71°F
weather icon Clear

La ACLU presentó una demanda federal contra la ley de puentes peatonales del Strip

La American Civil Liberties Union (ACLU) de Nevada presentó el viernes una demanda federal contra una nueva ordenanza del condado que prohíbe detenerse o permanecer de pie en los puentes peatonales de Strip.

La demanda alega que la ordenanza del condado, aprobada a principios de enero, viola los derechos de la Primera Enmienda de los artistas callejeros que actúan, solicitan propinas o reparten folletos en los puentes peatonales.

“Convertir en delincuentes a personas comunes que se detienen solo unos segundos en un puente peatonal financiado con fondos públicos, que es en donde los derechos de la Primera Enmienda —en general, los derechos individuales— son más fuertes, es problemático”, dijo el presidente ejecutivo de ACLU de Nevada Athar Haseebullah.

La portavoz del Condado Clark Jennifer Cooper dijo que el condado no puede hacer comentarios sobre litigios pendientes.

La denuncia se presentó en nombre de Brandon Summers, violinista que se presenta en EL Strip desde 2009, y de Lisa McAllister, que usa una silla de ruedas debido a una lesión medular y usa los puentes peatonales para desplazarse por el corredor de Strip.

McAllister corre peligro de ser procesada en virtud de la ordenanza del condado, alega la demanda, si se detiene mientras está en los puentes peatonales.

“Debido a su discapacidad, la demandante McAllister debe detenerse a menudo de forma inesperada”, dice la demanda. “Por ejemplo, debe detenerse cuando se produce una avería mecánica en su silla de ruedas, cuando se le cansan los brazos de tanto usarla o cuando la visión de su camino se ve bloqueada por otras personas que caminan delante de ella”.

La denuncia también alega que la ordenanza viola la Decimocuarta Enmienda y la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA).

La ordenanza fue aprobada por unanimidad el mes pasado por los comisionados del Condado Clark a pesar de la oposición de ACLU de Nevada y miembros de la comunidad.

Los funcionarios del condado y el Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD) dijeron que la ley pretende mantener la seguridad pública garantizando la circulación continua a través de los puentes.

El condado también argumentó que la ordenanza no limita la actividad de la Primera Enmienda, porque los artistas callejeros y otros pueden participar en el discurso en la acera debajo de los puentes.

Las personas que esperan para usar una escalera, ascensor o escalera mecánica no infringen la ley.

Quienes infrinjan la ley pueden ser acusados de un delito menor, que puede acarrear una pena de hasta seis meses de cárcel, una multa de hasta mil dólares o ambas cosas.

Después de la aprobación de la ordenanza, el alguacil del Condado Clark Kevin McMahill le dijo a Las Vegas Review-Journal que la ley no se aplicará a las personas que se detengan a tomar fotos en los puentes, de lo que coincidió el condado en un comunicado emitido luego de la aprobación de la ley.

La demanda de ACLU alega que la ordenanza es demasiado vaga e “invita a una aplicación gravemente discriminatoria” de la ley.

En un comunicado, Haseebullah dijo el viernes que la ordenanza es “una de las normativas más extremas presentadas en años” y convierte en “ilegal una conducta inofensiva”.

“El condado ha hecho todo lo posible para defender públicamente esta terrible ordenanza, incluso emitiendo declaraciones públicas en las que menciona que las personas que se tomen selfies no serán objeto de la ordenanza, a pesar de que están incluidas en el lenguaje de la misma, lo que crea una falta de claridad sobre qué conducta está incluso prohibida por la ordenanza”, se cita a Haseebullah en la declaración. “El debido proceso exige claridad sobre las conductas prohibidas y que las leyes no se apliquen de forma selectiva”.

LO ÚLTIMO