80°F
weather icon Clear

Trabajadores contra el calor: sin aire acondicionado, sin sombra, sin pausas para beber

Aire acondicionado roto o sin él durante meses. Sin sombra durante horas. Sin pausas para beber agua.

Estos son algunos de los cientos de quejas relacionadas con el calor que se han reportado a la Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo (OSHA, por su sigla en inglés) de Nevada, ya que la protección de los trabajadores contra las enfermedades causadas por el calor atrae cada vez más atención.

Lo inesperado de la mayoría de las quejas es que provienen principalmente de quienes trabajan en interiores.

“Hay muchos problemas de calor en interiores en Nevada”, dijo Victoria Carreón, administradora de la División de Relaciones Industriales del Departamento de Comercio e Industria de Nevada. Pueden ser “problemas relacionados con el aire acondicionado o con algún otro equipo que produzca calor”.

El Review-Journal analizó 547 denuncias de la OSHA presentadas entre 2017 y 2021, cuando se puso en marcha un nuevo programa estatal para salvaguardar a los trabajadores en entornos exteriores e interiores, modificado para el clima cálido y seco de Nevada.

Más del 35 por ciento de las quejas -la mayor cantidad de un solo sector- procedían de trabajadores del sector del ocio y la hostelería, que comprende restaurantes, casinos/resorts y hoteles, según los registros.

El segundo mayor número de quejas procedía del comercio minorista, con algo más del 19 por ciento.

Hubo muchas menos quejas de sectores considerados de alto riesgo por trabajar al aire libre con el calor, como la construcción, que solo representó el cinco por ciento de las quejas.

“Cualquier buena empresa de construcción no quiere que sus trabajadores sufran por el calor”, dijo Dale Walsh, higienista industrial certificado. “Cuando vayas a un sitio de construcción, habrá todo tipo de agua disponible e instrucciones sobre cómo reconocer el estrés por calor y la embolia”.

La cadena de suministro provoca problemas de calor

La mayoría de las quejas sobre el calor de los trabajadores de interior se referían averías o al mal funcionamiento del aire acondicionado, lo que hacía que las temperaturas superaran a veces los 100º F.

Los trabajadores reportaron sentir náuseas, fatiga y mareos durante sus turnos, según los registros. En algunos casos, los trabajadores fueron enviados a casa tras mostrar signos de enfermedad por calor.

Los datos obtenidos por el Review-Journal solo identifican la fecha, el nombre y el emplazamiento de la empresa que recibió la queja. No identifica a la persona que presentó la queja.

Jim Brock, fundador de la franquicia Simple Computer Repair, LLC, que recibió una queja en 2021, recordó cuando el aire acondicionado de la tienda estuvo averiado durante más de un mes. “Era miserable”, dijo. “A veces los clientes se iban porque hacía mucho calor”.

Aunque el propietario se mostró cooperativo y receptivo, Brock dijo que los problemas de la cadena de suministro relacionados con la pandemia retrasaron la reparación. Al final, el propietario sustituyó la unidad en lugar de esperar la pieza. Pero, mientras tanto, se instalaron ventiladores para mantener la tienda lo más fresca posible.

Michael Araquil, gerente del Chili’s Grill & Bar de Charleston Boulevard, se hizo eco de sentimientos similares. El restaurante recibió una queja en agosto de 2021 en la que se afirmaba que el aire acondicionado llevaba un mes sin funcionar, lo que hacía que las temperaturas en las zonas del comedor y la cocina alcanzaran los 94º, y que no se esperaba que se reparara hasta octubre.

Araquil dijo que la dirección era consciente del problema y que ya había pedido las piezas de reparación antes de que se presentara la queja, pero los retrasos en la cadena de suministro hicieron que las piezas no llegaran durante meses.

“Hicimos todo lo posible para que [los empleados] estuvieran frescos”, dijo. El local trajo temporalmente neveras portátiles mientras esperaba las piezas y ofreció helados a los empleados.

La OSHA cerró ambas denuncias tras enviar una carta de investigación sobre el peligro a las empresas y recibir sus respuestas.

Las cartas de consulta son la forma más habitual en que la OSHA responde a las denuncias relacionadas con el calor. De las 547 denuncias relacionadas con el calor entre 2017 y 2021, 425 se abordaron mediante el envío de una carta de investigación.

Cuando un empresario recibe la carta, tiene un número determinado de días para responder con información y pruebas sobre cómo está abordando el peligro. Si la respuesta es adecuada, la OSHA cerrará la denuncia. Pero si es inadecuada, la OSHA puede solicitar información adicional o abrir una inspección formal in situ.

La OSHA de Nevada inició inspecciones en respuesta a 43 denuncias, normalmente cuando había otros peligros más inmediatos y graves además del calor, como no tener acceso al agua o la exposición a sustancias químicas peligrosas.

Empresas de interior, trabajadores de exterior

Aunque son menos frecuentes que las quejas por calor de los trabajadores de interior, las de los trabajadores de exterior suelen ser más graves.

