94°F
weather icon Clear

La pandemia de COVID-19 contribuyó a aumentar los ingresos de las máquinas tragamonedas

Las máquinas tragamonedas, esos aparatos omnipresentes que generan más ingresos que cualquier otro juego del casino, están más de moda que nunca.

Hay más de 120 mil de ellas en Nevada en 330 locales con licencia no restringida, incluidas más de 85 mil en el Condado Clark, según la Junta de Control del Juego de Nevada.

Eso no cuenta las tragamonedas de más de dos mil locales con licencia restringida -en su mayoría tiendas de conveniencia, bares y restaurantes- que pueden tener hasta 15 máquinas por local.

En los últimos 12 meses, de abril de 2021 a marzo, las máquinas tragamonedas gestionadas por los titulares de licencias no restringidas en Nevada generaron 9,085 millones de dólares de los 14,375 millones ganados por los casinos. En los 12 meses anteriores a la pandemia, de abril de 2019 a marzo de 2020, las tragamonedas aportaron 7,123 millones de dólares, un 27.5 por ciento menos de ingresos, y eso con 457 licenciatarios.

¿Qué hay detrás de la explosiva popularidad de las máquinas a las que históricamente se ha llamado “bandidos de un solo brazo”?

Los expertos del sector, incluidos los fabricantes de máquinas tragamonedas, los propietarios de casinos y los analistas, están de acuerdo en que el COVID-19 tuvo en última instancia un impacto positivo en el aumento de los ingresos de la industria del juego. La demanda reprimida y el mayor dinero en los bolsillos de los consumidores en forma de cheques de estímulo ayudaron a que la gente acudiera a los casinos una vez que estos volvieron a abrir tras la pandemia.

Los expertos también señalaron que los fabricantes se esforzaron por hacer más atractivas las máquinas tragamonedas, sobre todo para los jugadores ocasionales.

“Había una falta de opciones de entretenimiento en algunos lugares, y la industria del juego se benefició de ello”, dijo Todd Eilers, director de Eilers & Krejcik Gaming, una empresa de investigación de la industria con sede en Irvine, California.

“Hubo una cantidad de estímulo federal sin precedentes que realmente impulsó el gasto de los consumidores, y eso obviamente también tuvo un impacto. Cuando se reabrió el mercado, había jugadores que hacía tiempo que no iban a los casinos, así que había una demanda reprimida y consumidores con más dinero para gastar. Eso es lo que impulsó el gasto en máquinas tragamonedas, mayor que antes del COVID”.

Eilers dijo que el repunte de las tragamonedas no era solo un fenómeno de Nevada. En los casinos de Estados Unidos y Canadá en 2021, los ingresos brutos de las máquinas tragamonedas fueron un 13 por ciento superiores a los niveles previos al COVID, hasta los 108 mil millones de dólares.

A las máquinas tragamonedas les fue mejor que a los juegos de mesa, y Eilers señaló que los ingresos de los juegos de mesa siguen estando un 4-5 por ciento por debajo de los niveles previos a la pandemia.

“Creo que es una combinación de factores relacionados con la pandemia lo que está impulsando el buen rendimiento de las tragamonedas en todo el sector”, dijo Nick Khin, director de operaciones de juego global de IGT, empresa con sede en Londres y con gran presencia en Las Vegas.

“En primer lugar, la gente que se mantuvo alejada de los casinos debido a la pandemia echaba mucho de menos el juego, y ahora, con la mayoría de la población vacunada o con el COVID, se sienten mucho más cómodos al volver. Así que sí, hubo cierto nivel de demanda reprimida”, dijo.

“También debemos recordar que la gente redujo significativamente el gasto durante el punto álgido de la pandemia debido a todas las incertidumbres, lo que se puso de manifiesto en las mayores tasas de ahorro. Esto significa que la gente se ha dotado potencialmente de un presupuesto de ocio mayor o más alto de lo que quizá estaba acostumbrada antes”.

Presentación del juego

Pero no se trata solo de una demanda reprimida y de mayores presupuestos para apuestas, dijo el analista del sector Brendan Bussmann, fundador de B Global, con sede en Las Vegas.

