91°F
weather icon Clear

El presidente de México augura la plena recuperación de Acapulco, pero los residentes ven dificultades

ACAPULCO, México (AP) - El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador habló con entusiasmo el miércoles sobre la recuperación de Acapulco después de que el huracán Otis azotara el destino turístico el 25 de octubre, matando a 52 personas.

Pero algunos residentes todavía no tienen agua potable, el tratamiento de aguas residuales sigue siendo deficiente, toneladas de basura y escombros permanecen en las calles, y pocos hoteles están completamente abiertos.

López Obrador predijo que la que fue alguna vez la glamorosa ciudad de la costa del Pacífico estaría recuperada al 100 por ciento en marzo, y afirmó que las casas de muchos residentes están ahora en mejor estado que antes del paso del huracán de categoría 5.

“Sin duda, en marzo, al 100 (por ciento)”, dijo el presidente en una rueda de prensa en Acapulco. “La mayoría de las casas de la gente en Acapulco están ahora mejor que antes del huracán”.

Aunque se han retirado cientos de toneladas de escombros y algunas de las tiendas destrozadas y saqueadas han vuelto a abrir, las cosas están lejos de acercarse a la normalidad.

La economía de Acapulco depende casi por completo del turismo, y había pocos en la ciudad.

Gerardo Pérez Pacheco, de Portland, Oregón, viene a Acapulco cada dos años. Volvió a venir este año, y dijo que estaba impresionado por los esfuerzos de limpieza - a pesar de que la ciudad está más tranquila de lo normal.

Otros, como José Luis Torres Parra, de la ciudad fronteriza norteña de San Luis Río Colorado, vinieron como acto de solidaridad con Acapulco. Torres Parra, que trajo consigo a su familia, dijo que Acapulco sigue siendo una de las bahías más bellas del mundo.

El gobierno calcula que para la víspera de Año Nuevo operarán unas 4,500 habitaciones en 127 hoteles, muchos de los cuales solo están abiertos parcialmente después de que los vientos de Otis arrancaran ventanas e incluso paredes.

Se trata de una cifra muy optimista, dado que las autoridades locales estiman que actualmente solo hay 2,890 habitaciones disponibles en 91 hoteles, muchas de las cuales están ocupadas por trabajadores del gobierno llamados a supervisar las labores de recuperación.

Incluso la estimación del presidente es como una gota en el mar comparada con las 19 mil habitaciones de hotel -y 10 mil condominios y rentas vacacionales temporales- que Acapulco tenía operativas antes del huracán.

Mientras que muchos residentes de Acapulco han tenido que esperar en fila para recibir pagos de ayuda del gobierno y lotes de artículos para el hogar y electrodomésticos - López Obrador envió emisarios a China y Corea para comprar suficientes estufas y refrigeradores para repartir - la espera más difícil es para las familias de 32 personas que aún figuran como desaparecidas por el huracán.

Los familiares dicen que han visto pocos avances en la búsqueda de sus seres queridos. La Armada de México dijo que ha recuperado 17 cuerpos en el mar, pero no ha podido ubicar cuatro de las 15 embarcaciones que se hundieron en la bahía con personas reportadas a bordo.

“Parece que solo nos cuentan la mitad de lo que está pasando”, dijo Enrique Andrade, cuya hermana Abigail estaba a bordo de uno de los yates que naufragaron. “Hay muchas cosas que se ocultan”.

Con poca información e informes contradictorios, las familias de los desaparecidos han organizado manifestaciones, exigiendo a las autoridades que se enfoquen en la búsqueda.

“Nos están tratando como si fuéramos niños”, afirmó Andrade.

La administración parece enfocarse en poner parches, pidiéndoles a los residentes reconstruir sus propias casas rápidamente, sin abordar los problemas de infraestructura subyacentes que hicieron que muchas comunidades de ocupantes ilegales construyeran casas precarias sin alcantarillado ni conexiones de agua potable incluso antes del paso del huracán.

Uno de los principales objetivos de López Obrador ha sido inundar la zona con soldados y tropas de la cuasi militar Guardia Nacional. Unos 25 mil soldados -aproximadamente una décima parte de la fuerza total de México- se encuentran actualmente en Acapulco.

López Obrador planea construir unos 40 cuarteles de la Guardia Nacional en Acapulco, asolado por la violencia de los cárteles de la droga desde hace casi dos décadas.

LO ÚLTIMO
La violencia empaña el último día de campaña electoral en México

México celebró el último día de campaña antes de las elecciones nacionales del domingo, pero los mítines de cierre se vieron ensombrecidos por los ataques a los candidatos y la persistente alta tasa de homicidios del país.

Mariachis y tragafuegos se enfrentan en México

Las disputas entre artistas callejeros en México, a menudo violentas, alcanzaron un nuevo nivel esta semana cuando un grupo de mariachis con guitarra atacó a un tragafuegos.

El presidente de México está dispuesto a ayudar con el flujo de migrantes, pero quiere que Estados Unidos inicie conversaciones con Cuba

El presidente de México dijo el viernes que está dispuesto a ayudar con la oleada de migrantes que provocó el cierre de cruces fronterizos con Estados Unidos, pero quiere que el gobierno estadounidense inicie conversaciones con Cuba y envíe más ayuda para el desarrollo a los países de origen de los migrantes.