93°F
weather icon Clear

Manifestantes en apoyo de los presos de Nevada en huelga de hambre

Actualizado December 13, 2022 - 6:26 pm

Manifestantes corearon mensajes pidiendo un cambio dentro del sistema penitenciario de Nevada el viernes frente a Casa Grande Transitional Housing Center.

Miembros de múltiples organizaciones enfocadas en la justicia social y los derechos de los prisioneros se reunieron en las instalaciones de Russell Road para una conferencia de prensa organizada por Return Strong, una organización enfocada en la reforma penitenciaria. El evento se llevó a cabo en solidaridad con más de 20 reclusos de Ely State Prison que han estado en huelga de hambre durante más de una semana.

“Necesitan ser tratados como seres humanos, en lugar de ser tratados como animales”, dijo Pamela Browning, que está con The Uproar, un programa dentro de la organización Return Strong. “Incluso a los animales se les trata mejor que a ellos”.

La huelga de hambre, que comenzó el 1° de diciembre, incluía originalmente a 39 presos, según el Departamento de Correccionales de Nevada (DOC). Hasta el viernes, 24 presos seguían participando, y 19 de ellos llevaban nueve días en huelga.

Múltiples quejas

Los presos en huelga tienen múltiples quejas, entre las que se incluyen las peticiones a ponerle fin al aislamiento, los encierros, los castigos en grupo y la supuesta violencia por parte del personal. Los presos también quieren que se solucionen problemas de seguridad como el moho, los roedores y los problemas de calefacción y aire acondicionado. También piden que un grupo de partes interesadas se reúna y supervise todos los centros penitenciarios de Nevada.

Nina Fernández, de 57 años, dijo que su hijo, preso en la cárcel de Ely, participa en la huelga de hambre. Ella dijo que su hijo señaló la falta de programas para los presos y que las porciones de comida que se les da a los presos son muy pequeñas.

Fernández también alega que su hijo fue golpeado en múltiples ocasiones por el personal de la prisión antes de la huelga, en zonas sin cámaras de vigilancia. “Yo nunca le he pegado a mi hijo. ¿Qué les hace pensar que otra persona debería pegarle a mi hijo?”, dijo.

Fernández también afirma que su hijo ha sido víctima de represalias por parte de los funcionarios de prisiones debido a su participación en la huelga de hambre. Dice que lo acusaron falsamente de acosar sexualmente a un funcionario y que su correspondencia legal desapareció antes de llegar a su abogado, entre otras cosas.

“Todo lo que podían hacer contra él lo han hecho”, dijo Fernández.

Las represalias fueron algo que Marcus Kelley, de 43 años, dijo haber experimentado cuando formó parte de una huelga de hambre durante el tiempo que cumplió en una prisión de Michigan en 2014. Kelley dijo que siente el dolor de los presos en huelga.

“Están sacrificando sus cuerpos para que el mundo observe lo que hacen las prisiones de Nevada, y todo recae en el director”, dijo Kelley. “Y cualquier funcionario electo que apruebe cualquier proyecto de ley que apoye lo que están haciendo en el sistema penitenciario no debería ganar otra elección”.

Kelley trabaja con “Make It Work Nevada”, una organización que se centra en la organización de las mujeres de color para abogar por cuestiones sociales y económicas, y se centra en la defensa de los presos y los ciudadanos que regresan de la cárcel.

DOC: Algunas quejas ‘tienen fundamento’

El Departamento de Correccionales respondió a la huelga en un comunicado de prensa el viernes por la mañana en el que afirmaba que algunas de las quejas de los presos “tienen fundamento”, pero también calificaba de falsas las afirmaciones de algunos presos.

El departamento dijo que el cambio más significativo será la aplicación de “sanciones administrativas”, que incluyen la privación de privilegios y el alejamiento de los presos de la población general.

El comunicado de prensa indica que, a partir de ahora, el departamento aplicará varias sanciones a la vez, en lugar de hacerlo consecutivamente. Según el Departamento de Correccionales, esta política ya estaba en vigor para retirar a los presos de la población general.

El Departamento de Correccionales también señaló que la falta de personal está dificultando la satisfacción de las necesidades diarias de los reclusos. El comunicado también dice que los supervisores monitorean de cerca el tamaño de las porciones de comida.

‘Alguien tendrá que escucharnos’

Cuando se les preguntó sobre si creen que el departamento atenderá las demandas de los presos en huelga, muchos manifestantes se mostraron optimistas en cuanto a que se tomarán algunas medidas, pero que no se atenderán todas las demandas.

Fernández dijo que el número de personas que acudieron al acto para defender a los presos le dio esperanzas.

“Al menos siento que hay esperanza de que alguien tenga que escucharnos”, dijo. “Tiene que haber tantas voces que se escuchen que alguien pueda decir: ‘¿Saben qué? ya basta. Hagamos algo con esta situación’. Porque no soy la única aquí fuera”.

LO ÚLTIMO
Una mina cierra en Nevada y despedirá a 117 trabajadores

La empresa minera dijo que solicitó la protección por bancarrota del Capítulo 11 porque era incapaz de asegurar la financiación y no puede “continuar con el negocio”.