49°F
weather icon Mostly Clear

Los resultados del ACT de Nevada son los más bajos de los últimos 30 años

Las puntuaciones de los graduados de preparatoria de este año en el examen de admisión a la universidad ACT alcanzaron su punto más bajo en más de 30 años, y Nevada obtuvo el promedio de puntuación compuesta más bajo del país, lo que constituye la prueba más reciente de la enormidad de la interrupción del aprendizaje durante la pandemia.

El promedio de la puntuación compuesta del ACT de la clase de 2022 fue de 19.8 sobre 36, lo que supone la primera vez desde 1991 que el promedio de la puntuación fue inferior a 20. Además, un número cada vez mayor de estudiantes de preparatoria no cumplió con ninguno de los puntos de referencia de las asignaturas establecidas por el ACT, lo que demuestra un descenso en la preparación para los cursos de nivel universitario.

La puntuación de Nevada -17.3- quedó muy por debajo del promedio nacional y fue la más baja entre los seis estados en los que se calcula que el 100 por ciento de los graduados se examinaron el año pasado. Los estudiantes del Estado de la Plata están obligados a realizar el examen de acceso a la universidad como requisito de graduación de la preparatoria.

Otros estados en esa categoría son Alabama, Luisiana, Misisipi, Tennessee y Wyoming.

Una nota en el sitio web del ACT dice que debería esperarse una puntuación compuesta más baja en un estado en el que se examina el 100 por ciento de los estudiantes que en un estado en el que participa un porcentaje menor de estudiantes, “presumiblemente los que tienen más probabilidades de ir a la universidad”.

Los resultados de la prueba, hechos públicos en un reporte el miércoles, muestran que el 42 por ciento de los graduados de la clase de 2022 que se sometieron a la prueba ACT no cumplieron con ninguno de los puntos de referencia en inglés, lectura, ciencias y matemáticas, que son indicadores de lo bien que se espera que los estudiantes se presenten en los cursos universitarios correspondientes.

En comparación, el 38 por ciento de los examinados en 2021 no cumplieron ninguno de los puntos de referencia.

“La preparación académica es el aspecto en el que estamos viendo el declive”, dijo Rose Babington, directora senior de asociaciones estatales del ACT. “Cada vez que vemos las puntuaciones de los exámenes ACT, estamos hablando de habilidades y estándares y de la previsión de que los estudiantes tengan éxito y conozcan la información realmente importante para tener éxito y persistir en su primer año de cursos universitarios”.

Bajan las calificaciones del Condado Clark

En el Condado Clark, el 44 por ciento de los alumnos de onceavo grado de todo el distrito obtuvieron un buen resultado en inglés en el ACT, según los materiales publicados en internet antes de la reunión del jueves del Consejo Escolar del Condado Clark.

Esta cifra es inferior al 46 por ciento de competencia durante el año escolar 2018-19, previo a la pandemia de COVID-19.

En matemáticas, alrededor del 20 por ciento de los estudiantes obtuvieron un buen resultado en el ACT, frente a casi el 25 por ciento en 2018-19.

El consejo escolar tiene previsto escuchar el jueves una presentación solo informativa sobre los resultados de los exámenes de los alumnos -incluido el ACT- del curso pasado.

El portavoz del Distrito Escolar del Condado Clark, Tod Story, dijo el miércoles que el distrito y el estado han visto resultados similares a las cifras nacionales.

El debate sobre la pérdida de aprendizaje debida a la pandemia continúa, dijo Story, y el distrito está muy centrado en cerrar las brechas de aprendizaje.

El Departamento de Educación de Nevada señaló en un comunicado el miércoles que “los resultados de Nevada no bajaron tanto como los de otros estados”.

El estado está usando el dinero federal para el alivio del coronavirus para “ampliar el acceso de los estudiantes a los cursos universitarios que se han vinculado a resultados más altos en los exámenes”, dijo el departamento.

