91°F
weather icon Clear

Nevada enfrenta más cortes al declararse de nuevo la escasez de agua en el lago Mead

ActualizadoAugust 17, 2022 - 3:16 pm

El lago Mead entrará en 2023 en situación de escasez de agua a nivel federal por segundo año consecutivo, a medida que el empeoramiento de la sequía sigue haciendo estragos en el Oeste.

La declaración de escasez hecha por la Oficina de Recuperación de Estados Unidos el martes –que se esperaba dado el continuo declive del lago Mead y que se estableció en acuerdos anteriores– significa que Nevada, Arizona y México verán recortes adicionales en sus asignaciones del río Colorado en 2023.

Pero los recortes palidecen en comparación con las drásticas reducciones de entre dos y cuatro millones de acres-pies de agua que los funcionarios federales habían pedido a los siete estados de la cuenca del río Colorado antes del anuncio del martes, un plazo que expiró sin ningún acuerdo tras la ruptura de las negociaciones a finales de la semana pasada.

“El sistema se está acercando a un punto de inflexión y, si no actuamos, no podemos proteger el sistema y a los millones de estadounidenses que dependen de este recurso crítico”, dijo la comisionada de la Oficina de Recuperación, Camille Touton, durante una conferencia de prensa el martes.

Una sequía de dos décadas y la continua sobreexplotación han llevado al lago Mead y al lago Powell hasta mínimos históricos y ambos se encuentran ahora a poco más de una cuarta parte de su capacidad.

El gobierno federal declaró la primera escasez de agua del lago Mead el año pasado, lo que redujo la asignación anual de agua del río a Nevada en 21 mil acres-pies, o casi siete mil millones de galones. Nevada suele tener derecho a 300 mil acres-pies de agua al año, la asignación más baja de los siete estados de la cuenca del río Colorado. El sur de Nevada obtiene aproximadamente el 90 por ciento de su agua del lago Mead.

Más recortes para Nevada y Arizona

Bajo la nueva escasez de Nivel 2a, la asignación de Nevada para 2023 se reducirá en otros cuatro mil acres-pies. Las reducciones totales para el próximo año representan aproximadamente el ocho por ciento de la asignación anual de agua de Nevada desde el río.

Arizona sufrirá una reducción de 592 mil acres-pies, o el 21 por ciento de su asignación anual. La asignación de México se reducirá en 104 mil acres-pies. California no sufrirá ningún recorte debido a la escasez.

En total, los 721 mil acres-pies de recortes para 2023 son 103 mil acres-pies más de los que los estados tienen que afrontar este año.

Estos recortes adicionales no se acercan a los entre dos y cuatro millones de acres-pies de reducción que Touton dijo a los estados en junio que eran necesarios para estabilizar los niveles de agua en el lago Mead y el lago Powell y proteger la infraestructura hidroeléctrica y de suministro de agua en las presas Glen Canyon y Hoover. Touton dio a los estados dos meses para presentar esas propuestas y prometió que el gobierno federal actuaría unilateralmente si los estados no actuaban.

Al no haber llegado a un acuerdo el martes, Touton y otros funcionarios de Recuperación dijeron que están desarrollando medidas para aplicar las reducciones si es necesario, al tiempo que subrayaron que creen que todavía hay tiempo para que los estados presenten los recortes voluntariamente.

“Hemos iniciado el proceso en el que desarrollaremos las herramientas para adoptar las medidas cuando lo veamos necesario para el sistema”, dijo Touton. “Seguimos trabajando con los estados de la cuenca porque creemos que la solución aquí es de colaboración”.

John Entsminger, director general de la Autoridad del Agua del Sur de Nevada, dijo a Review-Journal el martes que esperaba escuchar más detalles sobre lo que el gobierno federal está dispuesto a hacer si los estados no pueden llegar a un acuerdo para comprometerse a hacer recortes voluntariamente.

Pero los funcionarios federales no dieron detalles a pesar de las repetidas preguntas de los reporteros sobre cuáles serían esas medidas o cuándo estarían dispuestos a aplicarlas a falta de un acuerdo entre los estados.

