77°F
weather icon Clear

Millonario chileno del sector inmobiliario apunta al Strip

A principios de 2020, antes de que el COVID-19 se asomara, un millonario chileno del sector inmobiliario inició una misión para comprar propiedades y crear un resort en Las Vegas.

Claudio Fischer, un antiguo piloto de aerolíneas comerciales que fue dueño de una de las mayores granjas de salmón del mundo, se puso en contacto con la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas (LVCVA) para negociar un acuerdo de compra de 10 acres en la esquina sureste de los bulevares Las Vegas y Elvis Presley.

El presidente y director ejecutivo de la LVCVA, Steve Hill, y el director financiero, Ed Finger, volaron a Santiago de Chile para reunirse con Fischer y negociar un acuerdo de 120 millones de dólares para vender los terrenos donde antes estaba Riviera.

Pero en marzo de 2020, el COVID-19 afectó a la economía del sur de Nevada, cerrando los casinos durante un periodo sin precedentes de 78 días. Cuando eso ocurrió, Hill y LVCVA tenían más de qué preocuparse que por la venta de inmuebles y ambas partes acordaron dejar todo en pausa.

En un principio, la LVCVA adquirió los terrenos de Riviera para completar la urbanización del West Hall de Las Vegas Convention Center, de mil millones de dólares. Una parte del terreno iba a usarse para un estacionamiento junto al West Hall y para desplazar la estructura del edificio hacia el oeste, de modo que las entregas al edificio fueran más fáciles en el lado este. La LVCVA había planeado todo el tiempo vender 10 acres de terreno frente al Strip para un posible resort y para tener una fuente de financiación para un proyecto de renovación.

Ansioso por reavivarlo

Nueve meses después de que el COVID-19 comenzara a golpear al mundo, Fischer volvió a hablar por teléfono con Hill para reavivar el acuerdo sobre los terrenos. Diez meses después, en octubre de 2021, Hill presentó una propuesta al consejo de administración de la LVCVA para vender los terrenos por los 120 millones de dólares acordados.

El acuerdo era importante para la LVCVA porque los ingresos de la venta se destinarían a la renovación de los pabellones Norte, Central y Sur del Convention Center, de dos años de duración, para adecuarlos a los estándares establecidos en el nuevo West Hall. El proyecto de renovación está previsto que comience en marzo.

Desde que Fischer y LVCVA llegaron a un acuerdo sobre los términos de la venta, ocurrieron algunas cosas más.

Dado que la LVCVA adquirió originalmente Riviera con bonos libres de impuestos, necesitaba reinvertir los ingresos de la venta en un proyecto también financiado con bonos: la renovación. Además, Boring Co. comenzó a hacer tratos con los centros turísticos para construir su sistema de transporte subterráneo Vegas Loop y algunos de los túneles previstos estaban cerca de los futuros 10 acres de Fischer.

El acuerdo debía cerrarse después del 30 de junio y, tras varias comunicaciones entre Fischer, Finger y la consejera general de LVCVA, Caroline Bateman, el acuerdo sobre los terrenos estaba casi listo para cerrarse.

Hill le dijo a la junta directiva de la LVCVA la semana pasada que espera que el acuerdo llegue a la fila final el 30 de noviembre, aunque Fischer tiene hasta el 15 de diciembre para cerrar la transacción.

Así, a mediados de diciembre, la LVCVA tendrá los fondos necesarios para respaldar los bonos que se usarán en marzo para financiar su proyecto de renovación, y Fischer tendrá 10 acres para su resort.

Plazo de 2031 para la urbanización

Según los términos del acuerdo, la LVCVA seguirá teniendo acceso a los terrenos para el estacionamiento y cualquier exposición de convenciones al aire libre. Fischer no tiene que empezar a construir hasta el 1° de enero de 2031, después de lo cual LVCVA tendría la opción de recomprar el terreno.

Desde que me enteré de la existencia de Claudio Fischer y del acuerdo en octubre de 2021, he tratado de conseguir una entrevista con él para saber qué ha planeado para el sitio, al lado del Fontainebleau y frente a Resorts World. Al parecer, quiere cerrar el trato antes de revelar públicamente sus planes.

Todo apunta a que ofrecerá un producto de calidad en el Strip.

Fischer contruyó el complejo de casinos Monticello, cerca de Santiago de Chile, y el hotel-casino Park Hyatt Mendoza, en Argentina. También tiene propiedades inmobiliarias en Panamá, es dueño de dos compañías aéreas y su empresa, Sun Dreams, está avanzando en la adquisición de EnjoyHotels, lo que le convertiría en uno de los mayores operadores de hoteles-casinos de Latinoamérica.

Hill llamó a Fischer un innovador y un buen complemento para el sur de Nevada y “un tipo interesante y divertido”.

Quizá sepamos más sobre lo que Fischer tiene en mente para el North Strip una vez que se cierre el trato.

“Es comprensible que Claudio quiera toda la libertad posible para construir lo que quiera”, dijo Hill en una entrevista el año pasado. “Vemos este terreno como una verdadera oportunidad para todo el vecindario. No solo es nuestro vecino de al lado, sino que está al lado de Fontainebleau y al otro lado de la calle de Resorts World, y es un lugar donde todas esas propiedades pueden encontrarse”.

“El crecimiento de la parte norte del Strip es importante para nosotros y lo vemos como una verdadera oportunidad, porque hay muchos terrenos que se están construyendo en esta zona a lo largo del corredor de resorts”.

LO ÚLTIMO
 
‘No me lo creo’: 61 nuevos ciudadanos se juramentan en Red Rock Canyon

Provenientes de 20 países diferentes, incluidos varios países latinoamericanos como México, Guatemala, El Salvador, Perú y Venezuela, estaban ansiosos por emprender este nuevo viaje como ciudadanos de los Estados Unidos.