81°F
weather icon Clear

Maria Shriver se une a la Cleveland Clinic para combatir enfermedades neurológicas en mujeres

Maria Shriver, activista desde hace mucho tiempo de la investigación sobre la enfermedad de Alzheimer, ha unido sus fuerzas a las de la Cleveland Clinic para avanzar en la investigación y la prevención de las enfermedades neurológicas en las mujeres.

La atención a la salud cerebral de las mujeres refleja que dos de cada tres casos de Alzheimer se dan en mujeres, y que estas también se ven afectadas de forma desproporcionada por otras enfermedades neurológicas, dijo Shriver, periodista de radio y televisión y autora.

Su organización sin ánimo de lucro Women’s Alzheimer’s Movement se ha unido al centro médico académico de la Cleveland Clinic para “poner una estaca en el suelo que diga que somos el mejor lugar del mundo para ello, y también para que las mujeres sepan que este será un lugar que dará prioridad a su salud y a su proceso de envejecimiento”, dijo Shriver en una entrevista el martes.

La organización sin ánimo de lucro de Shriver se pondrá bajo el paraguas de la Cleveland Clinic para lanzar la iniciativa, que se anunciará formalmente el jueves. En 2020, Shriver se asoció con el sistema de salud para poner a prueba un centro de prevención del Alzheimer solo para mujeres en el Cleveland Clinic Lou Ruvo Center for Brain Health, en Las Vegas.

Los investigadores están investigando por qué las mujeres se ven más afectadas por el Alzheimer y otros trastornos neurológicos, examinando el papel que desempeñan las hormonas y otros factores, dijo Jessica Caldwell, neuropsicóloga y directora del centro de prevención para mujeres. Mediante la investigación, los científicos esperan encontrar formas de evitar enfermedades neurológicas devastadoras como el Parkinson y la esclerosis múltiple, así como el Alzheimer.

La nueva iniciativa combinará la “amplia experiencia educativa, activista y de recaudación de fondos de la organización en torno al riesgo de las mujeres de padecer la enfermedad de Alzheimer y su prevención, con la amplia experiencia médica y la sólida red de investigación de (la Cleveland Clinic)”, según un comunicado de prensa.

A una de cada dos mujeres se le diagnosticará un trastorno neurológico a lo largo de su vida, afirma el comunicado.

“Algo que no hay que temer”

El empresario y filántropo de Las Vegas, Larry Ruvo, dijo que él y Shriver se hicieron amigos hace más de 25 años, y que los unió la experiencia compartida de haber tenido cada uno un padre con Alzheimer. Esta experiencia los llevó por caminos separados y conjuntos de lucha contra la enfermedad.

Ruvo es el cofundador de Keep Memory Alive, la rama de recaudación de fondos del centro cerebral que lleva el nombre de su padre.

Shriver, miembro de la familia Kennedy y primera dama de California cuando su entonces esposo Arnold Schwarzenegger era gobernador, ha escrito libros y produjo un documental sobre la enfermedad que ganó un Emmy.

Ruvo dijo que los teléfonos del Centro Ruvo no pararon de sonar durante días tras el anuncio de junio de 2020 sobre el centro de prevención para mujeres, con llamadas de personas deseosas de concertar una cita.

El centro para mujeres evalúa los factores de riesgo individuales de la paciente para el Alzheimer, evaluando su dieta, ejercicio, niveles de estrés, sueño, estado de ánimo y salud general. Los cambios en el cerebro comienzan dos décadas antes de que una persona desarrolle síntomas de Alzheimer, por lo que el centro se dirige a mujeres desde los 30 años hasta las de 60.

Caldwell dijo que en el año y medio transcurrido desde su puesta en marcha, el centro de mujeres ha atendido a 175 pacientes y está en camino de alcanzar su objetivo de 380 pacientes en tres años. Actualmente hay una lista de espera de más de 150 pacientes.

Uno de los principales objetivos de la iniciativa es ver cómo se puede ampliar el modelo del centro de la mujer de forma que permita a más mujeres obtener estos servicios, dijo.

“Durante el año próximo, uno de mis principales objetivos será buscar formas de llevar el concepto de prevención a otros sistemas, incorporándolo a otros tipos de atención o proporcionándolo de forma que no sea tan costosa como lo que estamos haciendo aquí”, dijo Caldwell.

El centro para mujeres es un proyecto piloto que ha conseguido financiación para cuatro años. Depende en gran medida de la filantropía; los seguros no reembolsan los servicios preventivos que presta.

Shriver ve un futuro diferente. Prevé un día en el que la salud del cerebro se convertirá en una parte habitual de la atención a la salud, en el que tanto hombres como mujeres de todos los orígenes “podrán ir al médico y obtener respuestas de una manera que mi generación no tuvo”.

Podrán obtener un cóctel de medicamentos o consejos sobre el estilo de vida que “harán que envejecer no sea algo a lo cual temer… que les permitirá vivir una vida no solo larga, sino saludable, con su mente y su cuerpo intactos”, dijo.

“Y eso no estaba al alcance de la generación de mi padre. Y no está disponible para mi generación, pero lo estará para la generación de (nuestros) hijos”, dijo Shriver, que tiene 66 años.

Los médicos serán “capaces de ponerte en un camino que mantenga tu cerebro funcionando al máximo”, dijo. “Esa es mi esperanza, ese es mi sueño y esa es mi certeza”.

Inspiración familiar

Como madre de cuatro hijos, entre ellos dos hijas, y tras convertirse recientemente en abuela de una niña, Shriver reconoció tener un incentivo familiar para hacer avanzar la salud cerebral de las mujeres.

Dijo que también se ha inspirado en el trabajo de sus padres, Eunice Kennedy Shriver, fundadora de los Juegos Olímpicos Especiales, y Sargent Shriver, arquitecto de la “Guerra contra la Pobreza” de la administración Johnson.

Cuando se le preguntó cómo celebraría el anuncio de la iniciativa el jueves, Shriver, católica practicante, se detuvo un momento antes de decir que iría a la iglesia para hablar con sus padres fallecidos.

“De alguna manera, espero que mi trabajo honre a mis padres”, dijo.

LO ÚLTIMO