“Hay una combinación de razones para el aumento de los ingresos de las tragamonedas”, dijo. “Parte de ello es el continuo resurgimiento del sector tras la pandemia, pero también se trata de que los operadores y proveedores responden a los clientes en los juegos disponibles en el piso. Definitivamente hay un cambio en los últimos dos años de donde pensábamos que estaríamos hoy”.

Un aspecto de ese cambio tiene que ver con la presentación de los propios juegos.

Las mejoras de las máquinas tragamonedas han seguido animando a los jugadores a sentarse y jalar la palanca.

Marcus Prater, antiguo director ejecutivo de la Asociación de Fabricantes de Equipos de Juego, que se retiró en febrero, dijo que las inversiones de los fabricantes en hardware han dado lugar a máquinas más atractivas que hace cinco años.

Los fabricantes, como IGT, Aruze Gaming y Aristocrat, han creado máquinas tragamonedas que se elevan sobre el jugador e incluyen más pantallas y gráficos coloridos que sumergen al usuario.

“Si entraras en un casino en 2010 y no volvieras hasta 2022, dirías: ‘Madre mía, esto parece totalmente diferente’”, dijo Prater. “El show visual que se presenta en el piso es muy diferente al de hace años”.

Josh Swissman, socio fundador de Strategy Organization, con sede en Las Vegas, dijo que al principio de su carrera trabajó en la recepción de un centro turístico y siempre recuerda que las máquinas tragamonedas cercanas a su puesto de trabajo llamaban a la gente para que jugara a la tragamonedas Wheel of Fortune.

“Los fabricantes han trabajado mucho en acuerdos de co-branding y contenido de terceros”, dijo Swissman. “El más famoso es probablemente el acuerdo de la ‘Wheel of Fortune’. Creo que eso hace mucho para atraer a la gente a jugar a esas máquinas tragamonedas”.

Grandes cambios en una década

“Solo tienes que pasear por el piso del casino y compararlo con el de hace 10 años para ver que estas máquinas tragamonedas son piezas increíbles de tecnología, con todas estas grandes pantallas curvas, increíbles secuencias de iluminación y sonidos”, dijo Swissman. “Estos fabricantes son maestros en atraer la atención del cliente del casino, incluido el cliente ocasional del casino”.

Khin, de IGT, dijo que Eilers &Krejcik ha reportado que la Wheel of Fortune y Megabucks fueron nombrados como los juegos de área amplia de mayor rendimiento en Norteamérica.

“Como sabes, acabamos de celebrar 25 años con la Wheel of Fortune”, dijo, y señaló que los juegos probados parecen superar a muchos de los nuevos.

Pero no necesariamente.

En Circa, The D y Golden Gate, el propietario Derek Stevens dijo que ha visto un aumento significativo de los juegos en grupo y de los juegos de mesa electrónicos de estilo estadio.

Un ejemplo de ello es “Go Go Claw”, un juego de habilidad parecido a una manivela que recuerda a los salones recreativos de las pizzerías. Solo que en lugar de un oso de peluche, los jugadores que ganan pueden cobrar. Stevens dijo que, aunque el juego es efectivamente una máquina tragamonedas, los grupos lo tratan como un juego social porque pueden jugar por turnos y ver quién tiene la mano hábil.

“Son los juegos de grupo y de camaradería los que realmente me llaman la atención en este momento”, dijo Stevens. “Quizá esto se remonte también a la pandemia, porque hay muchas ganas de que la gente pase el rato y esté unida”.

El juego de mesa electrónico ganó popularidad cuando llegó el COVID, porque en muchos casinos era necesario el distanciamiento social y la gente era reacia a acercarse demasiado a otras personas, incluso cuando llevaban cubrebocas.

Juegos de mesa electrónicos

Los juegos de mesa electrónicos tienen muchas formas. Algunos tienen crupieres en vivo con terminales de apuestas electrónicas. Otros se establecen “al estilo de un estadio” con docenas de terminales. Algunos tienen crupieres completamente virtuales.

“Hubo una reticencia a las mesas en vivo debido a las reglas de distanciamiento social”, dijo Eilers. “En algunos casos, los casinos las adoptaron debido a los costos crecientes para pagar a más crupieres con el aumento de los salarios”.

