88°F
weather icon Clear

Imágenes de la NASA muestran los cambios en el río Colorado tras la liberación de agua

Actualizado May 15, 2023 - 4:25 pm

La Oficina de Recuperación de Estados Unidos liberó el mes pasado un torrente de agua de la presa de Glen Canyon para reforzar los bancos de arena y las playas del río Colorado.

Gracias a la atenta mirada de los satélites Landsat 8 y Landsat 9 de la NASA, ahora podemos ver los cambios que ese diluvio provocó en el río.

Tras uno de los inviernos más lluviosos de los últimos años en el Oeste, la Oficina de Recuperación llevó a cabo entre el 24 y el 27 de abril lo que denomina un “Experimento de Caudal Elevado”, liberando hasta 39,500 pies cúbicos de agua por segundo desde la presa durante un periodo de 72 horas.

Esta cifra es muy superior a las descargas habituales de la presa, que oscilan entre ocho mil y 25 mil pies cúbicos por segundo.

Las fotos del antes y el después publicadas por el Observatorio de la Tierra de la NASA muestran cambios sutiles pero significativos en la cantidad y el emplazamiento de la acumulación de arena a lo largo del tramo del río bajo la presa Glen Canyon del Lago Powell que serpentea por Horseshoe Bend y Marble Canyon.

“Si bien hay pequeños cambios en la orientación de las sombras entre las dos imágenes, la mayoría de los cambios visibles en el río se deben a los niveles de agua más altos asociados con el experimento de alto flujo”, dijo la agencia en un comunicado de prensa.

Desde que finalizó la construcción de la presa de Glen Canyon en 1963, la cantidad de arena que desemboca en el Gran Cañón se ha reducido en más de un 90 por ciento, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Esa disminución de la arena ha provocado una reducción significativa del número y tamaño de los bancos de arena del río Colorado, zonas frecuentadas por campistas y balseros y consideradas hábitats importantes para especies acuáticas y aves. Las descargas de gran caudal pretenden imitar las inundaciones naturales que normalmente arrastrarían los sedimentos río abajo.

El experimento de caudal elevado de este año fue el primero realizado por la Oficina de Recuperación desde 2018. La sequía a largo plazo que ha provocado un clima más cálido y seco en el suroeste y menos agua que fluye hacia el río Colorado cada año ha obligado a los administradores federales del agua a priorizar el mantener más agua en el Lago Powell.

El personal del Servicio Geológico de Estados Unidos y del Servicio de Parques Nacionales documentará los cambios en los sedimentos a lo largo del río en las próximas semanas.

LO ÚLTIMO