111°F
weather icon Clear

Sueños cumplidos: 250 se hacen ciudadanos de Estados Unidos en un partido de los Lights

Para el inmigrante cubano Norberto Ricardo y otros 249 inmigrantes, el sábado fue un día que nunca olvidarán.

Y es que en el medio tiempo de un partido de fútbol de Las Vegas Lights el pasado fin de semana, esas 250 personas acudieron al Cashman Field, donde el sábado vieron cumplidos sus sueños de convertirse en ciudadanos de Estados Unidos.

“Vine a Estados Unidos en busca de libertad para mi familia porque, como saben, en Cuba tenemos una dictadura”, dijo Ricardo en español. “Siempre quise hacerme ciudadano (de Estados Unidos); era un sueño pendiente que ahora he cumplido”.

Los empleados del Cashman Field retiraron las barreras del extremo este del campo de fútbol para permitir que las filas de nuevos ciudadanos atravesaran el campo. El juez de distrito Andrew P. Gordon tomó juramento a los nuevos ciudadanos y la senadora de Estados Unidos Catherine Cortez Masto saludó a cada uno de ellos.

Esta fue la segunda ceremonia en un partido de Las Vegas Lights, dijo Katherine Tichacek, encargada de asuntos públicos del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos.

Los nuevos ciudadanos del sábado proceden de grupos muy diversos. Entre ellos había 48 filipinos, 42 mexicanos, 17 cubanos y muchos más de otros 50 países.

Tierra de oportunidades

“En Cuba, los sueños están rotos”, dijo Ricardo, que tiene tres niños y una niña. “Los jóvenes no tienen oportunidades para crecer y terminar sus sueños. Es como si allí no tuvieran derechos”.

Al observar a los nuevos ciudadanos, Cortez Masto dijo que ve la emoción en sus rostros y el trabajo que han realizado para ganarse la ciudadanía.

Dijo que se trata de venir a los Estados Unidos para perseguir el sueño americano de tener éxito y darles a sus hijos todas las oportunidades para tener éxito.

Estas oportunidades, dijo Cortez Masto, son la razón por la que su abuelo y su bisabuelo emigraron a Estados Unidos. Pero la senadora señaló que venir aquí no significa que los nuevos ciudadanos dejen atrás su cultura y sus idiomas.

‘Un sueño más’

Ricardo señaló que no ha terminado de construir su futuro.

“Tengo un sueño más que cumplir”, dijo. “Y es llegar a ser financieramente libre”. Desde que se mudó a Las Vegas, Ricardo ha encontrado trabajo en un casino para ayudar a crear riqueza para su familia.

Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos naturalizaron a menos de un millón de nuevos ciudadanos en todo el país el año pasado, según el sitio web de Seguridad Nacional. Más de siete mil de esos nuevos ciudadanos se encontraban en Las Vegas.

El camino hacia la ciudadanía tarda al menos cinco años en completarse para que los titulares de la tarjeta de ciudadanía puedan optar a ella. El cónyuge de un ciudadano de Estados Unidos solo necesita pasar tres años como residente permanente. La mayoría de las naturalizaciones en Las Vegas se tramitan en nueve meses desde que se presenta la solicitud, según Tichacek.

También elogió las ceremonias de naturalización de ciudadanos en recintos deportivos como la del partido de fútbol de los Lights del sábado.

“Darles la bienvenida a los nuevos ciudadanos en grandes recintos deportivos también permite a miles de personas presenciar una ceremonia de naturalización, comprender mejor la ciudadanía de Estados Unidos y darles la bienvenida a sus nuevos vecinos”, dijo Tichacek en un correo electrónico.

LO ÚLTIMO