78°F
weather icon Clear

Un resort con temática de Harlem reinventará el Historic Westside, según su urbanizador

El urbanizador del resort “Harlem Nights” propuesto en el Historic Westside lo considera el “ancla” que estimulará el crecimiento y la prosperidad de todo el vecindario.

“No venimos aquí para beneficiar a nadie en específico”, dijo Shlomo Meiri en una entrevista esta semana. “Venimos a beneficiar a la comunidad”.

El proyecto suscitó reacciones encontradas entre los vecinos, incluidas las iglesias, tras su anuncio en abril. Algunos expresaron su preocupación por la altura de la torre, mientras que otros argumentaron que el resort no es compatible con el legado del histórico vecindario.

La propuesta también se enfrenta a obstáculos urbanísticos por parte de la ciudad de Las Vegas, que en un principio recomendó rechazarlo debido a la altura y el estacionamiento propuestos para el edificio.

Meiri reconoció que necesita el apoyo de la comunidad y de la ciudad para seguir adelante, y dijo que está dispuesto a hacer algunas concesiones siempre que se debatan de buena fe y se orienten hacia el bien de toda la comunidad.

Mientras tanto, el equipo de Meiri se ha reunido con residentes y dueños de negocios para venderles su visión de “si no es ahora, ¿cuándo?”.

“Básicamente no hay nada allí ahora”, dijo sobre la nueva urbanización. El sitio propuesto ocupa una cuadra de terreno en la esquina de Jackson Avenue y F Street, donde destaca un casino cerrado y en ruinas. El tranquilo vecindario está salpicado de casas y edificios de apartamentos.

“Estamos tratando de reinventar el Historic Westside”, dijo.

El urbanizador dijo que contratará a contratistas de la comunidad afroamericana y participará en un programa de desarrollo de la mano de obra para ayudar a capacitar a sus futuros empleados. Está en conversaciones con bancos para obtener financiación.

“Estoy orgulloso de este proyecto”, afirmó. “Pienso terminarlo. Si no, no gastaría mi tiempo, mi dinero, mi esfuerzo y mi estrés”.

Reducción de altura

Meiri estuvo en la ciudad la semana pasada para reunirse con funcionarios municipales, entre ellos el concejal Cedric Crear, que representa al distrito.

Se alcanzó un importante compromiso.

Meiri aceptó reducir la altura de la torre de 60 pies propuesta -principal punto de discordia con algunos miembros de la comunidad que han hablado públicamente- a unos 40 pisos, dijo Lisa Mayo-DeRiso, consultora del proyecto.

Crear no respondió a un mensaje en busca de comentarios sobre el proyecto.

Los planes originales mencionaban la contratación de tres mil empleados para 764 habitaciones de hotel, 458 unidades residenciales, juegos de azar y espacios comerciales, un club nocturno, salones, restaurantes y un teatro de 900 asientos.

El resort estará ambientado en el Harlem de la Ciudad de Nueva York de los años 20 y 30, y se inspirará en la película “Harlem Nights”, estrenada en 1989 y protagonizada por Richard Pryor y Eddie Murphy, estrellas afroamericanas de Hollywood.

Meiri afirma que su objetivo es que el resort honre a la comunidad afroamericana, no solo en el Historic Westside, predominantemente afroamericano, sino en todo el mundo.

“Nos dirigiremos al mundo entero”, afirmó.

Según Mayo-DeRiso, la reducción de altura reducirá el espacio residencial en unas 100 unidades. No estaba claro cómo afectaría el cambio al precio inicial estimado de 700 millones de dólares.

El urbanizador, con sede en California, prevé que la tramitación de los permisos dure unos 18 meses, y que la construcción finalice tres o cuatro años después.

La audiencia pública ante la comisión de urbanismo, prevista inicialmente para abril, se aplazó al 13 de junio.

Mientras tanto, el equipo de Meiri ha organizado reuniones con residentes y dueños de negocios para venderles su visión de la prosperidad económica.

Meiri es consciente de que, al final, no todo el mundo estará de acuerdo.

“Cualquier mente razonable verá lo que intentamos hacer por la comunidad”, afirmó. “El nombre es para la comunidad, la atracción es para la comunidad”.

‘Es demasiado’

Pero Gwen Walker, la operadora de The Walker African-American Museum &Research Center en West Van Buren Avenue -cerca del sitio del proyecto- describió el rascacielos propuesto como “monstruoso”.

Dijo que el proyecto estaba “fuera de lugar” y que “dominaría” el vecindario. La historiadora, de 66 años, ha acumulado entre 30 mil y 40 mil objetos históricos sobre la Historia Afroamericana, y ha albergado colecciones en el pequeño museo desde la década de 1990.

Walker afirmó que el anuncio del proyecto tomó al vecindario por sorpresa. El urbanizador debería haber consultado con la comunidad “antes de hacer este gran despliegue de lo que quiere hacer”.

Aunque Walker no se opone a la reurbanización, dijo que “toda ayuda no es buena ayuda”.

Afirmó que a la junta del museo le hubiera gustado hacer aportaciones sobre cómo afectará el proyecto la vida de los vecinos del vecindario.

“Trabajen con nosotros para hacer las cosas propicias y preservar nuestra historia”, dijo. “Si vas a construir una instalación, tienes que asegurarte de que todo lo que te rodea es (en) un plus”.

Mayo-DeRiso dijo que es casi imposible hacer público un concepto sin tener planes concretos.

Walker dijo que la torre será como “levantar un gran muro” que bloqueará la vista del vecindario.

“Solo queremos sinceridad”, dijo. “Queremos un interés sincero en ayudarnos a urbanizar nuestro Historic Westside de la forma en que nuestros residentes quieren verlo”.

El viernes al mediodía, los residentes de la zona Darnell y Amie Fisher dijeron que reciben con satisfacción el resort.

“Será bueno para el vecindario”, dijo Darnell Fisher. “Ayuda a la comunidad”.

Darnell Fisher mencionó el centro de Las Vegas cuando dijo que el vecindario necesita más edificios y un ambiente animado que los residentes puedan disfrutar.

“Haz lo que tengas que hacer”, dijo Amie Fisher. “No me molesta nada”.

LO ÚLTIMO