadenses recojan las pruebas caseras de los socios comunitarios y las tengan a mano si desarrollan síntomas y necesitan un acceso rápido a una prueba de COVID-19”.

El programa estatal es una de las varias iniciativas gubernamentales de pruebas rápidas lanzadas desde finales de diciembre, cuando la demanda de pruebas del COVID-19 se disparó junto con el número de nuevos casos. Las pruebas llegan mientras la ola ómicron del COVID-19 parece estar retrocediendo, y con ella, la demanda de pruebas.

El presidente Joe Biden se enfrentó a críticas durante la temporada festiva por la escasez de pruebas rápidas caseras, ya que los estadounidenses viajaron para ver a sus familiares en medio del aumento de casos de la variante ómicron, más transmisible.

Ahora, en virtud de un programa federal, se pueden pedir por internet cuatro pruebas rápidas por hogar en covidtests.gov.

A partir del 15 de enero, el gobierno de Biden empezó a exigir a las compañías de seguros que cubrieran el costo de ocho pruebas caseras por individuo y por mes. Los consumidores pueden obtener las pruebas de forma gratuita usando su seguro en el momento de la compra o mediante el reembolso, dependiendo de la política de su aseguradora. El sitio web de Nevada Health Response anima a los residentes a que averigüen con su aseguradora si esta ofrece cobertura directa de las pruebas sin receta.

Las pruebas rápidas caseras, que pueden comprarse por internet y en farmacias, tienen la ventaja de dar resultados en minutos, en lugar de días, que es el tiempo que suele tardar el laboratorio en obtener los resultados de una prueba PCR.

Pero las autoridades de salud advierten que las pruebas rápidas no son tan precisas como las de PCR para detectar una infección. Cuando una prueba rápida se realiza al principio de la infección, antes de que el virus se haya replicado ampliamente, puede dar un falso negativo. Las autoridades recomiendan que las personas que han estado expuestas al virus se hagan varias pruebas a lo largo de unos días, incluso de tres a cinco días después de una posible exposición.

Sin embargo, los expertos dicen que las pruebas rápidas son muy buenas para identificar a las personas con cargas virales elevadas, que son las que tienen más probabilidades de infectar a otros. Por este motivo, algunos recomiendan hacerse una prueba inmediatamente antes de visitar a una persona mayor, por ejemplo, o a alguien con el sistema inmunitario comprometido.

LO ÚLTIMO