68°F
weather icon Clear

Los ingresos por ventas gravables del Condado Clark aumentaron. ¿Fue por la F1?

Las cifras de impuestos sobre las ventas divulgadas recientemente por el estado muestran que la actividad económica en noviembre superó a la de meses anteriores, lo que sugiere el profundo impacto que tuvo la Fórmula Uno.

Las ventas gravables en el Condado Clark alcanzaron los 5,500 millones de dólares en noviembre –el mes en que la región celebró el primer Grand Premio de la Fórmula Uno–, un aumento del 5.5 por ciento en comparación con el año anterior, según las estadísticas mensuales de ventas gravables del Departamento de Impuestos de Nevada divulgadas el martes.

“Lo que sabemos es que nuestra industria hotelera y la restaurantera subieron conjuntamente, y lo hicieron bastante bien”, dijo Jeremy Agüero, analista principal de Applied Analysis, con sede en Las Vegas. “Si lo comparamos con el año fiscal en curso, realmente ayudó a impulsar el impuesto sobre las ventas en general”.

Los reportes detallan los gastos sujetos a las ventas minoristas, no los impuestos recaudados que van a las arcas del estado y del condado. Incluye las ventas sujetas a impuestos de otros sectores de alto precio, como las ventas de vehículos de motor y las compras relacionadas con la urbanización. En el caso de la hostelería, no incluye las ganancias del juego de azar, pero sí las ventas y otros servicios que un cliente puede comprar y por los que paga un impuesto sobre las ventas dentro de un resort, muy a menudo, los establecimientos de alimentos y bebidas.

De hecho, el sector de servicios de alimentos y bebidas, en el que se incluyen la mayoría de los hoteles-casino en este reporte, aumentó un 8.6 por ciento anual a 1,100 millones de dólares en ventas sujetas a impuestos.

Varios economistas de Nevada dijeron que los datos son significativos porque concuerdan con las expectativas de que la carrera inaugural del automovilismo internacional de tres días apoyaría a la economía general de la región. Según un reporte preliminar sobre el impacto económico publicado el 24 de enero, los visitantes gastaron 561 millones de dólares durante la semana de la Fórmula Uno.

Las ventas gravables totales del condado han crecido desde la pandemia más rápido que el ritmo de la inflación, según los economistas. Los ingresos fiscales en noviembre de 2023 fueron un 68 por ciento superiores a los de noviembre de 2016, año en el que el volumen de visitantes alcanzó su máximo en la región con casi 43 millones de visitantes. Mientras tanto, la inflación aumentó alrededor del 17 por ciento en ese mismo periodo, dijo Andrew Woods, director del Centro de Investigación Empresarial y Económica de la UNLV.

Esto sugiere que menos visitantes contribuyeron al aumento de los impuestos sobre las ventas, mientras crecía la población de la región. Es una conexión que también puede verse en los crecientes índices promedio diarios de habitaciones que aparecen en los reportes mensuales de visitas, a pesar de un estancamiento en el volumen de visitantes.

“Esto concuerda con (la tendencia de que) los consumidores son menos sensibles a los precios que en el pasado”, dijo Woods. “Esa ha sido una tendencia bastante constante y en parte la razón por la que la inflación ha sido tan persistente como lo ha sido. Por mucho que no queramos pagar precios más altos, estamos pagando precios más altos y seguimos comprando cosas”.

Agüero y Woods señalaron que las tendencias al alza del gasto suelen sugerir que se avecina un retroceso del gasto de los consumidores. Y aunque las ventas gravables son más altas para el condado en general, Woods y Agüero señalaron que quizá las empresas individuales pudieran no haber visto niveles récord de sus ventas.

“Solo porque la gente pague más por las habitaciones de hotel, quizá no se extienda a todo el valle”, dijo Woods.

Es algo que preocupa a Lisa Mayo-DeRiso, consultora que representa a nueve empresas del corredor turístico que afirman haber perdido millones en ingresos debido a los meses de obras en las calles relacionadas con la carrera. Señala que algunas industrias parecieron ser grandes ganadores durante el mes. Por ejemplo, las ventas sujetas a impuestos de los minoristas de ropa, accesorios y calzado aumentaron un 4,924.6 por ciento, a 5.6 millones de dólares.

“Si quitáramos algunas de las industrias que no tienen nada que ver con la F1, estaríamos en algo diferente”, dijo Mayo-DeRiso. “Creo que este reporte de impuestos muestra que cuando evaluamos este evento, porque tuvo un impacto inusual y sin precedentes en los viajes y el acceso en nuestras vías públicas, tenemos que observar este panorama más amplio. Cuando veo otras categorías, no veo que la F1 haya impulsado a todos. Sabemos que no lo hizo por la gente con la que trabajo, que perdió 23 millones de dólares en el proceso”.

LO ÚLTIMO