65°F
weather icon Clear

Legisladores de Nevada aprueban proyecto de ley para cerrar la laguna fiscal en el sector inmobiliario

Un proyecto de ley que cierra una laguna fiscal, revelada por una investigación de Las Vegas Review-Journal, fue aprobado por la Legislatura en su último día de sesión regular y espera la acción del gobernador Joe Lombardo.

El Senado estatal aprobó por unanimidad el proyecto de ley 448 de la Asamblea (AB448) el 5 de junio, tras la aprobación unánime de la Asamblea el mes pasado. La legislación exige el pago del impuesto de transferencia de bienes raíces si una propiedad se cambia a una entidad comercial que fue “formada con el propósito de evitar esos impuestos”.

Los legisladores presentaron el proyecto de ley después de que el Review-Journal reportara el año pasado que los casinos y otros grandes dueños de propiedades frecuentemente evadían los impuestos de transferencia en ventas lucrativas, ya que los acuerdos estaban estructurados en formas complejas que reclamaban exenciones al impuesto. Pero los críticos dijeron al periódico el mes pasado que, si el proyecto se convertía en ley, las empresas podrían seguir encontrando formas de evitar el pago del impuesto.

Lombardo, que es republicano, tiene hasta el 16 de junio para firmar o vetar la ley. Si no lo hace, el proyecto se convertirá en ley sin su firma.

La oficina de prensa del gobernador no respondió a un correo electrónico preguntando acerca de su plan para la legislación.

El presidente de la Asamblea, Steve Yeager, y la líder de la mayoría de la Asamblea, Sandra Jauregui, demócratas por Las Vegas que presentaron el proyecto de ley, no respondieron a las repetidas solicitudes de comentarios sobre si intentarían una legislación adicional en 2025 si la medida resulta ineficaz.

‘Injusto para los nevadenses comunes’

El presidente de Nevada Realtors Tom Blanchard, le dijo en una declaración al Review-Journal que la asociación de bienes raíces apoyó AB448 y que “esperemos” que Lombardo firme en la ley.

Blanchard dijo que los nevadenses trabajadores pagan el impuesto de transferencia, ya sean compradores de vivienda por primera vez o dueños de propiedades desde hace mucho tiempo, pero las grandes entidades corporativas pueden escapar de pagarlo bajo exenciones permitidas por el estado, dejando millones de dólares fuera de las cajas del gobierno.

“Fundamentalmente, esta situación ha sido injusta para los nevadenses comunes”, afirmó.

En general, el estado generó más de 330 millones de dólares en ingresos por impuestos de transferencia el año fiscal pasado, con el dinero destinado al fondo general de Nevada, escuelas, viviendas de bajos ingresos y otros servicios.

“¿Cuántas viviendas más se podrían haber construido si no existiera esa laguna?”, dijo Christine Hess, directora ejecutiva de Nevada Housing Coalition.

La Cámara de Las Vegas y Nevada Resort Association no tomó una posición sobre el proyecto de ley.

Enfoque ‘poco sofisticado’ para cerrar la laguna fiscal

El impuesto de transferencia de bienes raíces asciende a 0.51 por ciento del precio de compra de una propiedad en el Condado Clark, lo que significa que la venta de una casa de 300 mil dólares genera una factura de 1,530 dólares de impuestos. Pero a lo largo de los años, el sur de Nevada ha visto un montón de transacciones de alto precio que no producen un centavo de estos ingresos.

Al menos 27,500 millones de dólares de transacciones en el área de Las Vegas - que comprende aproximadamente dos docenas de ventas de hoteles-casinos, centros comerciales y otras propiedades en su mayoría en o cerca del Strip - se habían cerrado desde 2007 sin ningún tipo de impuestos de transferencia de bienes raíces reportados públicamente, reportó el Review-Journal la primavera pasada.

En este tipo de operaciones, los inversionistas suelen adquirir una entidad que es propietaria de los bienes inmuebles, en lugar de comprarlos directamente, y a menudo invocan una exención del impuesto de transmisiones patrimoniales que permite la legislación estatal cuando los bienes inmuebles se traspasan a una filial.

Yeager había declarado al Review-Journal que desconocía el asunto hasta que el periódico lo reportó.

Sin embargo, los expertos jurídicos le dijeron al Review-Journal que el proyecto de ley hará poco para obligar a las empresas a pagar el impuesto.

“Me parece una forma poco sofisticada de enfocar la cuestión”, dijo el abogado Bob Mahon, presidente del departamento fiscal del gigante jurídico Perkins Coie.

Mahon dijo que había una forma más contundente de finalizar la laguna de Nevada: gravar la venta de una entidad que posee la propiedad de un inmueble.

Según un reportaje publicado en la primavera de 2020 por Holly Unck, vicepresidenta de servicios fiscales sobre transacciones de la correduría inmobiliaria comercial CBRE Group, un total de 17 estados imponen o permiten estos llamados impuestos de control sobre la transferencia de intereses.

Nevada no es uno de ellos.

LO ÚLTIMO