105°F
weather icon Clear

Las cigarras pronto descenderán en LV, pero no las que piensas

Cada año, cuando la primavera se adentra en el verano, el calor del desierto despierta un coro de cantantes de Las Vegas que rivaliza con cualquier residencia que puedas encontrar en el Strip: las cigarras.

Pero estos bichos no son de los que probablemente hayas escuchado hablar.

Este año ha sido recientemente bautizado como el año del “cigarra-gedón”, ya que dos crías de cigarras emergen de sus periodos de crecimiento bajo tierra, que duraron 13 y 17 años cada una. Sin embargo, según los científicos, no irán al oeste de Oklahoma.

A partir de mayo o junio, el desierto de Mojave se llenará de cigarras apaches macho que harán vibrar una membrana de su abdomen llamada “timbal” para atraer a la hembra.

No son peligrosas. Sin embargo, para muchos residentes de Las Vegas pueden resultar molestas.

“Recibimos llamados cuando cantan tan fuerte y probablemente entre un tercio y la mitad de la población de Las Vegas está tratando de dormir durante el día”, dijo Jeff Knights, entomólogo del estado de Nevada.

Raras pero inofensivas

Las cigarras apache, de unas dos pulgadas de largo, son una de las casi dos docenas de especies de cigarras que hay en Nevada, según Knight. Son las únicas que residen en el centro urbano de Las Vegas.

Estas criaturas de grandes ojos pasan la mayor parte de su vida bajo tierra. Una vez que salen de los huevos plantados en los árboles, se entierran en la tierra hasta que vuelven a ver la luz como adultas y se desprenden de sus exoesqueletos.

Su hábitat incluye el norte de México, Arizona, el sur de Utah y, por supuesto, el sur de Nevada.

Las cigarras son una constante en Las Vegas cada verano, explica Knights, y algunos años pueden aparecer con más fuerza. Los científicos no saben realmente por qué el número varía cada año, y el estado no lleva un registro de las cifras de población, dijo.

En general, las cigarras apaches no perturban su entorno, salvo las hembras, que pueden dañar ramitas o ramas de los árboles para poner sus huevos.

“Son un poco molestas, sobre todo si una sale de un arbusto cercano y asusta a la gente”, explica Knnight. “No transmiten enfermedades y no pican”.

LO ÚLTIMO
Una mina cierra en Nevada y despedirá a 117 trabajadores

La empresa minera dijo que solicitó la protección por bancarrota del Capítulo 11 porque era incapaz de asegurar la financiación y no puede “continuar con el negocio”.