87°F
weather icon Clear

El presidente mexicano dice que no dará créditos a empresas en Acapulco

Actualizado November 1, 2023 - 4:06 pm

CIUDAD DE MÉXICO (AP) - El gobierno mexicano dijo el miércoles que asumirá la mitad de las tasas de interés de los préstamos bancarios para ayudar a reconstruir los 377 hoteles destruidos o gravemente dañados tras el paso del huracán Otis por la ciudad turística la semana pasada.

Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador no concederá préstamos públicos a los hoteles, la columna vertebral de la economía local.

Los hoteles carecen actualmente de liquidez -y se enfrentan a meses de trabajo para reparar las ventanas y paredes derribadas por el huracán de categoría 5-, por lo que no está claro cuántos bancos privados estarían dispuestos a prestarles dinero.

López Obrador anunció un paquete de ayuda de 3,400 millones de dólares. Gran parte de esa cantidad se destinará a pagos de entre dos mil y tres mil dólares por vivienda dañada, a programas de empleo temporal y a electricidad gratuita para los residentes durante varios meses.

También dijo que su gobierno construiría docenas de cuarteles para estacionar tropas de la Guardia Nacional en Acapulco, a pesar de que los agentes de la Guardia ya estaban presentes en el puerto, pero no pudieron evitar el saqueo generalizado de tiendas tras el huracán.

López Obrador también prometió unos 250 mil paquetes de electrodomésticos y paquetes semanales de alimentos para cada familia, diciendo que las cadenas de tiendas locales habían acordado ayudar, a pesar del hecho de que casi todas las grandes tiendas de comestibles y grandes almacenes en el centro turístico fueron saqueadas y gravemente dañadas.

Las autoridades han dado varias vueltas sobre el número de víctimas mortales de Otis, y han multado a 46 y 48 personas.

López Obrador ha afirmado que sus oponentes están tratando de inflar la cifra para perjudicarle políticamente, pero con cientos de familias que siguen esperando noticias de sus seres queridos, es probable que el número de muertos siga aumentando.

En huracanes anteriores en Acapulco, la mayoría de los muertos fueron arrastrados por inundaciones en tierra. Pero con Otis, un número significativo parece haber muerto en el mar, tras hundirse decenas de lanchas, yates y cruceros. Los residentes han afirmado que algunas tripulaciones habían optado por permanecer a bordo para proteger sus embarcaciones o habían recibido la orden de hacerlo.

La Armada mexicana informó el martes de que se han localizado otros cuatro barcos en el fondo de la bahía de Acapulco, con lo que asciende a 33 el número de embarcaciones que al parecer se hundieron cuando el huracán Otis azotó la ciudad turística la semana pasada.

El secretario de Marina, José Rafael Ojeda, dijo que un barco con una grúa llegó el martes, y que los equipos de búsqueda esperan comenzar a levantar los barcos a la superficie pronto para comprobar si hay víctimas. Pero con solo una grúa en funcionamiento, el izado de los botes a la superficie podría llevar semanas, lo que hace prever una larga y angustiosa espera para los familiares.

Los familiares de los tripulantes desaparecidos expresaron su frustración, afirmando que habían recibido poca ayuda o apoyo de las autoridades.

La hermana de Yezmin Andrade, Abigail Andrade Rodríguez, era uno de los cuatro tripulantes a bordo del Litos, un yate bimotor de 94 pies (29 metros) de eslora con base en Puerto Marqués, al sur de la bahía principal de Acapulco, la noche del huracán.

Nadie ha escuchado nada de ella, ni de ninguno de los otros miembros de la tripulación, en una semana.

Alrededor de la medianoche, el yate parece haber enviado un SOS tras ser arrastrado por el viento o huir por la bahía principal. No había noticias oficiales de que el Litos estuviera entre los 33 botes cuyo hundimiento se había confirmado.

Andrade dijo que los investigadores no se han puesto en contacto con ella. “Estoy haciendo las cosas por mi cuenta”, dijo.

Andrade dijo que las familias de los tripulantes desaparecidos están organizando su propia búsqueda en La Roqueta, una pequeña isla de la bahía de Acapulco que no tiene población permanente, con la esperanza de que algunos de los tripulantes del barco puedan haber nadado o flotado en balsas hasta la isla, o puntos más alejados de la costa.

Acapulco es conocido tanto por la abundancia de yates caros como por los barcos turísticos baratos que llevan a los turistas por la bahía.

Un dirigente de una cámara empresarial local cifró en 120 el número de desaparecidos o muertos en el mar, pero no ha habido confirmación oficial al respecto.

La agencia federal de defensa civil contabilizó 220 mil viviendas dañadas por el huracán, que voló las ventanas y paredes de algunos hoteles de gran altura y arrancó los tejados de lámina de miles de casas.

LO ÚLTIMO
Mariachis y tragafuegos se enfrentan en México

Las disputas entre artistas callejeros en México, a menudo violentas, alcanzaron un nuevo nivel esta semana cuando un grupo de mariachis con guitarra atacó a un tragafuegos.

El presidente de México está dispuesto a ayudar con el flujo de migrantes, pero quiere que Estados Unidos inicie conversaciones con Cuba

El presidente de México dijo el viernes que está dispuesto a ayudar con la oleada de migrantes que provocó el cierre de cruces fronterizos con Estados Unidos, pero quiere que el gobierno estadounidense inicie conversaciones con Cuba y envíe más ayuda para el desarrollo a los países de origen de los migrantes.