81°F
weather icon Cloudy

FTC presenta demanda para bloquear la fusión Kroger-Albertsons, porque podría elevar precios

Nevada y la Comisión Federal de Comercio (FTC) presentaron una demanda para bloquear la fusión propuesta entre los gigantes de supermercados Kroger y Albertsons, alegando que el acuerdo de 24,600 millones de dólares eliminaría la competencia y provocaría un aumento de los precios para millones de estadounidenses.

La FTC presentó el lunes la demanda ante el Tribunal Federal de Distrito en Oregón. El procurador general de Nevada, Aaron Ford, se unió a la demanda junto con otros siete estados y el Distrito de Columbia.

Kroger y Albertsons, dos de las mayores cadenas de supermercados del país, acordaron fusionarse en octubre de 2022. Las empresas dijeron que una fusión les ayudaría a competir mejor con Walmart, Amazon, Costco y otros grandes rivales. Juntos, Kroger y Albertsons controlarían alrededor del 13 por ciento de los supermercados de Estados Unidos; Walmart controla el 22 por ciento, según el analista de JP Morgan Ken Goldman.

Kroger, con sede en Cincinnati, Ohio, opera 46 supermercados Smith’s en 12 ciudades de Nevada, según informaron anteriormente las autoridades estatales. Albertsons, con sede en Boise, Idaho, opera 35 tiendas Albertsons, siete Safeway y nueve Vons. Juntas, las empresas dan empleo a unas 700 mil personas en todo el país.

La fusión, anunciada en un momento de elevada inflación en los precios de los alimentos, ha estado sometida durante mucho tiempo al escrutinio de las autoridades de Nevada y sus homólogos de todo el país. Los precios de los alimentos consumidos en Estados Unidos suelen subir un 2.5 por ciento al año, pero en 2022 aumentaron un 11.4 por ciento y en 2023 otro 5 por ciento, según datos del Gobierno. La inflación está disminuyendo, pero gradualmente.

“La adquisición de Albertsons por parte de Kroger provocaría alzas adicionales en los precios de comestibles de uso cotidiano, agravando aún más la presión financiera a la que se enfrentan hoy los consumidores de todo el país”, dijo en un comunicado Henry Liu, director de la Oficina de Competencia de la FTC.

La FTC, que afirmó que el acuerdo propuesto sería la mayor fusión de supermercados de la historia de Estados Unidos, dijo que también eliminaría la competencia para los trabajadores, amenazando su capacidad para conseguir salarios más altos, mejores prestaciones y mejores condiciones de trabajo.

Kroger ha prometido invertir 500 millones de dólares para bajar los precios en cuanto se cierre la operación. Dijo que también invirtió en reducciones de precios cuando se fusionó con Harris Teeter en 2014 y Roundy’s en 2016. Kroger también prometió invertir 1,300 millones de dólares en mejoras de tiendas en Albertsons como parte del acuerdo.

“La decisión de la FTC hace que sea más probable que los consumidores de Estados Unidos vean precios más altos en alimentos y menos supermercados en un momento en que las comunidades de todo el país ya enfrentan una alta inflación y zonas con escasez de alimentos”, dijo la compañía en un comunicado el lunes. “De hecho, esta decisión solo fortalece a los minoristas más grandes y no sindicalizados como Walmart, Costco y Amazon al permitirles aumentar aún más su abrumador y creciente dominio de la industria de supermercados”.

Un vocero de Albertsons dijo: “Por el contrario, la fusión de Albertsons Cos. con Kroger asegurará que nuestros supermercados de vecindario puedan competir mejor con estos mega minoristas, todo mientras se beneficia a nuestros clientes, asociados y comunidades. Nos decepciona que la FTC siga usando la misma visión anticuada de la industria de supermercados de Estados Unidos que usaba hace 20 años, y esperamos presentar nuestros argumentos ante el Tribunal.”

El año pasado, C&S Wholesale Grocers acordó comprar 413 tiendas, incluidas 15 en Nevada, y ocho centros de distribución en los que Kroger y Albertsons acordaron desinvertir, en mercados en los que las tiendas de ambas empresas se superponían. C&S dijo que respetaría todos los convenios colectivos con los trabajadores.

Aun así, el sindicato United Food and Commercial Workers, que representa a 835 mil trabajadores de supermercados en Estados Unidos y Canadá, votó el año pasado en contra de la fusión, alegando que Kroger y Albertsons no habían sido transparentes sobre el impacto potencial de la fusión en los trabajadores.

El sindicato también criticó el pago de cuatro mil millones de dólares a los accionistas de Albertsons, anunciado como parte del acuerdo de fusión. Varios estados, entre ellos Washington y California, intentaron sin éxito bloquear el pago en los tribunales, alegando que debilitaría financieramente a Albertsons.

Kroger y Albertsons esperaban cerrar el acuerdo a principios de año. Pero las dos empresas anunciaron en enero que era más probable que se cerrara en la primera mitad del año fiscal de Kroger. El segundo trimestre fiscal de Kroger termina el 17 de agosto.

LO ÚLTIMO