Dijo que, antes del COVID, había unos 14 mil juegos de mesa electrónicos en el mercado de los casinos. A finales de 2021, había 17,720 unidades, lo que supone un aumento del 27 por ciento.

Un tipo de máquinas tragamonedas que no ha funcionado -y todas las fuentes están de acuerdo- han sido los juegos basados en la habilidad.

“No creo que los juegos de habilidad dirigidos al público más joven hayan formado parte de la ecuación de crecimiento. Los juegos probados siguen siendo los más populares”, dijo Khin de IGT.

“Los juegos de habilidad no han hecho nada”, dijo Eilers. “Son irrelevantes”.

Entonces, ¿hasta cuándo puede continuar el boom de las tragamonedas?

La mayoría está de acuerdo en que, aunque todavía hay espacio para el crecimiento a corto plazo, ya que el negocio de las convenciones y los viajes internacionales vuelven a los niveles anteriores a la pandemia, la mayoría está de acuerdo en que el boom de las tragamonedas no es una propuesta sostenible.

Los miembros del sector advierten que la macroeconomía podría enfriar la racha. La rápida recuperación económica ha pasado de un extremo a otro, y ahora los estadounidenses se enfrentan a una inflación de 40 años. En abril, el índice de precios al consumo subió un 8.3 por ciento en comparación con el índice de hace un año, y todo, desde los alimentos hasta el combustible y los muebles, cuesta más.

“Tengo algunas preocupaciones que han surgido recientemente”, dijo Stevens. “Al salir de la pandemia, la demanda reprimida es grande. Pero me preocupa el impacto de la inflación. Los costos de transporte han subido mucho, y lo que es muy, muy importante es el costo de los vuelos (a Las Vegas) y eso subió”.

Otros están menos preocupados. Las visitas a Las Vegas se están recuperando bien, incluso con la depresión de los viajes internacionales, dijo Prater, y mientras los viajeros tengan dinero de bolsillo, habrá jugadores de tragamonedas.

Futuro incierto

Sin embargo, Charlie Lombardo, ejecutivo jubilado del sector del juego de Las Vegas, que ahora trabaja como consultor para Semínola Gaming y Hard Rock International, lanzó una nota de cautela.

“Siempre dijimos que éramos a prueba de recesión porque la gente siempre tenía dinero para el juego, el sexo y la bebida”, dijo. “No creo que eso sea cierto hoy. En primer lugar, hay tantos casinos, y en segundo lugar, creo que hay tanta incertidumbre en el mundo actual, que creo que la gente va a retroceder y los casinos van a ser una de las primeras cosas en desaparecer”.

Lombardo dijo que cree que los complejos de casinos quieren “volver al estilo de vida que tenían antes de la pandemia, que era el negocio de las convenciones, el negocio de los clubes nocturnos, el negocio de los grandes shows, donde pueden obtener la mayor cantidad de dinero de cualquier individuo”.

Pero, dijo, “cuando empiecen a ir por ese camino, el primero que se irá será el jugador de casinos de gama baja, al quitarles el precio de los hoteles, ofreciendo menos ofertas y comps”.

Por ahora, sin embargo, hay un cauto optimismo.

“Tanto en el lado de los proveedores como en el de los operadores, muchas cosas pueden cambiar en muy poco tiempo. Y eso afecta a todos”, dijo Daron Dorsey, sucesor de Prater como director ejecutivo de AGEM.

“Que los fabricantes y los proveedores vean que sus clientes (los operadores de casinos) siguen gozando de buena salud y se recuperan de unos 18 ó 24 meses realmente difíciles es algo de lo que todos se alegran”, dijo Dorsey.

Prater dijo que las máquinas tragamonedas han sido una parte importante del repunte.

“Mientras el dinero esté ahí para el dinero discrecional, es totalmente sostenible”, dijo Prater. “Las tragamonedas siempre han estado ahí, tienen 120 años de antigüedad. Es uno de los dispositivos de entretenimiento más fascinantes que hemos tenido como sociedad”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Circus Circus añade más máquinas tragamonedas de la vieja escuela

El Circus Circus ha ampliado su condición de único casino del Strip que sigue ofreciendo máquinas tragamonedas que funcionan con monedas, instalando máquinas de monedas de cinco dólares junto a sus máquinas de un dólar.