Rebecca García, presidenta de la Asociación de Padres y Madres de Nevada y administradora del grupo de Facebook “Padres del CCSD”, dijo que a menudo escucha las preocupaciones de los padres sobre cómo se recuperarán los niños académicamente tras la pandemia del COVID-19, señalando que hubo pérdidas de aprendizaje para muchos.

Muchos niños se perdieron los fundamentos en matemáticas y lengua inglesa, dijo García, que tiene tres hijos en el Distrito Escolar del Condado Clark, en sexto, octavo y décimo curso.

“No era un entorno educativo normal”, dijo sobre la escolarización durante la pandemia.

En cuanto a los resultados de los exámenes ACT, “creo que las cifras muestran gran parte del panorama educativo que existe en Nevada”, dijo, incluida la escasez de profesores y las aulas con pocos recursos y con clases numerosas.

Además, la asistencia después de la pandemia ha sido una lucha para la mayoría de las escuelas, dijo García.

Descensos ‘alarmantes’

Los resultados del ACT han ido disminuyendo de forma constante en los últimos años. Sin embargo, “la magnitud de los descensos de este año es especialmente alarmante”, dijo la directora ejecutiva del ACT, Janet Godwin, en un comunicado. “Vemos un número cada vez mayor de estudiantes de último año que abandonan la preparatoria sin cumplir los puntos de referencia de preparación para la universidad en ninguna de las materias que medimos”.

Los resultados ofrecen una visión de las desigualdades sistémicas en la educación, existentes mucho antes de que la pandemia cerrara las escuelas y de que las universidades eximieran temporalmente de los requisitos de las pruebas. Por ejemplo, los estudiantes sin acceso a un plan de estudios riguroso en la preparatoria sufrieron más reveses durante las interrupciones de la pandemia, dijo Babington. Esos estudiantes suelen ser de zonas rurales, proceden de familias con bajos ingresos y suelen ser estudiantes de color.

El número de estudiantes que se presentan al ACT ha disminuido un 30 por ciento desde 2018, ya que los graduados renuncian cada vez más a la universidad y algunas universidades ya no exigen los exámenes de admisión. Pero la participación cayó un 37 por ciento entre los estudiantes afroamericanos, con 154 mil que hicieron el examen este año.

Los exámenes estandarizados como el ACT se han enfrentado a la creciente preocupación de que son injustos para los estudiantes de minorías y de bajos ingresos, ya que los que tienen acceso a una costosa preparación para los exámenes o a cursos avanzados suelen salir mejor.

Babington defendió el examen como una medida de preparación para la universidad.

“Ahora más que nunca, los últimos años nos han demostrado la importancia de disponer de datos de alta calidad que nos ayuden a informar sobre cómo apoyamos a los estudiantes”, dijo Babington.

Los resultados del examen son ahora opcionales para la admisión de estudiantes de primer año en muchas instituciones. Algunas universidades, como el sistema de la Universidad de California, optan incluso por una política ciega a los exámenes, en la que las puntuaciones no se toman en cuenta aunque se presenten.

Pero muchos estudiantes siguen haciendo los exámenes, con la esperanza de obtener una ventaja en las admisiones presentando sus calificaciones. Tyrone Jordan, estudiante de primer año de la Universidad Estatal de Arizona, que opta por los exámenes, dijo que hizo el ACT y el SAT para adelantarse a otros estudiantes y poder recibir becas.

Jordan, que quiere dedicarse a la ingeniería mecánica, dijo que cree que su riguroso horario en la Tempe Preparatory Academy lo preparó para la universidad, y que los exámenes estandarizados lo ayudaron a él y a su familia a mantenerse económicamente.

“Todo lo que el examen hizo por mí fue darme dinero financiero extra”, dijo Jordan.

Aunque Jordan siempre pensó en hacer el examen, muchos estudiantes tienen dificultades para acceder a él o deciden no hacerlo porque las universidades que eligen ya no lo exigen. En Alabama, Luisiana, Misisipi, Nevada, Tennessee y Wyoming, todos se examinan.

- Con reportes de Cheyanne Mumphrey de The Associated Press

LO ÚLTIMO