68°F
weather icon Clear

La rapidez mental de la policía ayuda a familia a escapar de violencia de pandillas

Actualizado March 28, 2024 - 11:47 am

Un adolescente de Las Vegas estaba a punto de graduarse de un programa de tutoría de semanas de duración cuando la policía de Las Vegas se enteró de que se enfrentaba a un peligro inminente de una pandilla que estaba tratando de reclutarlo, potencialmente llevándolo a él y a su hermano adolescente a una vida de problemas.

La familia de Spring Valley se enfrentaba a un dilema: quedarse en su vecindario para dejar que eso ocurriera, o mudarse.

Entonces entraron en acción los agentes del Departamento de Policía Metropolitana Óscar Murguía y Humberto Zárate, que fueron galardonados el miércoles con el premio “Good Ticket” en Resorts World.

“Sabíamos que disponíamos de un tiempo muy limitado para reubicar a esta familia y evitar futuros actos de violencia contra ella y contra estos dos jóvenes”, declaró el teniente Jesse Roybal. “Me gustaría decir que teníamos todas las respuestas, pero la verdad es que estos agentes dicen que había una necesidad y acudieron a nosotros con una solución”.

Los agentes tomaron la iniciativa, colaborando con socios de la comunidad para ayudar a la familia a romper un contrato de arrendamiento, ayudarles a encontrar un nuevo hogar en el valle e instalarse en 48 horas.

El miércoles fueron homenajeados por la Fundación del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas, la rama sin fines de lucro del departamento encargada de recaudar fondos. En una ceremonia a la que asistieron sus familias y compañeros de subestación, recibieron una estancia de dos noches en el resort, entradas para espectáculos y vales para alimentos y bebidas.

Sonrieron cuando les entregaron ramos de flores.

La Fundación rinde homenaje mensualmente a los funcionarios en Resorts World. A finales de enero, por ejemplo, los agentes Jacob Noriega y Ty Vesperas recibieron un reconocimiento por poner a salvo a un herido de bala de la UNLV y aplicarle un torniquete en la extremidad herida.

Los agentes homenajeados el miércoles dijeron que su compañero Juan Ostorga les habló de los chicos.

“Eso nos llegó al corazón”, dijo Murguía sobre la primera vez que conoció a la familia necesitada. “Sabíamos que teníamos que hacer algo”.

Y añadió: “Empezamos a pensar: ‘¿Cómo podemos sacar a esta familia del peligro?”.

Murguia, nacido en Guadalajara, México, dijo que siempre había soñado con ser policía. Unirse al “Programa Explorador” del departamento para adolescentes interesados en el cumplimiento de la ley consolidó su elección de carrera.

Este joven de 29 años lleva seis años en el departamento.

“Cada día vivo mi sueño”, afirma. “Me levanto, tengo un buen compañero con el que me encanta venir a trabajar, y es una experiencia muy, muy divertida”, dijo sobre Zárate, con el que trabaja desde hace seis meses.

Preguntado por su amistad, Zárate la describió como una hermandad.

La trayectoria de Zárate en la Policía Metropolitana es similar a la de su compañero.

El joven de 30 años también era un “explorador” antes de incorporarse al departamento hace ocho años.

Su interés por las fuerzas del orden nació cuando era pequeño. Sus padres le cuentan su emoción cuando veía los autos de policía blancos y negros, y cómo les recordaba que se pusieran el cinturón de seguridad.

Los agentes dicen que sus conocimientos de español y su origen latino les ayudaron a conectar mejor con la familia a la que ayudaron. Según explicaron, se ponen regularmente en contacto con ellos para asegurarse de que siguen bien.

Roybal atribuyó el mérito a la humanidad y capacidad de resolución de problemas de sus agentes.

“Lo único que hicieron fue decirnos: ‘Esto es lo que vamos a hacer’”, dijo Roybal. “Y el capitán y yo nos miramos y dijimos: ‘suena bien, veamos cómo resulta’”.

LO ÚLTIMO
 
‘No me lo creo’: 61 nuevos ciudadanos se juramentan en Red Rock Canyon

Provenientes de 20 países diferentes, incluidos varios países latinoamericanos como México, Guatemala, El Salvador, Perú y Venezuela, estaban ansiosos por emprender este nuevo viaje como ciudadanos de los Estados Unidos.