84°F
weather icon Clear

Los huéspedes del Tropicana creen que un estadio de béisbol sería un éxito para Las Vegas

El histórico Tropicana siempre ha sido un paraíso para los deportes.

Pero, como la propia Las Vegas, el Tropicana ha evolucionado y, dentro de unos años, dará otro gran paso evolutivo.

Cuando se inauguró en 1957, el Tropicana tenía lo que hoy es una rareza: un campo de golf.

Hoy, el resort de 1,467 habitaciones del Strip -en la esquina de Tropicana Avenue y Las Vegas Boulevard, una intersección que alberga más habitaciones de hotel que ninguna otra en el mundo- está justo en medio de donde juegan las principales franquicias deportivas de la ciudad. La casa de los Raiders, el Allegiant Stadium, está a una media milla; en el cercano Mandalay Bay, las Vegas Aces juegan sus partidos de la WNBA; y las Vegas Golden Knights están al otro lado de la calle, cerca de Nueva York, en el T-Mobile Arena.

También está a la vuelta de la esquina de donde los pilotos de la Fórmula Uno correrán a más de 200 mph a altas horas de la noche del jueves, viernes y sábado.

¿Qué hará la propiedad para repetir? ¿Qué tal albergar un estadio de béisbol de la Major League Baseball de 1,500 millones de dólares en el sitio?

Aunque muchos de los huéspedes que se registraron en las habitaciones de hotel o apostaron en el Tropicana el jueves por la mañana no habían escuchado que 30 dueños de equipos de la MLB reunidos en Arlington, Texas, habían votado unánimemente para reubicar a los Oakland A’s en Las Vegas a primera hora del día, la mayoría de ellos estuvieron de acuerdo en que el cambio de paisaje sería bueno para la propiedad de 66 años.

“Sinceramente, este sitio deja un poco que desear”, dijo el huésped del hotel Marcus Will, de Washington D.C., quien confesó que no es un gran fan del béisbol y que puede que no le importe mucho si se inaugura o no un nuevo estadio en 2028, como está previsto.

Asociación a tres bandas

Los A’s, que consideran la votación sobre la reubicación como el siguiente paso importante para llevar el equipo al sur de Nevada, han dicho que están trabajando con el propietario del terreno, Gaming & Leisure Properties Inc (GLPI), un fondo de inversión inmobiliaria con sede en Pensilvania, y con el operador de juego autorizado Bally’s Corp. para construir el estadio de 33 mil asientos en nueve de los 35 acres del Tropicana.

Para GLPI, arrendador de Bally Corp., el voto de los propietarios supuso un paso importante hacia la siguiente fase de la existencia del Tropicana.

“La aprobación de hoy de la Major League Baseball representa un logro importante en el esfuerzo colectivo para traer la franquicia de los Athletics a Las Vegas”, dijo la compañía en un comunicado emitido el jueves por la mañana. “Estamos entusiasmados con la oportunidad de trabajar con nuestros socios para desarrollar y construir un complejo de entretenimiento y casino integrado con el nuevo estadio de los A’s en la propiedad de Gaming and Leisure Properties para reinventar el sitio en el extremo sur del icónico Strip de Las Vegas”.

“La llegada de los A’s, así como el nuevo estadio y el complejo de entretenimiento y casino adyacente, cuya apertura está prevista para 2028, representan un proyecto transformador para Las Vegas, los fans del béisbol, la comunidad local y el empleo local, que se basará en la reputación de la ciudad para ofrecer opciones de entretenimiento de clase mundial sin igual”.

El deporte está en el centro de todo.

“Creo que será bueno para Las Vegas”, afirma Cal Trudeau, residente en Parker, Colorado, que se encuentra en la ciudad para una escapada de padre e hijo con su hijo Joey Trudeau, de Houston, para ver los entrenamientos del jueves de la Fórmula Uno y la carrera de 50 vueltas del sábado en el Strip.

“Cualquier cosa que traiga a más gente aquí debería ser buena para la ciudad”, dijo Joey Trudeau. “Pero en cierto modo me siento mal por la gente de Oakland, porque ahora han perdido dos equipos en favor de Las Vegas”.

Los Las Vegas Raiders se trasladaron a Las Vegas y se instalaron en el Allegiant Stadium en 2020.

“Pero ahora, no sé dónde nos vamos a alojar cuando vengamos aquí, porque siempre nos alojamos en el Tropicana”, dijo Cal Trudeau.

El nuevo estadio de béisbol podría ser importante para la decisión de Ashley McGill, residente en Nueva York, de venir a Las Vegas esta semana. En su segundo viaje a la ciudad, McGill dijo que se dirigirá al Park MGM durante el fin de semana para asistir a un concierto de Usher.

El nuevo estadio de béisbol podría convertirse en otro lugar de entretenimiento en el futuro, salvando la distancia de capacidad de asistencia entre los monstruosos conciertos del Allegiant Stadium y los recintos más pequeños, como el Thomas & Mack Center, el T-Mobile Arena, el MGM Grand Garden y la flamante Sphere.

El problema del futuro

Aunque la acción del jueves por parte de los dueños de la MLB generó cierto entusiasmo, también puso de manifiesto un problema futuro para el Tropicana: su capacidad para mantener a los trabajadores.

Una empleada de Tropicana que pidió no ser identificada dijo que le preocupa que, con el cierre previsto del Tropicana para abril de 2025, algunos de sus compañeros puedan trasladarse a puestos de trabajo más seguros, especialmente con el Fontainebleau de North Strip y el Durango del suroeste de Las Vegas, que abrirán el mes que viene.

El director de Bally’s, Soo Kim, dijo en la declaración de ingresos de la compañía con inversionistas a principios de este mes que las reservas hoteleras han disminuido y algunos empleados han comenzado a irse debido a la incertidumbre de una fecha de cierre.

El jueves, varios empleados mostraron su afición al deporte vistiendo camisetas de los Vegas Golden Knights mientras trabajaban.

Los representantes de Tropicana no respondieron a las preguntas por correo electrónico y teléfono sobre si se crearían incentivos para tratar de mantener a los empleados trabajando hasta la fecha de cierre.

Varias empresas de Las Vegas han prometido bonus o futuras contrataciones si los empleados permanecían en la empresa durante un cierre temporal. Pero no está claro cuánto tiempo permanecería cerrado el Tropicana si se demoliera antes de construir el estadio de béisbol.

LO ÚLTIMO
Una mina cierra en Nevada y despedirá a 117 trabajadores

La empresa minera dijo que solicitó la protección por bancarrota del Capítulo 11 porque era incapaz de asegurar la financiación y no puede “continuar con el negocio”.