Por ejemplo, Circa Resorts LLC recibió tres quejas durante el verano de 2021 de empleados de su zona de piscinas Stadium Swim, inaugurada en octubre de 2020.

Las quejas alegaban que los empleados no disponían de una sombra adecuada y debían permanecer de pie bajo el sol directo durante la mayor parte de su turno. Una de las quejas decía: “Los empleados han perdido el conocimiento al estar expuestos al calor”. Otra queja decía que no se proporcionaba sombra a los trabajadores durante hasta seis horas.

El Review-Journal observó las condiciones de trabajo de los salvavidas de Stadium Swim en julio y descubrió que ocho estaban de pie bajo la luz directa del sol en cualquier momento alrededor de las piscinas y dos salvavidas estaban sentados en puestos de salvavidas a la sombra.

Pero había varias medidas para mitigar los efectos del trabajo en el calor extremo. A los socorristas que estaban bajo la luz directa del sol se les proporcionaba agua fría y un ventilador que les rociaba agua fresca. Los socorristas solo permanecían en un puesto determinado durante 30 minutos seguidos antes de rotar a otro trabajo.

Al menos dos socorristas recorrían la zona cada 15 minutos aproximadamente, proporcionando agua, comprobando el bienestar de los empleados y rociando ocasionalmente a los socorristas con agua fría.

Un socorrista, que pidió que no se usara su nombre, confirmó al menos unos pocos casos de enfermedades por calor en lo que va de 2022, pero dijo que los empleados que muestran signos de enfermedad por calor pueden recuperarse en el interior y luego son enviados a casa durante el resto de su turno.

Circa Resorts no respondió a las múltiples solicitudes de comentarios sobre las condiciones de trabajo y los esfuerzos de mitigación del calor en Stadium Swim. Las tres denuncias por calor en Circa Resorts fueron cerradas por la OSHA de Nevada.

Quejas no denunciadas, nueva normativa

Las quejas por calor se reportan en su totalidad, lo que significa que los datos de las quejas solo captan una parte de la historia.

“Aunque hay tendencias muy claras en los datos”, dijo Carreón, “sabemos que los datos son muy incompletos porque podría haber muchos otros lugares que tienen problemas tanto en el interior como en el exterior donde la gente no es consciente de su capacidad para enviar una queja a la OSHA”.

Añadió que algunos trabajadores, como los de las comunidades de inmigrantes, a menudo se preocupan por presentar denuncias por miedo a las represalias de los empresarios.

Y las enfermedades relacionadas con el calor a menudo no se denuncian porque el calor se pasa por alto como factor que contribuye a una lesión. “Puedes tener una caída precipitada por el calor, pero la entrada real que se registra es [solo] la caída”, dijo Carreón.

Si una enfermedad relacionada con el calor no requiere hospitalización ni causa una muerte, no es necesario reportarla a la OSHA, lo que significa que las lesiones que no necesitan tratamiento pueden pasar desapercibidas.

Aunque Nevada no cuenta actualmente con unos estándares obligatorios para las enfermedades causadas por el calor, la OSHA puso en marcha un programa de énfasis en el calor a principios de este verano para abordar las enfermedades relacionadas con el calor.

La OSHA de Nevada también ha propuesto una nueva normativa, la R053-20, que crearía unos estándares aplicables para las enfermedades causadas por el calor.

Según estos estándares, los empresarios con trabajadores expuestos a temperaturas superiores a los 90º estarían obligados a tener un programa en el lugar de trabajo para gestionar las enfermedades causadas por el calor, que incluya el acceso a agua y sombra o algo equivalente durante las horas de luz y monitorear la aclimatación de los nuevos empleados durante las dos primeras semanas de su empleo.

La normativa tendría que pasar por la Comisión Legislativa antes de entrar en vigor, pero no se ha programado su debate.

Teghan Simonton, exbecaria de periodismo, contribuyó a este reportaje.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
 
El Consejo Escolar estudiará la ampliación del contrato del superintendente

Horas después de completar una evaluación que calificó su rendimiento como “altamente eficaz”, el Consejo Escolar del Condado Clark anunció que discutirá y posiblemente votará la ampliación del contrato del superintendente Jesús Jara la próxima semana.

Atropellan a hombre en silla de ruedas en Las Vegas

Un hombre en silla de ruedas murió el lunes tras ser atropellado por un vehículo en el noroeste de Las Vegas, según la policía.

Agente herido en accidente cerca de la UNLV

Un agente de policía de Las Vegas fue hospitalizado tras un accidente cerca de la UNLV el lunes por la mañana.

 
Recordamos a las 60 víctimas del tiroteo de Las Vegas

El sábado por la noche concluyó una jornada de remembranza en el quinto aniversario del tiroteo del festival Route 91 Harvest con una solemne lectura de los nombres de las víctimas en el Las Vegas Community Healing Garden.