83°F
weather icon Cloudy

¿Qué ocultan? Una agencia estatal cobra tasas elevadas para entorpecer las solicitudes de registros

Actualizado September 8, 2023 - 7:44 pm

Desde el inicio de la pandemia, Las Vegas Review-Journal ha recibido periódicamente quejas de personas que no podían cobrar sus cheques del seguro de desempleo, eran víctimas de reclamaciones fraudulentas o recibían avisos inesperados de sobrepago del Departamento de Empleo, Capacitación y Rehabilitación (DETR) de Nevada.

Pero cuando el periódico solicitó este año los registros para investigar los problemas, la agencia respondió con una serie de demandas de dinero, incluyendo 650 mil dólares para revisar los correos electrónicos sobre la acumulación de reclamaciones.

Dave Cuillier, director del Brechner Center for Freedom of Information de la Universidad de Florida, dijo que las tarifas de copia excesivas son una de las barreras más comunes que tiene la gente para acceder a su gobierno, solo por detrás de los retrasos y las denegaciones arbitrarias.

“Es un problema porque se usan como arma de secretismo”, dijo Cuillier. “A menudo, si quieren que alguien se vaya, le dirán: ‘Te daremos esto, pero te cobraremos 50 mil dólares’”.

El DETR declinó hacer comentarios para esta columna.

Los documentos atrasados cuestan miles

En marzo, el Review-Journal solicitó información para indagar en el retraso del DETR en la tramitación de las solicitudes del seguro de desempleo. El periódico buscaba correos electrónicos del personal del DETR desde el inicio de la paralización pandémica hasta la fecha de la solicitud, relativos a solicitudes fraudulentas y de pago excesivo.

La solicitud dio lugar a 1.3 millones de mensajes de correo electrónico, lo que requiere varias personas para trabajar en él, incluyendo la revisión legal del contrato por el único abogado del departamento jurídico, dijo la agencia.

El Review-Journal intentó reducir la solicitud en dos ocasiones: una especificando qué correos electrónicos de funcionarios y empleados quería revisar y otra limitando el plazo. Sin embargo, la agencia exigió 10,639 dólares para divulgar unos 21 mil correos electrónicos.

“Los 50 centavos por página serán sin duda menos que los costos reales de las horas extra, pero la política de esta agencia es no cobrar nada más, puesto que el Tribunal Supremo de Nevada ya ha considerado que esa tarifa es razonable y nuestra política actual limita cualquier cobro a esa tarifa”, dijo Carolyn Broussard, abogada de la agencia, en la respuesta a la solicitud. “El costo real será mucho peor para (la División de Seguridad de Empleo) y sin duda desacelerará las operaciones normales”.

El Review-Journal no pudo obtener los registros debido a los costos.

La Ley de Registros Públicos de Nevada dice que una agencia puede cobrar por el costo real de proporcionar registros. No permite a los gobiernos cobrar por gastos generales como los salarios de los empleados. La ley establece una excepción para las tasas de “uso extraordinario” cuando una solicitud puede requerir más personal o recursos tecnológicos razonables a no más de 50 centavos por página.

“Uno de los deberes de las entidades gubernamentales es facilitar al público los documentos públicos que solicite”, declaró Benjamin Lipman, jefe de asuntos jurídicos del Review-Journal. “El público ya paga los sueldos de la Administración. Las personas que solicitan registros no deberían tener que pagar esos salarios una segunda vez solo por pedir al gobierno que haga su trabajo”.

El DETR recibirá 312.5 millones de dólares de dinero público para operar durante el año fiscal 2023-2024, según el Estado.

‘Enredo en el laberinto’

A veces las agencias usan las tasas para obligar al solicitante a reducir la información solicitada, dijo Cuillier. Un organismo puede señalar el tiempo y los recursos que costaría a los contribuyentes satisfacer una solicitud tan voluminosa, lo que posiblemente atascaría al organismo.

“Tenemos que encontrar un término medio razonable”, dijo Cuillier. “Pero en realidad depende de la agencia encontrar ese punto medio razonable, y con demasiada frecuencia eso no ocurre. Solo te proponen una gran cifra, esperan que te vayas y no vuelven a hablar del tema”.

La ley estatal obliga a los organismos a colaborar con el solicitante para encontrar la forma de entregar los documentos, pero eso no ocurrió en el caso del DETR.

Los expertos dicen que no hay que rendirse después de recibir un presupuesto elevado por una solicitud de registros. Usarlo como una oportunidad para entablar una conversación con el responsable de los registros, desafiando y presionando o reduciendo aún más la solicitud.

Este método ha dado buenos resultados en la obtención de algunos documentos del DETR: A principios de verano, el Review-Journal solicitó una copia digital del manual de operaciones informáticas del seguro de desempleo del DETR. El periódico quería determinar si el sistema puede producir el número de solicitantes en cada punto de la sentencia inicial del seguro de desempleo y el proceso de apelación.

DETR pidió 1,083 dólares por los documentos, diciendo que había alrededor de 2,100 páginas que requerían revisión.

El Review-Journal contraatacó señalando que la solicitud se refería a copias electrónicas y que la ley multada se refería específicamente a los sistemas de información geográfica.

La agencia cambió entonces su postura. Retiró la tasa y entregó los documentos.

“No lo veas como derribar la pared de un castillo”, dijo Cuillier. “Considéralo como rodear o superar un laberinto para llegar al queso que quieres obtener”.

LO ÚLTIMO