98°F
weather icon Clear

¿Qué es ese edificio con una torre gigante de cemento frente al Cashman Field?

Si alguna vez te has preguntado qué es esa gigantesca torre de cemento frente al Cashman Field, pregúntale a un vecino de Las Vegas que creció aquí en los 90 y principios de los 2000.

La torre formaba parte del antiguo Lied Discovery Children’s Museum y de Las Vegas Library a lo largo de Las Vegas Boulevard.

El edificio de 14 millones de dólares y 104 mil pies cuadrados fue diseñado por el arquitecto de Nuevo México Antoine Predock, que también diseñó el estadio de los San Diego Padres y el Arizona Science Center en Phoenix.

Dentro del museo, los niños podían subir varios tramos de escaleras hasta casi la cima de la torre científica de cemento. El edificio también contaba con una sala en forma de cono cerca de la entrada del museo que se usaba para fiestas de cumpleaños.

La parte de la biblioteca, de 56,800 pies cuadrados, se inauguró en junio de 1990, y el museo, de 32 mil pies cuadrados, en septiembre del mismo año.

En su interior, los visitantes pueden encontrar varias exposiciones sobre arte, música y ciencia, incluido un supermercado en miniatura, un garaje y un aeropuerto, con control de seguridad y todo.

Cuando se inauguró, la biblioteca albergaba unos 100 mil libros, con una capacidad de hasta 300 mil ejemplares, según reportó el Las Vegas Review-Journal en 1990.

Tras 22 años en el antiguo edificio, el museo se trasladó en marzo de 2013 junto al Smith Center for the Performing Arts, que finalizó su construcción y abrió sus puertas en 2012. El nuevo espacio del museo tiene 26 mil pies cuadrados más que el edificio junto a Las Vegas Boulevard, y se centra más en el plan de estudios STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas), dijeron ejecutivos del museo al Review-Journal en 2013.

Con el traslado, la querida mesa de burbujas pasó de ser un elemento permanente del museo a una exposición ocasional en eventos especiales y ferias comerciales, y muchos de los antiguos objetos expuestos fueron donados a un museo infantil de St. George, Utah, reportó el Review-Journal. El simulador de huracanes, sin embargo, se trasladó al nuevo espacio.

El antiguo edificio, propiedad de la ciudad de Las Vegas, está actualmente desocupado en su mayor parte, siendo su único ocupante el Departamento de Seguridad Pública y Recursos Humanos de la ciudad, según el portavoz municipal Jace Radke.

Un cartel de Heligenics Inc, una empresa de biotecnología, todavía está en exhibición fuera de la antigua entrada principal del museo, pero el negocio ya dejó el espacio, dijo Radke.

Radke dijo en un correo electrónico que hay “potencial para otros inquilinos en el futuro”.

Por ahora, solo quedan los recuerdos de la bola de plasma.

LO ÚLTIMO