50°F
weather icon Mostly Clear

Los dueños de The Gramercy planean más apartamentos en el complejo de Las Vegas

A principios de 2015, los dueños de The Gramercy lanzaron una fiesta al estilo Las Vegas un domingo por la mañana: Las bebidas fluyeron, y una torre de condominios sin terminar fue implosionada para animar a los espectadores.

La huella del edificio detonado ha estado vacía desde entonces, y ahora los actuales propietarios están considerando una gran expansión del sitio.

Lyon Living quiere construir un proyecto de apartamentos de seis pisos y 294 unidades en The Gramercy, un complejo del valle suroeste en Russell Road, justo al oeste del 215 Beltway, que cuenta con apartamentos, oficinas y locales comerciales en la planta baja con inquilinos como Pinches Tacos, la cafetería The Cuppa y DW Bistro.

Comisionados del Condado Clark aprobaron los planes del proyecto el mes pasado.

El nuevo complejo tiene previsto contar con una cervecería, “salones de trabajo remoto” y una piscina estilo resort con una pantalla LED exterior, le notificó Kyle Suryan, vicepresidente de Lyon con sede en Newport Beach, California, en una declaración al Review-Journal.

Suryan señaló que la empresa se está asociando con LandSpire Group y dijo que su objetivo es abrir camino antes de que termine el año. Cubriría el lugar donde se encontraba el edificio de condominios implosionado y algunos acres adyacentes, según los registros.

Los planes, que llegan cuando la economía de Las Vegas sigue estando muy afectada por la pandemia del coronavirus, marcan otro capítulo para The Gramercy, un complejo suburbano de uso mixto que una vez fue un recordatorio flagrante del salvaje auge inmobiliario y la devastadora caída del sur de Nevada a mediados de los años 2000.

El promotor Alex Edelstein imaginó que ManhattanWest, como se llamó originalmente el complejo, contaría con más de 600 casas, restaurantes, oficinas y un hotel. A medida que la economía se deterioraba, lanzó un blog llamado FrothingDeveloper que fue “diseñado para contrarrestar la cobertura negativa de los medios de comunicación sobre la economía y el mercado inmobiliario”, según un comunicado de prensa de mediados de 2008.

Pero la economía sólo empeoró y se reportó que los fondos para ManhattanWest se agotaron. Edelstein detuvo la construcción a finales de 2008, dejando el proyecto intacto durante años y rodeado por una valla de alambre de púas; una de las muchas obras de construcción abandonadas que se encuentran en el sur de Nevada después de que su frenético mercado inmobiliario se hundiera.

Vendió el complejo sin terminar a The Krausz Companies y WGH Partners por 20 millones de dólares en 2013 después de gastar 170 millones de dólares en él.

Los nuevos propietarios cambiaron el nombre a The Gramercy y completaron sus dos edificios de apartamentos y dos edificios de oficinas, pero decidieron que la torre de condominios no encajaba bien y que habría costado una gran suma para ponerla en código, reportaron anteriormente.

Los equipos de demolición cercaron el edificio de nueve pisos con explosivos y, en febrero de 2015, en un evento que ofrecía bloody marys y mimosas a los invitados a una distancia segura del lugar de la explosión, lo derribaron.

Los propietarios vendieron más tarde el Gramercy por fases. The Koll Co. y Estein USA compraron sus edificios de oficinas por 61.75 millones de dólares en 2017, y Lyon adquirió sus edificios de apartamentos, terrenos baldíos y estacionamientos por 45.75 millones de dólares en 2018.

LO ÚLTIMO