65°F
weather icon Clear

JetBlue espera crecer en Las Vegas con su fusión con Spirit

Actualizado February 22, 2023 - 2:32 pm

El éxito de Las Vegas como popular destino turístico es una de las principales razones por las que JetBlue Airways y Spirit Airlines pretenden fusionarse, según declararon los principales ejecutivos de ambas compañías en una entrevista exclusiva con el Review-Journal.

“Las Vegas es una de las principales razones por las que estamos haciendo esta transacción”, dijo Robin Hayes, director ejecutivo de JetBlue. “Queremos tener una mayor presencia en Las Vegas. Creemos que la aerolínea combinada tiene un atractivo muy amplio, desde clientes de ocio sensibles a los precios hasta personas que viajan para conferencias e incentivos, y que pagan mucho menos de lo que pagarían en las aerolíneas tradicionales”.

JetBlue, actualmente la aerolínea nacional No. 9 en el Aeropuerto Internacional Harry Reid, cuenta con nueve vuelos diarios a cuatro destinos. Voló a 915,188 pasajeros en 2022, un 22.4 por ciento más que el año anterior. Spirit voló con 7.3 millones de pasajeros en 2022, un aumento interanual del 54.2 por ciento.

Si los reguladores aprueban la fusión JetBlue-Spirit, anunciada por primera vez en julio de 2022, por valor de 3,800 millones de dólares, la nueva JetBlue se convertiría en la segunda compañía aérea comercial con más tráfico que presta servicio en el aeropuerto de Reid, por detrás de Southwest Airlines. También sería la quinta mayor compañía aérea de Estados Unidos, por detrás de Southwest, Delta, American y United.

Pero la fusión podría enfrentarse a la oposición del Departamento de Justicia.

Hayes y el presidente y director ejecutivo de Spirit, Ted Christie, reconocieron que la semana pasada hubo numerosos reportes en los medios de comunicación que indicaban que el Departamento de Justicia podría actuar el mes que viene para bloquear la fusión.

“Si no conseguimos eso (la aprobación) y deciden demandarnos, tendremos que ir a los tribunales y ganar la discusión”, dijo Hayes. “Si tenemos éxito, podremos cerrar la transacción y comenzar el proceso de pasar a un certificado de operación único, y eso significa que hay que combinar las aerolíneas a un set común de procedimientos y un set común de capacitación”.

Para Las Vegas, eso significa que Spirit tendría 196 vuelos a 41 destinos y JetBlue, nueve vuelos a cuatro destinos. Los únicos destinos a los que vuelan actualmente ambas aerolíneas son el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles y Fort Lauderdale, Florida.

Spirit creció hacia el Oeste

JetBlue, fundada por el actual director ejecutivo de Breeze Airways, David Neeleman, empezó a operar en 2000 y se centró en los destinos de la Costa Este y el Caribe. Neeleman modeló su aerolínea siguiendo el modelo de Southwest, pero su popularidad creció cuando la empresa añadió ventajas y comodidades que Southwest no ofrecía, como sistemas de entretenimiento en los respaldos de los asientos y servicio de comidas.

Spirit, con sede en Miami, que empezó a operar en 1990, se centró en Florida y el Caribe, pero se expandió rápidamente hacia el centro de Estados Unidos y la costa oeste. Christie, que se incorporó a Spirit en 2012 y se convirtió en presidente y director ejecutivo en 2019, dijo que la empresa ve Fort Lauderdale y Orlando -y Las Vegas- como sus mayores oportunidades.

“JetBlue tiene una presencia considerable más conocida en el noreste, la costa este, Florida y el Caribe”, dijo Christie. “En realidad, Spirit también aporta algunas cosas. Somos considerablemente mayores que JetBlue en la parte central del país, en lugares como Houston, Dallas, Atlanta, Chicago, Denver y Las Vegas en particular.

“Creo que hay una oportunidad tremenda en Las Vegas y en la parte occidental de Estados Unidos para crear una aerolínea de elección a escala nacional. Sé que Robin va a estar muy entusiasmado con la idea de aprovechar esos activos de forma que aumente la competencia y ofrezca tarifas más bajas a la gente”.

Entre los argumentos que Hayes y Christie llevarían a los tribunales, si fueran demandados, está el beneficio general que una compañía de bajo costo aporta al mercado cuando compite contra lo que ellos llaman las “Cuatro Grandes” aerolíneas tradicionales.

“Seremos la quinta aerolínea más grande de Estados Unidos, pero será una quinta lejana frente a lo que es un monstruo de cuatro aerolíneas que dominan el espacio, controlan los precios, mantienen su pulgar sobre las aerolíneas de bajo costo como JetBlue y Spirit y otras”, dijo Christie.

“Esta combinación va en contra de todo eso y, de hecho, ayuda a los reguladores a crear una narrativa en torno a la competencia que es buena para los consumidores. Así que somos optimistas y pensamos que los argumentos que hemos presentado les convencerán para que procedan lo antes posible, porque es bueno para los viajeros. En caso de que no lo consigamos, lucharemos y tendremos tiempo de sobra para engranar las flotas”.

Christie y Hayes dijeron que esperan que la nueva JetBlue tenga una cuota de mercado del nueve por ciento.

Beneficios para Las Vegas

Hayes dijo que la fusión beneficiaría especialmente a Las Vegas.

“Al unir estas redes y hacerlas crecer, en realidad uno más uno es igual a tres, porque creas más oportunidades de conexión a medida que creces”, dijo. “Observo rutas como Buffalo-Vegas, por ejemplo, y otros mercados de la Costa Este a Las Vegas”.

Añadió que, debido al “efecto JetBlue” -la presencia de una compañía de bajo costo en un mercado-, otras compañías establecidas se verían obligadas a bajar sus tarifas para poder competir.

Eso podría ser cierto en la ruta Las Vegas-Reno, que Spirit añadió recientemente. Los vuelos adicionales en esa ruta podrían obligar a Southwest a bajar sus precios. Allegiant Air también vuela en esa ruta, pero no con tanta frecuencia como Southwest.

La transición durará años

La transición de los aviones de Spirit a los colores de JetBlue tardaría años en completarse, pero se espera que sea un proceso relativamente fácil. Ambas vuelan con aviones bimotores Airbus A320 y su variante de mayor capacidad, el A321.

Spirit tiene actualmente 194 aviones en su flota y 124 en pedidos. Hayes, que bromeó diciendo que él y Christie deberían dedicarse al negocio de la pintura con todas las conversiones que habría que hacer, dijo que se tarda unos 30 días en convertir un avión de Spirit a las especificaciones de JetBlue.

Entre las conversiones estaría la transición de algunos reactores al producto “Mint” de JetBlue, un servicio de cabina premium con clase business y asientos reclinables para vuelos transcontinentales y algunos vuelos al Caribe. Hayes dijo que el servicio es popular en las rutas existentes de Las Vegas hacia y desde Boston y Nueva York.

Si la fusión tiene éxito, la nueva JetBlue también aumentaría el número de empleados con base en Las Vegas. Spirit ya tiene bases de tripulación en Las Vegas. Hayes dijo que la fusión probablemente daría lugar a tener 1,300 empleados aquí.

LO ÚLTIMO