“No lo he entendido hoy en el anuncio, ni tampoco en las cinco o seis preguntas que les han hecho en la rueda de prensa. Lo han eludido todo el tiempo”, dijo Entsminger, que el lunes envió una carta mordaz al Departamento de Interior en la que arremetía contra la falta de avances en las negociaciones entre los estados.

“No creo que sea útil”, añadió Enstminger sobre la falta de claridad de los funcionarios federales. “Creo que realmente necesitamos más claridad en cuanto a la naturaleza de una acción federal unilateral para motivar a los estados”.

Rechazo del plan de Arizona

El director del Departamento de Recursos Hídricos de Arizona, Tom Buschatzke, y el director general del Proyecto Central de Arizona, Ted Cooke, dijeron en una declaración escrita que Arizona y Nevada habían presentado una propuesta que exigía reducciones de dos millones de acres-pies en la cuenca baja y en México. Cooke y Buschatzke dijeron que esa propuesta fue rechazada.

Entsminger dijo que Nevada había aceptado apoyar la propuesta después de que la planteara Arizona, pero añadió que “fue rechazada literalmente en cinco minutos”.

“Entró y salió de la mesa tan rápidamente que no se me ocurrió que fuera algo que hubieran considerado creíble”, dijo Entsminger.

En una declaración escrita tras la declaración de escasez del martes, Entsminger dijo que Nevada se encuentra en una “posición relativamente envidiable”.

La autoridad dijo que será capaz de absorber los recortes debido a las medidas de conservación que el sur de Nevada ha puesto en marcha en las últimas dos décadas y que le han ayudado a reducir el consumo de agua en un 26 por ciento desde el año 2000.

Aunque la escasez reducirá la asignación de agua del sur de Nevada a 275 mil acres-pies el año próximo, la región solo consumió 242 mil acres-pies el año pasado y está en camino de usar incluso menos este año, según la autoridad.

Mientras prosiguen las negociaciones sobre cómo reducir aún más el uso del Colorado ante los 23 años de megasequía, los observadores del agua del oeste están fijando sus ojos firmemente en los estados de la cuenca superior, Wyoming, Colorado, Nuevo México y Utah.

Estos estados se han resistido a comprometerse a realizar recortes para responder al llamado de las autoridades federales y han argumentado que los recortes deberían recaer en la cuenca baja –Nevada, Arizona y California– y en México porque esas regiones usan más agua.

Pero los gestores del agua en la cuenca baja y los defensores de la conservación del agua dicen que, para proteger todo el sistema, todos los estados van a tener que compartir la carga.

“Ciertos intereses de la cuenca alta tienen como rehén a la Oficina de Recuperación en este momento”, dijo Kyle Roerink, director ejecutivo de Great Basin Water Network, en una declaración escrita. “Han llamado la atención de la Oficina una y otra vez. Nada ha cambiado con las noticias de hoy, excepto el hecho de que el sistema del río Colorado sigue colapsando”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Director de prisión del NDOC renuncia tras fuga de asesino

El director del Departamento de Correccionales de Nevada, Charles Daniels, renunció a partir del viernes, una semana después de que un asesino se fugara de la cárcel y fuera encontrado en Las Vegas, según el gobernador Steve Sisolak.

La ciudad de Las Vegas pierde otro caso de Badlands

La ciudad de Las Vegas perdió otro caso en la disputa legal de años con el posible promotor del extinto campo de golf Badlands.

Lombardo cambia su postura sobre la orden ejecutiva del aborto

El alguacil del Condado Clark y aspirante republicano a la gobernación, Joe Lombardo, ha cambiado su postura sobre la derogación de una orden ejecutiva que protege a las mujeres de ser perseguidas por buscar un aborto en Nevada.

Lluvia ligera en el sur y el este del valle

Una lluvia ligera cayó en Mountain’s Edge y en el lado este de Las Vegas a primera hora del jueves, algo que no estaba en el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional.