85°F
weather icon Partly Cloudy

La Junta de Control del Juego de Nevada advierte de estafas dirigidas a los empleados de las jaulas de los casinos

La Junta de Control del Juego de Nevada (NGCB) está advirtiendo a los casinos de Las Vegas sobre una estafa dirigida a los empleados de las jaulas.

De acuerdo con un aviso enviado por NGCB 7 de julio, esta estafa en particular se dirige a los empleados de la jaula, con el mayor incidente conocido neto por 1.7 millones de dólares hasta el momento.

La NGCC emitió el aviso después de que el casino Circa, situado en el centro de Las Vegas, sufriera una estafa de 1.7 millones de dólares el mes pasado, después de que la policía dijera que una estafa de impostores engañó a una empleada haciéndole creer que estaba entregando bolsas de dinero a dos hombres en cuatro lugares distintos en nombre de uno de los dueños del hotel.

Erik Gutiérrez-Martínez, de 23 años, fue acusado en el caso y también se le acusa de tener como objetivo casinos de Mesquite y Laughlin en un plan similar.

NGCC está advirtiendo a los gerentes de los casinos que, al parecer, los sujetos criminales están usando tácticas de ingeniería social para hacerse pasar por ejecutivos de los casinos y ordenar a los empleados de las jaulas que retiren dinero en efectivo y lleven los fondos fuera de las instalaciones para realizar pagos de emergencia en nombre del casino, poniéndose en contacto con ellos a través de llamados PBX (sistema de telefonía empresarial). La llamada inicial suele ir seguida de un mensaje de texto al celular de dicho empleado, supuestamente enviado por un segundo directivo, en el que se confirman las instrucciones fraudulentas, según el aviso.

“La estafa de la jaula es sofisticada y ha sido sorprendentemente eficaz para defraudar a los casinos”, señala el reporte de la NGCB. “Los sujetos obtienen información sobre dueños de casinos de alto nivel, empleados, gerentes y otras personas relacionadas con las operaciones monetarias del casino. A continuación, los estafadores se ponen en contacto con los empleados de las jaulas usando diversos escenarios para manipular al personal basándose en el temor a consecuencias negativas para los empleados y/o las operaciones del casino. Siempre que un empleado vacila o se resiste a actuar con rapidez, los sujetos afirman que existe una urgencia extrema para el pago fuera del casino. Además, se infiere que se pagará una bonificación al empleado por los inconvenientes de la asignación poco ortodoxa”.

NGCB dijo que la estafa sigue evolucionando y “los investigadores han notado un cambio en las tácticas para apuntar a los pozos de juego y otras áreas de los casinos. Cualquier persona que sospeche de intentos fraudulentos en una propiedad con licencia puede llamar a la División de Aplicación de la NGCB en 702-383-7500.

LO ÚLTIMO